Cádiz, el decimotercer trabajo de Hércules
Foto: VAVEL

Es célebre por estas tierras la frase que dice que los gaditanos nacen donde les da la gana, es quizás por ello que el emparejamiento del Cádiz con otro histórico como el Hércules de Alicante para la disputa del quinto y penúltimo asalto por el combate del ascenso, constituya una oportunidad especial para recordar la vinculación de un semidiós a las tierras gaditanas, a cuyos trabajos se construyó un templo que llegó a ser uno de los grandes hitos del mundo antiguo en la Península Ibérica. El templo consagrado al dios fenicio Melkart, posteriormente identificado por los griegos con Heracles y por los romanos con la figura de Hércules, vincula de una manera crucial a Cádiz con su mítica figura.

Foto: eltemplodemelkart.blogspot.com
Foto: eltemplodemelkart.blogspot.com

Es más constituye un hecho histórico que César visitó Cádiz y siendo absolutamente preceptivo en aquella época hizo cumplida visita al templo de Melkart, ya llamado Hércules gaditano, para rendir pleitesía a la divinidad protectora de la ciudad. Cuentan además, que ya por entonces existía en el citado templo una estatua dedicada a Alejandro Magno, jovencísimo conquistador heleno al que se doblegó el mundo por entonces conocido, aquel del que cuentan que uno de sus grandes deseos no cumplidos fue la visita al citado templo, pues su divinidad tutelar era el Hércules griego. Cuenta además la leyenda que cuando César, el joven cuestor contempló la estatua de Alejandro Magno, lloró ante ella porque a su edad el heleno ya había dominado el mundo conocido.

Los diversos estudios históricos y arqueológicos ubican el citado templo en el castillo de Sancti Petri en la isla del mismo nombre en San Fernando (Cádiz). Estrabón en el siglo I describió detalles fundamentales referentes a la localización del templo y la fundación de la ciudad: "Los tirios fundaron Gadeira y alcanzaron el santuario en la parte oriental de la isla y la ciudad en la parte occidental...". Silio Itálico, poeta latino nacido hacia el año 23, narró que en el frontispicio aparecían los doce trabajos de Hércules labrados en bronce. En su altar ardía un fuego perpetuo, cuidado por la incesante vigilancia de sus sacerdotes. Según el historiador latino Pomponio Mela, bajo el templo estaban enterrados los restos de Hércules. Un templo a cuya entrada existían dos enormes columnas que flanqueaban la entrada, simbología que los fenicios atribuyeron a los dos grandes peñones que dan entrada al Mediterráneo (Kalpe y Abila).  "...fue el mismo Hércules quien separó los dos montes unidos (Abila y Kalpe) como una cordillera continua y así fue como al Océano, contenido antes por la mole de los montes, se le dio entrada a los lugares que ahora inunda”

El Hércules de Cádiz CF

Foto: elfutbolymasalla.com
Foto: elfutbolymasalla.com

Gádir, Gádeira, Gades, Cádiz…Hércules, Hércules gaditano, puede que Vicente Pastor de la Llosa Alfosea, apodado por sus amigos "El Chepa” quisiera en 1914 crear en Alicante un equipo tan poderoso como el semidiós mitológico Hércules. Posiblemente el conjunto alicantino haya adquirido tanta historia futbolística como el Cádiz CF, pero resulta que haciendo un repaso histórico de la figura de Melkart, Heracles y Hércules, este quiso ser gaditano para completar sus doce trabajos en este pequeño rincón. Además a ello hay que sumar el hecho histórico y futbolístico de que el Cádiz CF que llegó hasta nuestros días posee una estrecha vinculación con Heracles. Los legajos históricos del fútbol de la ciudad de Cádiz, que quedaron escritos con los nombres del Iberia FC (absorbido en 1932 por el Hércules), el Español de Cádiz, la Unión Deportiva Gaditana, el Mirandilla, el Balón de Cádiz, el Cádiz y el CD Hércules de Gades o gaditano, con el que el equipo amarillo se llegó a fusionar en 1943, cuando atravesaba uno de los momentos más delicados de su historia, evitando así la desaparición del equipo cadista y dando lugar al Hércules de Cádiz CF. Un conjunto por lo tanto absolutamente vital en el desarrollo histórico del club. Una fusión que no duró demasiado tiempo, pues no resultó deportivamente hablando, pero que forma parte de la historia de la entidad.

El decimotercer trabajo de Hércules

Desafortunadamente el templo de Melkart ya es solo un vestigio de otro tiempo, idéntica suerte a la que corrió el equipo de fútbol del Hércules gaditano, que desapareció en 1953, pero su lema “Voluntad y Entusiasmo” encaja como un guante en los tiempos actuales que el equipo amarillo vive. El citado lema podría constituir perfectamente la extensión de la campaña del #YoCreo surgida desde el club amarillo. Club en cuyo escudo queda representado el non plus ultra, las dos columnas, los leones y un semidiós del que cuentan dejó por estas tierras un trabajo pendiente tras los doce que nos legó la leyenda, pues se siente eternamente en deuda con una ciudad que elevó en su honor uno de los templos más bellos y reconocidos de su tiempo. 

Y ese decimotercer trabajo es el ascenso del Hércules, pero de ‘su Hércules gaditano’, un ascenso que bien podría llegar por la primera calzada romana construida durante el período de la República en la provincia romana de Hispania. La Vía Hercúlea o Heraklea, aquella que comunicaba Gades con Massalia (Cádiz y Marsella) por la costa, que en un principio fue camino natural y más tarde se convirtió en calzada romana, origen de la carretera N-340. La vía Heraklea comunica hoy dos acontecimientos deportivos de primer nivel, el que se disputa en Cádiz por un ascenso y el que se disputa en Francia por una Eurocopa. Es comprensible que todo el planeta preste mucho más atención al que acontece en Francia, pero con todos los respetos para el Hércules alicantino, para el verdadero Hércules, el semidiós ‘gaditano’, resulta mucho más importante resolver su deuda histórica con el pequeño rincón gaditano que elevó un templo en su honor.

Carranza el nuevo templo de Melkart

Foto: institucional.cadiz.es
Foto: institucional.cadiz.es

Templo hoy ubicado ulterior al centro de la ciudad, también a Sancti Petri y a la localidad gaditana de San Fernando, desde la que muchos cadistas acuden al Estadio Carranza. Carranza, nuevo templo del Melkart del fútbol gaditano de nuestro tiempo, en el que cuentan que el Hércules de Cádiz anda enfrascado en su decimotercer trabajo, elevar las dos columnas de sal por las que se colará el gol del ascenso que condonará la deuda histórica con su ciudad.

La historia describió al Melkart fenicio, al Heracles heleno, al Hércules romano, pero no existe en este junio de 2016 otro Hércules posible que el gaditano, porque como cuenta el dicho popular, los gaditanos nacen donde les da la gana, y al Hércules gaditano con “Voluntad y Entusiasmo”, le queda un importante y último trabajo por hacer. Iluminar a Cervera y los suyos para hacer posible una gesta en la que nadie creía, en la que se comenzó a creer y con la que se comienza a soñar, pues cuentan los viejos del lugar que en Carranza, templo amarillo de Melkart, Hércules sigue empeñado en completar el ascenso con un mítico decimotercer trabajo. 

VAVEL Logo