Entrevista a Petrov: "El ambiente y las emociones en el Calderón no se pueden describir, hay que sentirlo"
Martin Petrov regatea al madridista Diogo | Foto: ATM

El ex futbolista búlgaro de 37 años, Martin Petrov, recorrió la banda izquierda del Vicente Calderón durante dos cursos (2005/06 y 2006/07). El extremo que aterrizaba en Madrid hace once años se caracterizaba por su velocidad, potencia, capacidad de asociación y calidad. Jugó 50 partidos con la elástica rojiblanca registrando tres goles y dos asistencias, las lesiones frenaron su prometedora progresión. 

El ambiente en el Vicente Calderón siempre impone al verlo por primera vez pero el de Vratsa ya conocía el estadio del Manzanares antes de fichar por la entidad. "En 1998 jugué con el PFK CSKA Sofia contra el Atlético en la Copa de la UEFA. Por desgracia me lesioné en la primera parte del partido de ida en Sofia y no pude jugar la vuelta en Madrid. Estuve en las gradas en el partido en el Calderón y sentí de qué ambiente se trataba, aunque no estaba lleno".

Bulgaria disputaba la Eurocopa de 2004 y Petrov era su jugador estandarte, este escaparate junto a su gran actuación en tierras germanas propiciaron su fichaje por el Atlético en el siguiente mercado estival. "Creo que había llegado el momento de irme de VFL Wolfsburgo. Después de 4 maravillosos años allí había tocado el techo de mi desarrollo y era hora de dar un paso adelante en mi carrera como jugador. Cuando me enteré de la oferta del Atlético y mi agente, Lucho Tanev me llamó, no lo dudé ni un segundo. Es un club único, con una afición y un ambiente únicos en cada partido. Un hecho importante para mí era la huella que había dejado Lubo Penev en el club".

Petrov en su presentación como rojiblanco | Foto: Glob

"A mi llegada sentí la grandeza de este club en España y en el mundo. Tuve una recepción muy cálida de toda la gente del club, así como de los aficionados. Tengo que confesar que de la única cosa de la que me arrepiento es de no haber demostrado lo mejor de mí y dejar una huella en este club único"

Dos noches seguidas no pude dormir, la emoción y la adrenalina me mantenían despierto

El zurdo de los países del este cuajó un buen primer curso, apareció en encuentros de altos vuelos. El primer partido que se le viene a la cabeza es el primer choque que vivió ante el FC Barcelona en casa, un cuadro azulgrana de renombre: Ronaldinho, Deco o Eto'ó entre otros. "Ganamos 2-1, hice la asistencia en el primer gol de Torres. Fue algo impresionante, mi primera participación en un gran clásico contra el FC Barcelona, jugué muy bien, la hinchada gritaba mi nombre. El ambiente y las emociones no se pueden describir, uno tiene que sentirlo por sí mismo para entenderlo. Mi padre y mi esposa estaban en el campo también y después del partido no sabíamos dónde estábamos, era un sueño. Dos noches seguidas no pude dormir, la emoción y la adrenalina me mantenían despierto".  

El dorsal 17 de aquel Atlético convivió con un vestuario de nombres muy sonados: el 'caño' Ibagaza, Maxi Rodríguez, Luccin, Maniche y otros jugadores pero mantenía mayor contacto con uno de los delanteros, "en aquel entonces estuve mejor relacionado con Mateja Kežman, porque todavía no hablaba bien el castellano y él es serbio, el idioma es parecido con el búlgaro. A lo mejor estaba más tiempo con él, compartíamos habitación en las concentraciones, pero me entendía de maravilla con todos los jugadores".

Martin Petrov celebra un tanto frente al Deportivo de La Coruña | Foto: Gettyimages

Tras un virtuoso rendimiento en la primera campaña y superar el período de adaptación, Martin vivió el peor capítulo sobre los terrenos de juego el 14 de octubre de 2006, el Atlético jugaba como local ante el Recre. "Fue el peor momento en mi carrera deportiva ... Estuve en muy buena forma, jugaba muy bien en el Atlético, con la selección empecé fuerte las clasificatorias marcando 4 goles en 3 partidos, pero así fue el destino por lo visto". 

"Ni siquiera por un minuto agaché la cabeza y desde el primer día empecé a pensar positivamente en cómo volver más rápido al campo. Estoy muy agradecido a mis compañeros y a los aficionados. Durante esos seis meses no dejé de sentir su apoyo. Todo lo que puedo decir para el club y el equipo médico sería poco. Actuaron muy profesionalmente para que pudiera recuperarme de la mejor manera. Los doy las gracias a todos".

Sobre la actualidad

Petrov se retiró en Julio de 2014 habiendo pasado por Manchester City, Bolton y Espanyol tras su etapa rojiblanca (regresaría al CSKA de Sofia para finalizar su carrera). Como seguidor, opina favorablemente sobre el progreso del equipo colchonero, "El crecimiento del equipo es excepcional en los últimos años. Los mismos resultados hablan de la profesionalidad y la responsabilidad con que se trabaja en el club últimamente".

Cholo es el mejor entrenador del mundo en este momento

Gabi, Fernando Torres o el Kún Agüero fueron algunos de los compañeros del búlgaro, jugadores que experimentaron el salto calidad en el Atlético hasta el día de hoy. "Todos en el vestuario se comportaban de manera amistosa, a pesar de algunos resultados negativos que tuvimos. Esto no nos impedía de ser un equipo y de tratar de salir de esta situación juntos. En el vestuario me sentaba al lado de El Niño, muy majo como persona. Siempre lo vi humilde, nunca se comportó como la gran estrella del equipo".

Respecto al nivel del Atlético desde la llegada de Simeone, el ex rojiblanco se deshace en elogios. "Sigo todos los partidos del equipo y estoy muy feliz y contento con lo que muestra en el campo. Entrega, lucha para cada balón, buscan la victoria hasta el último momento …. Mi opinión personal es que Cholo es el mejor entrenador del mundo en este momento. Increíble motivador, psicólogo y entrenador. Nos motiva a nosotros, los seguidores de este club, incluso cuando estamos delante de la tele. Le deseo muchos más éxitos y títulos a este gran club. Para siempre, uno de vosotros, ¡Aupa Atleti!".

Petrov golpea el balón que supondría un tanto atlético en San Mamés | Foto: ATM
VAVEL Logo