Augusto se rompe los ligamentos y será operado este martes
Augusto Fernández, en el césped del Calderón pidiendo asistencia médica / Foto. Daniel Nieto - VAVEL

Segunda vez en dos años, ese es el balance de las rodillas de Augusto este 2016. Fichó por el Atlético, pedido expresamente por Simeone, en diciembre del año pasado, en el mercado invernal de la pasada temporada, para sustituir precisamente a otro lesionado, Tiago. Dos semanas más tarde, el colchonero se lesionaba en el Camp Nou. En aquella ocasión, el ‘12’ rojiblanco sufrió una lesión en su rodilla izquierda, en concreto, una rotura parcial del ligamento lateral interno.

Pues bien, no corría ni el minuto 20’ de encuentro frente al Deportivo de La Coruña, cuando Augusto recibió una dura entrada, de esas en las que la grada enmudece por el grito del jugador. Los malos presagios se cumplieron cuando el Atlético de Madrid hizo oficial el parte médico del jugador, rotura completa del ligamento cruzado anterior. La mala suerte le jugó la pasada completa esta vez. En enero estuvo unas 7 semanas de baja por la lesión antes mencionada, mientras que ahora tendrá que estar 7 meses en el dique seco. El jugador se marchó a los vestuarios para ser examinado por el Doctor Villalón con las manos en la cara, con claro gesto de dolor.

VAVEL ha podido saber que el jugador será operado el martes de la semana que viene, precisamente el día que el Atleti recibe, también en el Calderón, al Bayern de Munich, esta vez en competición europea. Augusto se perderá lo que resta de temporada, ya que su recuperación total está estimada para junio, cuando la temporada ya ha finalizado.

Aunque no fue rotura de ligamentos, cabe recordar que Augusto se quedó fuera de la lista del Mundial 2014 también por un problema de rodilla. Militaba entonces en el Celta de Vigo y se lesionó horas antes de que Sabella, ex seleccionador argentino, diese a conocer la lista de preseleccionados. La lesión aquella ocasión fue un esguince distal de grado II en el ligamento lateral interno de su rodilla derecha. Tardó tres semanas en recuperarse.

VAVEL Logo