Curto se cena al Cacereño con un hattrick
Víctor Curto se convirtió en el gran protagonista de la noche con sus tres goles | Foto: Pepe Valero (La Opinión de Murcia)

Ni un mes habían tardado en llegar los nervios a la Nueva Condomina. Los dos primeros partidos de Liga, que se saldaron con una derrota y un empate respectivamente, habían sembrado la desconfianza por el mediocre juego de unos futbolistas llamados a marcar diferencias en la categoría. Estos alicientes llevaron a que el choque de hoy frente al Cacereño se afrontara no solo como una oportunidad de pasar de ronda en Copa por primera vez en siete años, sino también como una ocasión de engrasar un motor que no termina de arrancar.

Desde un inicio, la dinámica del choque fue la esperada, con un Real Murcia dominador de la posesión del balón y de las ocasiones de peligro y un Cacereño agazapado atrás, centrado en no cometer fallos a la espera de aprovechar uno del rival para sorprender. Además, en el once grana tuvo su sitio David Mateos, central recién fichado que dio muestras de su potencial defensivo durante el partido de hoy, a pesar de no tener que emplearse a fondo. El papel principal fue desempeñado hoy por los laterales Juanra y Forniés, que supieron romper las líneas rivales a la hora de subir y enlazar con la zona de ataque. Curto y Chamorro agradecieron esa colaboración, a la que se unió un Elady Zorrilla que llamó a las puertas del once titular frente a El Ejido.

Curto se desata

La primera oportunidad clara para los granas llegó a los diez minutos desde las botas de Xiscu, que disparó ligeramente por encima del larguero tras un buen pase de Fran Carnicer, muy activo durante toda la noche junto con Juanma, su compañero en la medular. Al cuarto de hora Chamorro también pudo saborear el 1-0, pero las tarascadas de los defensores cacereños le impidieron aprovechar el mano a mano frente a Jiménez. Por su parte, los de José María Rebollo pudieron sorprender a la Nueva Condomina con un potente y colocado chut de Carlos López que rozó la escuadra de Santomé. Finalmente, la lata quedaría abierta con el tanto de Víctor Curto, que aprovechó una combinación de pases con Elady para plantarse ante Jiménez y fusilar la meta visitante. Cinco minutos después del gol pudo llegar el segundo para los de Manolo Sanlúcar en un contragolpe que no aprovechó David Forniés, que ofreció un mal centro cuando tenía solos a dos compañeros.

El Cacereño, lejos de arriesgar e irse arriba en busca del empate, continuó en la misma tesitura, con tímidos acercamientos al área grana que apenas inquietaban a los zagueros locales. De hecho, Fran Carnicer, con un derechazo desde 25 metros ante el que tuvo que volar Jiménez, ya avisaba de que el 2-0 era cuestión de minutos. Un segundo gol que terminaría llegando al filo del descanso tras una pared entre Juanma y Carnicer. Este último asistió desde la banda derecha a Curto para que el de Tortosa solo tuviera que rematar a la red.

Ligero susto y sentencia

Sin embargo, la placidez que se esperaba tras el descanso estuvo durante unos minutos en entredicho debido al penalti que decretó el colegiado al poco de comenzar la segunda parte. En una jugada dentro del área grana, David Mateos arrebataba el balón en una segada a David López sin que se apreciara ninguna acción punible. El árbitro entendió que había tocado al rival y decretó una pena máxima que se encargó de materializar Carlos López. Aunque el gol permitió soñar al Cacereño durante unos minutos, el conjunto extremeño apenas dio sensaciones de poder igualar el encuentro. De hecho, poco después llegaría la sentencia del Real Murcia, nuevamente gracias a Víctor Curto, que con el exterior de su pie derecho puso el balón en la escuadra de Jiménez.

A partir de ese momento, los hombres dirigidos por Sanlúcar se centraron en gestionar la ventaja conseguida y en dosificar esfuerzos de cara al partido del fin de semana frente a El Ejido. La lesión del visitante David López, que tuvo que ser sustituido por problemas en la parte interior de su rodilla, provocó un parón en el partido que, junto con los cambios, contribuyó a que el ritmo del choque decreciese.

Elady y Xiscu pudieron ampliar la ventaja, pero no aprovecharon sus sendas ocasiones de peligro, que fueron neutralizadas nuevamente por Jiménez, protagonista de su equipo en el día de hoy. El nuevo delantero, Jordan Domínguez, disfrutó de sus primeros minutos como grana, aunque su aportación en materia atacante no fue suficiente para aumentar la renta. En definitiva, el 3-1 dio mucha tranquilidad en los minutos finales a un Real Murcia que ya espera en segunda ronda de Copa al Racing de Ferrol, equipo que quedó exento en el primer sorteo. 

VAVEL Logo