Entrevista. Ricardo Criado: "El mayor tesoro del club es la afición"
Ricardo Criado nos muestra una fotografía de la Real Sociedad de los años 80. (Foto: Giovanni Batista)

Ambicioso y luchador, así se describe Ricardo Criado en una entrevista en la que nos habla de lo que han sido 40 años de duro, pero a la vez, reconfortante trabajo para él. A su vez, nos muestra sus ganas de ir más allá, y nos explica cuáles son sus intenciones para el futuro más próximo: 

Pregunta: ¿Cómo se encuentra en estos momentos? 

Respuesta: En estos momentos me encuentro preparando mi página web, Egunon Telebista.com, donde vamos analizando la actualidad de la Real, pero centrándonos sobre todo en la historia, que es la parte a la que más importancia le doy. Mi objetivo es ofrecer a todos los chicos y chicas la época dorada de la Real en Atotxa, la de la Real campeona; ya que ellos no la pudieron vivir en su momento. 

P. ¿Cómo fueron sus comienzos en el mundo de la imagen?

R. Fui comercial, era representante de una empresa de perfumería y de alimentos pero no me gustaba, y empecé a plantearme el hecho de poder dedicarme al mundo de la imagen y de la comunicación. Comencé con mucha humildad, comprándome una cámara de video Sanyo, que me costó una barbaridad. Tuve la suerte de poder hacer un máster en la Escuela de Cine, un curso que duraba 4 meses, en el que hicimos de realizador, de regidor, de cámara e incluso de periodista. Estos fueron un poco mis inicios. 

P. Más de 20.000 fotografías realizadas en los últimos 40 años con aproximadamente 30.000 minutos de contenido audiovisual. Como todo, esto también tiene su comienzo. ¿Cuál es?

R. Cuando era joven, tenía la ilusión de tener alguna foto de la Real, ya que en casa no tenía ninguna, en mi familia no se vivía el fútbol. Recuerdo que solía ir a una tienda de fotografía llamada Fotografía Igües, a pedir fotos, y solían ponerme pegas, hasta que un día una empleada de la tienda me entregó diez fotos, preciosas.

A partir de ese momento comencé a buscar fotos, adquiriéndolas de revistas, de la prensa de la época, así semana a semana durante 40 años. Así empezó todo.   

P. ¿Cuando comienza a digitalizar las imágenes? 

R. Comienzo en 2004, voy digitalizándolas una a una, una auténtica locura. He estado diez años digitalizando todas las fotos. Cuando el banco de datos está terminado te indica que tienes más de 20.000 fotografías, es algo increíble. Después hay que clasificar todo, jugadores, presidentes etc… Todo está clasificado por carpetas. También ha habido que mejorar muchas fotografías, no ha sido nada fácil. 

Ahora toca que la afición lo disfrute. Lo que realmente me fascina es eso, que lo disfruten todos los que no lo pudieron vivir en persona. 

P. Y tras muchísimos años de trabajo, llega el momento de dar a conocer su archivo digital.

R. Así es, tras muchos años de trabajo llega el momento de que las generaciones de aficionados realistas, que no pudieron vivir in situ los maravillosos años de Atotxa lo hagan. Para ello, mi intención es conseguir un espacio amplio en el que poder mostrar tanto las fotografías como los archivos audiovisuales de los que dispongo.

P. ¿Se ha puesto en contacto con alguna entidad para llevar a cabo su idea? 

R. Sí, estamos teniendo contactos con personas importantes, entre ellos, con algunos compañeros de los medios de comunicación. Tenemos que buscar vías para ver si esto se puede llevar a buen término. Sabemos que el dinero manda.

Me he puesto en contacto con Tabacalera para ver si puede cederme el espacio, pienso que sería el lugar ideal.  Se va a entregar un dossier presentando el tema junto con algunas fotos y datos con la idea de que puedan colaborar, pero sabemos que el tema está difícil. 

Lo que sí tengo muy claro es que esto debe ser sin ánimo de lucro, no quiero que nadie tenga que pagar un solo euro para ver esto. Esto también lo complica, pero seguiremos intentándolo.  

P. Como fiel seguir del club donostiarra que es usted, ¿Qué significa para usted ser de la Real Sociedad?

R. Ser de la Real es un sentimiento de equipo muy profundo. Para mí, el mayor tesoro que tiene el club es la afición. Tras descender a segunda no le dio la espalda al equipo, ha estado siempre a la altura, acompañando al equipo tanto en Anoeta como fuera de casa.  

P. ¿Que suponía ir a Atotxa cada domingo para un aficionado de la Real? 

R. (Suspira) Llegan las emociones ahora. No recuerdo el primer partido que vi en Atocha. Recuerdo que era de noche, en el año 1972. Yo iba a estudiar al colegio de Egia, en San Sebastián, tenía 12 años. El director nos ofrecía invitaciones gratuitas para que acudiésemos al estadio, pero yo siempre rechazaba la invitación, puesto que prefería practicar el fútbol antes que verlo.

Tanto me insistieron mis profesores que un día decidí ir. El problema llegó después ya que cuando no podía ir estaba fastidiado. Mi grupo de amigos y yo estábamos en Preferencia, en Duque de Mandas, lo que hoy sería la Tribuna Este, todos nos ubicábamos de pie en esa grada. Ir a Atocha era muy emocionante.   

P. Un partido especial fue sin duda, el derbi disputado en 1975 ante el Athletic. ¿Cómo lo vivió? 

R. Los derbis con el Athletic eran maravillosos. Fue el primer derbi que pude ver en Atotxa, y fue increíble. El partido se jugó a las 17 de la tarde, hizo un día precioso. Tuvimos que estar dos horas y media antes del partido para coger sitio en uno  de los fondos del mercado de frutas. Atocha tenía un aforo de más de 25.000 mil personas y estaba a reventar. Eran unos años maravillosos, estaban todos nuestros futuros campeones: Satrústegi, Zamora, Arconada… Fueron años muy bonitos.

Imagen del histórico derbi disputado en 1975 (Foto: Archivo fotográfico de Ricardo Criado
Imagen del histórico derbi disputado en 1975 (Foto: Archivo fotográfico de Ricardo Criado)

P. ¿Cómo fue el cambio de Atotxa a Anoeta?  

R. Fue un cambio muy brusco, puesto que pasamos de tocar prácticamente al jugador a contemplar el terreno de juego muy lejos en Anoeta. El comentario general fue de frialdad. Nunca me adapté, puesto que el fútbol no se veía igual. Yo prefería verlo de mala manera, de pie, sentías esa cercanía con los jugadores. Anoeta es muy cómodo, no te mojas, no pasas frío, algo que sí sucedía en Atotxa, pero aun así es muy frío, el fútbol se ve desde muy lejos. 

Yo estaba ubicado en uno de los fondos, en la portería que da a la Avenida de Madrid. Nunca me adapté, a pesar de que estuve yendo al campo hasta el año 2005.  

Hasta aquí la entrevista, muchas gracias por atendernos. 

Gracias a vosotros, que os vaya muy bien, un saludo a todos los componentes de VAVEL. 

VAVEL Logo