Análisis del rival: Real Valladolid
Poco se parece el Valladolid del pasado año al que pisará este sábado la Ciudad Deportiva sevillista, aunque si continúa una pieza clave como es José Arnáiz (primera fila a la derecha) | Foto: David García (VAVEL)

El de este sábado (20:30 horas) será un encuentro muy especial para el Sevilla Atlético Club. Será la primera cita que afronte el filial en su "nueva" casa, un Viejo Nervión al que regresa una vez finalizadas las reformas en la Ciudad Deportiva, que tuvo que abandonar en el año de su retorno a Segunda a cambio de disfrutar de sus encuentros en el Sánchez-Pizjuán. También es especial por el rival, un Real Valladolid que trae buenos recuerdos del pasado año, en un duelo en el que el cuadro franjirrojo disfrutó de lo lindo y terminó venciendo por un abultado 6-2. Por último, también será emocionante el reencuentro con Antonio Cotán, capitán hasta el pasado curso y que ahora servirá su magnífico fútbol al conjunto pucelano.

Así es este nuevo Real Valladolid

El equipo castellano-leonés afronta esta temporada sin complejos. Es su cuarta participación consecutiva en la división de plata desde el último descenso en 2014, así que el objetivo no es otro que el de retornar a la máxima categoría después de haber sentido relativamente cerca la gloria la pasada Liga. No obstante, la irregularidad de los de Paco Herrera fue un lastre todo el año y a pesar de llegar con opciones de entrar en playoff a la última jornada, en la que además se ganó al Cádiz, los otros resultados no ayudaron demasiado y la carambola fue imposible, quedando en séptima posición con 63 puntos, los mismos que el sexto, la SD Huesca, con la que perdía el goalaverage.

Ahora el club blanquivioleta se ha renovado para la causa y aunque no se ha padecido la escabechina del pasado mercado estival de fichajes, finalmente se ha repuesto la mitad de la plantilla y solo ocho futbolistas quedan de la 2016/17. Incluso el banquillo ha dado un vuelco con la llegada a los mandos de Luis César Sampedro, tras un meritorio papel en el CD Lugo, en toda una apuesta por querer practicar un fútbol atractivo y eléctrico, tal y como intentara dicho técnico en la escuadra gallega.

Así pues, las novedades llegan desde la primera línea, en una portería que seguirá contando con el buen desempeño de Isaac Becerra, toda una garantía bajo palos desde sus años en Girona. Pero al cancerbero formado en Valdebebas se le ha unido otro criado en La Masía, el flamante refuerzo procedente del FC Barcelona Jordi Masip, que de hecho ha partido como titular en el primer encuentro liguero ante el filial azulgrana. Así pues, la meta de Zorrilla vivirá una interesante disputa entre dos aspirantes, ambos sin el cartel de indiscutible.

Isaac Becerra deberá luchar con Masip por recuperar la titularidad | Foto: David García (VAVEL)
Isaac Becerra deberá luchar con Masip por recuperar la titularidad | Foto: David García (VAVEL)

La línea de cuatro ha sido la que menos cambios ha sufrido en cuanto a jugadores de campo se refiere. Sigue Ángel en el lateral zurdo y se ha fichado además a Nacho desde el Rayo Vallecano para generar una buena competencia en ese flanco. En el otro lado, también continúa por tercer año como pucelano Javi Moyano, indiscutible de la pasada campaña y que ahora recibe la competencia de Antoñito, también con experiencia en LaLiga 1|2|3 tras sus pasos por Albacete y Córdoba. Todos ellos son laterales muy profundos y con peligro cuando pisan campo contrario, y estarán acompañados en el centro de la zaga por Guitián, el canterano Calero, y dos fichajes que dan un salto cualitativo de nivel defensivo y experiencia como son Deivid, ex de Las Palmas y Córdoba (y también de la cantera del Sevilla FC) y Kiko Olivas, el último en llegar y haciéndolo desde el Girona (también pasó por Villarreal B, Córdoba y Sabadell, entre otros).

Cotán y Luismi, dos ex canteranos sevillistas en el centro del campo blanquivioleta

En el centro del campo se plasma a la perfección la idea de fútbol elaborado de Luis César Sampedro, con una medular que se antoja el pilar básico del equipo, y que quedó herida de muerte con las bajas de André Leao, su anterior piedra angular, y Joan Jordán, el auténtico motor el pasado curso. Se ha transformado al completo con el veterano Borja Fernández (fichado del Almería y que inicia su segunda temporada como pucelano) como "todoterreno", fundamental tanto para la contención y el equilibrio como para la elaboración, junto al excapitán del Sevilla Atlético, Toño Cotán, que será el encargado de dar la pausa y claridad en el juego desde la zona ancha. Otras alternativas para el engranaje central serán Sergio Marcos, que intentará que este año sea el de su consagración, Sulayman, antiguo talento de la cantera del Granada, el experimentado Víctor Pérez y otro excanterano sevillista como Luismi, que volvió para quedarse en Zorrilla tras una fructuosa cesión al Nàstic de Tarragona. En cualquier caso, la premisa básica deberá ser formar una pareja de mediocentros comprometida defensivamente y que de ritmo al bloque.

Cotán será el principal elaborador del juego vallisoletano | Foto: Juan Ignacio Lechuga (VAVEL)
Cotán será el principal elaborador del juego vallisoletano | Foto: Juan Ignacio Lechuga (VAVEL)

Arnáiz seguirá siendo la estrella y el líder del nuevo proyecto

En la línea atacante, se pierden algunos bastiones clave como el del onubense Juan Villar, que se lleva sus goles a Tenerife, y Raúl de Tomás, con el que se está intentando negociar su regreso, aunque por el momento no se ha efectuado. La revolución viene en los extremos con Pablo Hervías, joven pero con rodaje en Segunda tras militar en Oviedo y Elche y Óscar Plano, todo un símbolo en Alcorcón, por el lado derecho, mientras por la izquierda todo se dispondrá al servicio de la estrella, un José Arnáiz que será el mejor "fichaje" vallisoletano para la nueva temporada si ninguno de los poderosos clubes que le siguen se hace finalmente con sus servicios (El Norte de Castilla ha publicado que ojeadores de Juventus y Nápoles le vieron en Zorrilla el pasado fin de semana). El desparpajo y el desborde del toledano serán claves junto a Míchel Herrero, enlace indispensable entre el centro del campo y el ataque, al igual que el recién fichado Toni Villa. Finalmente, el gol será cosa de hombres como Iban Salvador y Jaime Mata, ambos en su segunda temporada en Zorrilla, junto al recién fichado Asier Villalibre, que tras estar cedido en Numancia la segunda mitad de la temporada pasada, no iba a poder seguir progresando en San Mamés y espera hacerlo en Pucela.

Arnáiz disputa un balón en un partido de la pasada temporada | Foto: Real Valladolid
Arnáiz disputa un balón en un partido de la pasada temporada | Foto: Real Valladolid

Así queda un plantel muy compensado, que mezcla el hambre propio de la juventud con una indudable y valiosa experiencia, y que está especialmente llamado a pelear por el ascenso, para o cual se deberá intentar mejorar los números de la 2016/17. Aún así, desde la dirección deportiva se habla de algún retoque final en forma de un extremo (se habla del valencianista Nando) y un delantero (el favorito es Raúl de Tomás).

Motivos para el optimismo

De cualquier forma, este sábado visitará la ciudad deportiva José Ramón Cisneros Palacios todo un contendiente de altura, uno de los conjuntos llamados a "incendiar" esta edición de LaLiga 1|2|3, a pesar de que decepcionase bastante en su debut. Sin embargo, los inicios de competición, con los equipos aún fuera de su mejor forma, siempre son un misterio, y más en un torneo tan igualado e impredecible como es nuestra Segunda División.

De un lado, el Sevilla Atlético ya sabe lo que es sobrepasar al Real Valladolid en el transcurso de este año, haciéndolo la pasada temporada con un contundente resultado de 6-2 que puso en pie al Sánchez-Pizjuán. Los goles de Yan Eteki, Marc Gual (3), Ivi y Carrillo dejaron por los suelos a los blanquivioletas, que solo tuvieron al doblete de Raúl de Tomás como buena noticia aquel día. Evidentemente, repetir eso se antoja complicado, pero el Real Valladolid no es ni mucho menos favorito para alzarse con la victoria.

Tanto uno como otro llegan al partido con el deseo de lograr la primera victoria, que en el caso visitante supondría estrenar el casillero de puntos tras un estreno desilusionante en forma de derrota (1-2 en Zorrilla) frente a un recién ascendido como es el Barcelona B. Los goles de Lozano y Cardona hicieron inútil el de Iban Salvador, y ahora serán los chicos de Luis García Tevenet quienes intentarán imponerse como lo ha hecho el filial azulgrana. El equipo franjirrojo viene de cosechar un meritorio empate en El Sadar frente a Osasuna (1-1), otro de los favoritos al ascenso.

VAVEL Logo