Rafa Benítez, el fracaso anunciado
Foto | Alejandro Mateos - VAVEL

El equipo caminaba con paso aparentemente firme durante la pretemporada, ganando la mayoría de los partidos y encajando muy pocos goles. Con esta confianza comenzaron las competiciones oficiales y el equipo seguía intratable. Si bien el juego no era del todo bueno para el gusto de los aficionados, la coordinación entre los jugadores y los resultados iban llegando. Esa coordinación terminaría por pasar factura al conjunto merengue, ya que los movimientos eran demasiado "robóticos", con poco sitio para la imaginación. Pero como los resultados eran buenos, 14 victorias y cuatro empates en los 18 primeros partidos oficiales, las dudas se mantenían en un segundo plano.

Primer varapalo

A pesar de estar al margen, las dudas se encontraban ahí, para que en el momento crítico salieran a relucir. Y así fue. Llegaron los dos primeros palos de la temporada. El primero en Nervión, donde después de una salida fulgurante del Madrid, gol de chilena de Ramos incluido, el conjunto de la capital se echó atrás. Un error grave que le costó la primera derrota liguera al Real Madrid. Pero tan solo una semana más tarde llegaría el Barcelona, quien le endosó cuatro goles en el Santiago Bernabéu. La gente se empezaba a hartar del juego del equipo y los primeros rumores de que los jugadores comenzaban a discrepar con Benítez salieron a la luz. Pero la directiva, con Florentino Pérez al frente seguían confiando en él.

Diciembre, mes clave 

En este contexto y tras haber ganado al Shakhtar Donetsk sufriendo, de un 0-4 se pasó a un 3-4, y al Eibar llegó el mes clave en la temporada madridista, diciembre. El día clave llegó pronto, el día 2. El Real Madrid viajaba a Cádiz para comenzar la Copa del Rey, sin aparentes problemas para deshacerse de un Cádiz cuya única aspiración era encajar los menos goles posibles.

El Real Madrid cumplía, pero de pronto estalló la "bomba", el equipo blanco podía ser descalificado por alineación indebida de Denis Cheryshev. El ruso acumulaba una sanción del año anterior, cuando militaba en el Villarreal y nadie se dio cuenta de ese hecho. Como máximo responsable se señaló al entrenador, algo que le dejó muy tocado. 

Después vino el Getafe al que el Madrid ganó 4-1, en un partido en el que la afición volvió a mostrar su enfado con el juego del equipo. En Champions, el Madrid seguía con pasó firme, ganado 8-0 al Malmö. Pero llegó otra derrota. Esta vez en Villarreal, donde el Real Madrid pudo sacar algo más, pero no fue capaz de ver portería. Tras ese partido, Benítez quedó muy tocado, y solo faltaba un último empujón. Ese parecía llegar el día del Rayo. El Real Madrid iba perdiendo 1-2 y el Rayo le estaba pasando por encima para el enfado del público, pero el conjunto merengue terminó ganando 10-2, calmando mínimamente las aguas.

Día "D"

Tras ganar, de nuevo con dudas, a la Real Sociedad, llegó el partido clave. Precisamente el partido contra el Valencia en Mestalla, donde Benítez había sido un héroe y al que la afición "ché" le recibió como tal. Ese día el Madrid parecía que había dado un paso al frente, pero un error infantil atrás condenó a los madrileños. Al día siguiente la directiva se reunió en el Santiago Bernabéu y decidieron destituir a Benítez como técnico del Real Madrid.

Partidos

Victorias

Empates

Derrotas

Goles a favor

Golescontra

25 16 5 4 66 24*

*Contando los 3 goles del Cádiz, quien ganó 3-0, por la alineación indebida del Madrid.

VAVEL Logo