Barça B, mecanografía de un sueño
El Barça B celebrando un gol en el Miniestadi. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

A golpe de liderazgo, tesón y confianza, los pupilos de Gerard López han demostrado esta temporada que su calidad dista mucho de ser un aliado del azar. Ataviados con la elástica azulgrana, los jóvenes canteranos del filial han demostrado saber llevar con prestigio el escudo que emerge sobre su pecho. Erguidos como campeones de Segunda División B a falta de dos jornadas para el cierre del campeonato regular, el Barça B ha destapado una de sus mejores caras para batir todos los registros presentes.

La Masia, pilar indiscutible dentro de la entidad catalana, sigue forjando diamantes a un ritmo vertiginoso. Prueba de ello queda plasmada en la sobresaliente temporada del Barça B, la última puerta antes de la posible llamada al primer equipo. Conscientes de que son muchas las miradas que conciernen sobre sus botas, el equipo de Gerard López ha bajado el telón del campeonato regular igualando el récord histórico de puntos del Grupo 3 de Segunda División B, hito que también ostenta el Levante. Además, los 82 puntos en su bagaje histórico se rubrican con sus 25 victorias en el campeonato, logrando el mejor registro del Barça B en la categoría.

El equilibrio, la clave

Paciencia, trabajo y grandes dosis de sacrificio resumen la fórmula del éxito de un filial carente de egos. Sumando todos por igual, el grupo formado por Gerard López ha sido capaz de sobreponerse a la difícil temporada pasada y terminar prolongando una hegemonía de 14 partidos consecutivos sin conocer la derrota, registros que permanecerán para siempre en el libro de oro del filial azulgrana. La última vez que los ‘culés’ claudicaron ante su rival se remonta al 5 de febrero ante el Atlético Baleares (2-1), desde entonces once victorias y sólo tres empates abrillantan las cifras de un merecido campeón.

Dani Romera y Marc Cardona, 'pichichis' del Barça B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

De la mano del técnico de Granollers, el equipo ha sabido perfeccionar el balance defensivo y goleador, algo que escaseó en los esquemas del curso anterior. Equilibrar los dos vértices del equipo ha denotado al equipo de la solidez que le faltaba para izarse como lo que es: un grande. Y así ha sido. Bajo las órdenes de Gerard el equipo se ha consolidado como el más goleador de su grupo con 83 dianas y el menos goleado con sólo 29 tantos. Los acordes del gol han destapado la sinfonía jornada tras jornada gracias a la batuta de Dani Romera y Marc Cardona, los máximos ‘killers’ del equipo con 15 goles cada uno. Alberto Perea (10) Jesús Alfaro (9), Gerard Gumbau (8), Carles Aleñá (3); Borja López, Wilfrid Kaptoum, Rafa Mujica, Xemi Fernández, Ignacio Abeledo, Àlex Carbonell (2), y Fali, Guillemenot, José Antonio Martínez, Rodrigo Tarín. Sergi PalenciaNili Perdomo (1) cierran la lista de goleadores de un filial que se ha visto beneficiado hasta con cinco goles a favor en propia puerta.

Además, el vestuario del filial ha visto debutar por primera vez con el Barça B a hombres como Abel Ruíz (frente al Badalona), flamante finalista con la Selección Española Sub-17 y de momento en las filas del Juvenil B del Barça; a Jordi MBoula (ante el Atlético Levante), una de las promesas más candentes de la cantera azulgrana y máximo goleador de la UEFA Youth League o Marc Cucurella (contra el CE Hospitalet), uno de los más regulares en los planes de Gerard López. Pocas dudas caben que su estreno en el filial marcará una trayectoria que aguarda sus mejores deseos.

Gigantes a domicilio

Los grandes soldados forjan su leyenda a golpe de victorias en feudo local y lejos de su tierra. Y, erguido como el mejor de los guerreros, el Barça B supo conquistar las más hostiles contiendas a domicilio. La friolera de 37 puntos avalados en las once victorias más allá del Miniestadi resume el dominio absoluto de un equipo forjado para entrar en la historia y convertirse en el mejor equipo visitante de la Liga.

El sábado arranca la eliminatoria ante La Cultural Leonesa sobre el verde del Miniestadi (19.00h), un buen momento para rubricar con el ascenso a la categoría de plata la exuberante temporada del equipo. León será testigo del encuentro de vuelta una semana después, pero pase lo que pase en tierras leonesas, nada podrá manchar una temporada para la historia. Los pupilos de Gerard tratarán de sacar la espina del descenso de la categoría hace dos campañas y volver a levantar al filial al lugar que pertenece. El reto les apasiona, y calidad no les falta. Sin embargo, sea cual sea el camino que marque el destino, todos ellos guardaran para siempre una campaña para el recuerdo. Una temporada recubierta de momentos, calidad y récords.

VAVEL Logo