Tres puntos para respirar
Tres puntos para respirar | Foto: CE Sabadell

En una liga de tres puntos, empatar, más que ganar un punto, supone perder dos. Esta premisa tan antigua pero tan real ha pesado como una losa en el vestuario arlequinado a lo largo de la temporada. El "Rey del Empate", con 17 en su haber, ha convivido casi permanentemente en una zona peligrosa de la tabla este año, sin estar metido directamente en la quema pero sin alejarse de ella. Para escapar de esa zona, tras cuatro empates consecutivos, la única opción era no acusar la presión mediática en un Nuevo Pepico Amat lleno a rebosar y llevarse unos tres puntos clave, los tres puntos de la tranquilidad. 

Y así fue. El Sabadell no vaciló y goleó por 0-5 a un Eldense muy tocado a nivel deportivo. El resultado fue lo de menos. Lo importante para los intereses arlequinados eran los tres puntos, los cuales les permiten vivir a ocho puntos del Play-Out que marca el Atlético Levante y a nueve de la zona de descenso directo. Con 15 puntos aún en juego, las matemáticas aún no le salen a un Sabadell que tendrá que rematar la faena en los últimos encuentros. 

Un calendario incómodo

De cara al tramo final de la temporada, los pupilos de Guillermo Fernánez Romo tendrán ante sí un tenso calendario, empezando este domingo por un Badalona en apuros, necesitado de sumar de tres en tres si no quiere dejar escapar el sueño del Play-Off. Después de los escapulados, un Lleida Esportiu que lucha por meterse en la Copa del Rey y quien sabe si meterse también en los Play-Off espera en el Camp d'Esports al conjunto arlequinado el próximo fin de semana. 

A partir de ahí, en las tres últimas jornadas, el Sabadell se disfrazará de juez y quien sabe si de verdugo. L'Hospitalet, Prat y Espanyol B, los tres conjuntos que, junto al ya descendido Eldense copan la zona de descenso, se enfrentarán al Sabadell. Los tres conjuntos apurarán sus opciones de permanencia hasta el último momento, y todo lo que no sea ganar a los hombres de Romo podría suponer su descenso matemático a la Tercera División, con lo cual no son los rivales más asequibles para el tramo final de temporada. 

Hacer los deberes con tiempo

Teniendo en cuenta este calendario, el Sabadell, que solo ha sufrido una derrota en toda la etapa de Guillermo Fernández Romo en el banquillo, esperan dar un final de temporada alegre a una afición caída en depresión a lo largo de la temporada debido a la falta de resultados de un equipo que estaba llamado a luchar por importantes metas. La próxima temporada ya está en el punto de mira tanto de aficionados como de directivos, pero para mirar hacia el futuro, primero hay que dejar los deberes de esta temporada hechos. El Badalona de Manolo González será el rival contra el que el Sabadell aspira a sellar su permanencia una temporada más en la categoría de bronce.  

VAVEL Logo