Iván Campo, aquel central melenudo que jugó en el Alavés
Iván Campo celebrando un gol con el Madrid. / Foto: Mediavida

Tal día como hoy hace 43 años nacía en San Sebastián un tal Iván Campo. Años después se convertiría en uno de los mejores defensas centrales de nuestro país.

Iván Campo comenzó su carrera en las categorías inferiores del CD Logroñés. En Logroño comenzó a destacar, pero no llegó a debutar con el primer equipo. En 1993 con apenas 19 años fichó por el Deportivo Alavés, que por aquel entonces militaba en Segunda División B. 55 partidos y cuatro goles fueron sus números en los dos años y medio que estuvo en Vitoria. Lo mejor fue, sin duda, el ascenso a Segunda conseguido en Jaén. En la capital alavesa dejó un grato recuerdo.

En 1995 fichó por el Valencia, que pagó un buen traspaso al Alavés. El club valenciano decidió cederlo una temporada al Valladolid, donde cuajó un buen año. Volvió a Valencia, donde no terminó de triunfar, y en 1997 fichó por el Mallorca de Héctor Cúper. Este era un equipo recién ascendido, pero contaba con una gran plantilla, con jugadores de la talla de Roa, Paco Soler, Valerón, Ezquerro o Stankovic. Campo formó una buena pareja en el centro de la defensa con el asturiano Marcelino Elena. De hecho, ambos llegaron a coincidir poco tiempo más tarde en la Selección. El año que el donostiarra pasó en Mallorca fue prácticamente excelente. En Liga finalizaron quintos y en la Copa del Rey llegaron a la final tras eliminar al Alavés en semifinales. Allí, en el estadio de Mestalla, Valencia, se enfrentaron al FC Barcelona, que acababa de ganar la Liga. El partido fue muy igualado y finalizó con el resultado de empate a uno. El Barcelona venció en los penaltis 5-4 tras haberse realizado 16 penas máximas.

Ese mismo año, el 25 de marzo en el estadio de Balaídos, Vigo, se produjo el debut como internacional de Iván Campo, en una victoria 4-0 frente a Suecia en un encuentro amistoso. Javier Clemente confió en él y lo convocó para el mundial de Francia, donde España no pasó de la primera fase. Campo disputó un partido, la fatídica derrota por 3-2 frente a Nigeria. En total jugó cuatro partidos con la Selección.

Iván Campo, con la camiseta del Alavés. / Foto: Glorioso.net
Iván Campo, con la camiseta del Alavés. / Foto: Glorioso.net

Ese mismo verano fichó por el Real Madrid, cuyo entrenador era el holandés Guus Hiddink. En los cuatro años que estuvo en Madrid jugó 95 partidos y ganó dos Champions Leagues, una Liga, una Supercopa de España y una Copa Intercontinental, todas ellas con Vicente del Bosque en el banquillo.

En 2002 fue cedido al Bolton Wanderers inglés, donde tras ver la gran temporada que realizó el donostiarra, lo ficharon en el verano de 2003. Probablemente, los años que pasó en el equipo inglés fueron sus mejores años como futbolista. Llegó a formar pareja defensiva, al igual que en el Madrid, con Fernando Hierro. Allí fue un personaje muy querido y respetado, incluso una banda indie de Preston se hizo llamar como él. Disputó casi 200 partidos y anotó 14 goles, siendo estos los mejores números goleadores de toda su carrera.

Los dos últimos años de su carrera disfrutaron de los servicios del bravo central vasco el Ipswich Town de Segunda inglesa y el AEK Larnaca chipriota.

Se retiró en 2010 con 36 años. Siempre será recordado por su larga melena rizada y por ese aspecto de despistado. Algunos también le recordarán por algunos fallos, en Inglaterra como un central carismático y en Vitoria como uno de los jugadores que dio origen al gran Alavés que llegaría en 2001 a la final de la UEFA. 

VAVEL Logo