El Almería suma un punto que sabe a gloria
Foto: LFP.

El estadio municipal Reino de León acogía este viernes un choque inédito en la historia del fútbol. La UD Almería y la Cultural y Deportiva Leonesa nunca antes se habían enfrentado en un terreno de juego. La jornada 7 de la presente campaña por fin los puso cara a cara, y con la posibilidad de sumar tres puntos que hubieran llevado a un u otro equipo al liderato de Segunda en solitario, a falta claro está de que transcurra toda la jornada deportiva a lo largo del fin de semana.

El conjunto almeriense, que vistió en esta ocasión de azul, saltó al césped del feudo leonés con algunas modificaciones en el once. La más notable era la ausencia de Rubén Alcaraz en el centro del campo, zona que estaba esta vez formada por el tridente Verza, Mandi y Tino Costa.

Por su parte, la Cultural salió ante su público con la seguridad y la confianza que un equipo posee cuando aún no ha perdido en casa. Aunque el primer disparo del partido lo protagonizó Tino Costa al poco del pitido inicial, los hombres dirigidos por Rubén de la Barrera llevaron el peso del partido y fueron superiores a su rival en los primeros 45 minutos.

La verticalidad en el juego del conjunto local puso en varios aprietos al Almería, que vio en varias ocasiones cómo se salvaba del gol. La más clara llegó pasados los 20 minutos de juego, en una falta directa botada por Emi Buendía en la frontal del área. El disparo de uno de los jugadores más activos del partido pegó en el palo. En el rechace el balón tocó en el gemelo del portero visitante René, con la suerte para él de no ser despedido hacia su propia portería. No fue el único peligro que creó la Cultural a balón parado. Más tarde, el propio Buendía enviaba un balón medido al segundo palo para que Yasser rematara de cabeza. El guardameta visitante tuvo que intervenir para evitar el gol.

Los de Luis Miguel Ramis tuvieron una tímida reacción antes del descanso. En parte llegó gracias a un despiste de la zaga local, que llegó a perder un balón comprometido, permitiendo a Fidel asistir a Juan Muñoz. El delantero del Almería, por segunda vez en el once titular, no controló bien y se vio obligado a disparar sin hueco a portería. Luego, Tino Costa volvió a disparar desde fuera del área con mucha intención.

El duelo se calentó en la segunda parte

El entrenador del equipo indálico aprovechó el descanso para hacer una modificación. Dejó en el banquillo a Fidel, menos activo que en otras ocasiones, para dejar en su lugar a Nauzet Alemán. Ese cambio dejaba entrever lo poco que le había gustado al técnico del Almería la primera parte. La Cultural no solo había dominado y había tenido las más claras ocasiones de gol, además llegó a disfrutar de cinco saques de esquina, contra cero para el cuadro visitante.

La segunda mitad, que comenzó con un remate de cabeza de Joaquín en saque de esquina respondido por un disparo de Guarrotxena tras una genial jugada de Buendía, transcurrió de una manera más igualada. Los almerienses no perdieron el esférico con tanta facilidad como había ocurrido en los primeros 45 minutos. Además, el juego fue más tenso, llegando a haber numerosas faltas y varios encontronazos entre jugadores de ambos conjuntos.

El público también fue poco a poco calentándose. Una acción de Fran Rodríguez encendió la mecha. El lateral del Almería, que venía de recibir una cartulina amarilla de manera injusta previamente, llegaba tarde a una jugada consecutiva y quedó cerca de ver la segunda amonestación.

Entre tantas faltas y algunos cambios fue transcurriendo una segunda parte en la que una acción personal de José Ángel Pozo para los visitantes y otra más tarde de Isaac, para los locales, sirvieron para escuchar el ¡uy! en la grada. Ambos disparos, desde fuera del área, se marcharon fuera de portería por muy poco.

Con los tintes que mostraba el choque se podía haber previsto. El Almería no terminó con once jugadores el partido. A falta de trece minutos para el final, el capitán Jorge Morcillo no supo guardar la calma y vio la segunda cartulina amarilla al saltar con contundencia y con los brazos separados a por un balón.

Si ya antes el conjunto sureño parecía que se contentaba con el empate, con la inferioridad numérica más desearon los hombres de Ramis que pasaran los minutos. Y pasaron a su favor, puesto que la Cultural solo tuvo una, pero qué oportunidad. Rodri, que estaba con ganas de marcar a su ex-equipo y había salido minutos antes, celebró con mucho ímpetu su gol de cabeza sin saber que había sido anulado. La verdad es que el juez de línea tardó demasiado en levantar el banderín, pero lo hizo con mucho criterio puesto que el delantero estaba ligeramente por delante de la zaga almeriense.

La prolongación fue de cinco minutos, pero no supo utilizarla la Cultural para llevarse el partido. El Almería consiguió que apenas se jugara y terminó desquiciando al bando leonés, que sumó algunas amarillas más y hasta una expulsión al ver Yasser la segunda amonestación en una tangana entre ambos equipos ya con el partido finalizado. El reparto de puntos no supo a lo mismo para almerienses y leoneses.

VAVEL Logo