El proyecto de cantera del Mirandés
La cantera rojilla crece. El Mirandés tendrá cinco equipos de fútbol base, además del filial en Tercera División. | Infografía: Verónica Fernández (VAVEL)

A comienzos del pasado mes de mayo el Club Deportivo Mirandés anunciaba la decisión de ampliar de tres a cinco sus equipos de cantera, además del Mirandés B que milita en Tercera División. Una decidida apuesta tanto del Consejo de Administración de la entidad como del mánager general, Carlos Terrazas, por el desarrollo del fútbol base local que el propio presidente, Alfredo De Miguel, cuantificó en una partida presupuestaria cercana a los 300.000 euros destinada a este fin de cara a esta temporada. Un esfuerzo económico que muy pocos entrenadores estarían dispuestos a hacer teniendo que afrontar una exigente Segunda División, donde esa cantidad supondría la posibilidad de firmar mayores refuerzos para la plantilla profesional.

El primer movimiento fue la incorporación de Jorge Martín de San Pablo como director del fútbol base rojillo. El técnico toledano se ha hecho cargo también del banquillo del filial rojillo, Mirandés B, en Tercera División. Tal como anunció el propio Jorge Martín en su presentación, "queremos que nuestros equipos sean reconocibles por un estilo de juego y que los chicos progresen para que ojalá podamos formar dos o tres jugadores cada temporada de cara a que se puedan ir incorporando de manera progresiva al primer equipo".

A través del convenio establecido con el Club Deportivo La Charca, el Mirandés impulsará este curso dos equipos juveniles, dos cadetes y un infantil. El club rojillo beca a los jugadores de estos cinco equipos con el importe de la cuota anual que deben abonar al CD La Charca y les entrega a cada uno de ellos un carnet gratuito para poder presenciar tanto los partidos del Mirandés como los del Mirandés B. Todos ellos son considerados equipos de rendimiento, pero con una correlación lógica de edades entre los A y los B (formados mayoritariamente por jugadores de primer año de su categoría). Muchos jugadores han querido formar parte de la ampliación del proyecto de cantera del Mirandés, por lo que ha resultado necesario seleccionar para configurar las plantillas. No obstante, el club rojillo quiere que sus entrenadores sean capaces de desarrollar un seguimiento de jugadores, dentro y fuera del convenio, que evite en adelante realizar pruebas, ya que se trata de un sistema de selección poco eficaz.

Un trabajo formativo que se enmarca en la metodología de entrenamiento desarrollada por Carlos Terrazas y que parte con un doble objetivo: unificar los criterios, objetivos y forma de entrenar de todos los equipos del club y mejorar las capacidades de los jugadores desde el plano técnico, táctico, físico, estratégico y psicológico. Una metodología global que otorga mucha importancia al jugador y en el que todos los equipos del fútbol base rojillo desplegarán no solo el sistema táctico 1-3-4-3 que aplica el Mirandés en Segunda División, sino también (y más importante) una metodología de trabajo coherente a la desarrollada por el míster vizcaíno a lo largo de su trayectoria deportiva. De esta manera, los técnicos de la cantera planificarán sus entrenamientos de una manera muy similar a los dos primeros equipos del club (Mirandés y Mirandés B), adaptando lógicamente tanto los espacios como los tiempos en la ejecución de los ejercicios y buscando siempre unos objetivos de trabajo para cada sesión.

Casi todos los equipos del fútbol base rojillo han comenzado ya sus entrenamientos dirigidos por Petre Achim y Chuchi López (juvenil A), Marcos López (juvenil B), Antonio Matute (cadete A), Fernando de la Parte (cadete B) e Isaac Rasines (infantil A). El último equipo en incorporarse al trabajo será el cadete B, que empezará a primeros de septiembre.

Competiciones para la temporada 2016/2017:

Juvenil A: Primera División Regional.

Juvenil B: Primera División Provincial.

Cadete A: Primera División Provincial.

Cadete B: Segunda División Provincial.

Infantil: Primera División Provincial.

VAVEL Logo