Séptima jornada sin conocer la victoria
El Sevilla Atlético no logra arrancar | Imagen: Sevilla FC

El filial del Sevilla FC sigue una jornada más sin sumar puntos, esta vez en casa. A pesar del apoyo de casi 1.500 aficionados, los de Tevenet vieron sentenciado el partido con el gol de Juan Domínguez.

El Sevilla Atlético comenzó fuerte, llegando las primeras ocasiones a los pocos minutos del pitido inicial. En el minuto nueve se produce la primera ocasión del filial, con un tiro de Marc Gual que no supo definir bien y voló por encima de la portería. Pocos minutos después, Carmona vería la segunda oportunidad, pero Edgar Badía supo detenerla. Matos supo ir bien encaminado, pero Atieza logró interceptar el tiro.

El partido se torcería para los franjirojos en el minuto diecisiete, cuando Querol asistiría a Juan Domínguez, que abriría el marcador pasados los primeros minutos de la primera parte. 

Partido muy plano

A partir del gol el partido se volvería muy plano, con pocas ocasiones para el filial en esta primera parte. En el minuto veintinueve se vería la primera amarilla del encuentro, sacada a Olavide por una falta a Querol que lo deja en el suelo.

Olavide hizo una gran asistencia minutos antes del tiempo de descuento, pero no fue posible rematarlo. Poco más puede hacer un desmotivado Sevilla Atlético que se va con la derrota al vestuario.

Intentar salir del "Pozo"

La segunda parte comienza con un cambio en los locales. Con la salida de Carlos Fernández y la entrada de Pozo el equipo parece animarse.

Al arrancar el segundo tiempo, Marc Gual tiene la primera ocasión, pero no pudo ser ya que se fue inevitablemente arriba. El Reus, por su parte, seguiría presionando con un córner que Olmo tiraría demasiado alto como para sacar algo en claro de la jugada.

La presión del filial continuaría, con una jugada que acabaría en las manos de Badía. Una patada en el rostro de Álex Muñoz se convirtió en doble amonestación para Mayor, lo que dejaría al equipo con un jugador menos.

Pozo logró ser el protagonista de las jugadas más peligrosas. Tras coger la pelota en su área, el delantero se plantó de una carrera en la portería contraría, pero una mala colocación impidió que la jugada llegara a algo más.

Caro se vería también comprometido por los veloces golpes que el equipo contrario lograban tirar, pero ninguno de ellos llegaría a más.

El Sevilla Atlético vería otra amarilla poco antes del final del partido, para Boutobba por fingir un penalti. El cambio de Berrocal por Juanje en el minuto ochenta y uno comenzaría a marcar los últimos minutos del encuentro. 

Espectadores entregados

Los espectadores no dejaron de tocar las palmas en los últimos diez minutos del encuentro para intentar lograr al menos un punto. Pozo continuó con varias oportunidades que no terminaron de cuajar por falta de alguien en el remate en la mayoría de ocasiones. 

En el minuto ochenta y cuatro la volvió a tener el equipo local, con un cabezazo de Matos que Edgar Badía no tardó en atrapar. El Viejo Nervión se comienza a desesperar cuando el árbitro añade cuatro minutos que no parecen deparar nada bueno en el porvenir del filial.

Ya solo queda remontar

Este 0-1 termina de hundir al Sevilla Atlético en lo más hondo de la clasificación, nada que ver con el arranque de temporada del año anterior.

Los rumores de destitución de Tevenet se hacen latentes, el equipo solo ha logrado sumar tres de 21 puntos, y ninguna victoria en los dos meses que lleva La Liga 123, situación preocupante para un filial que aún cuenta con grandes jugadores.

El próximo encuentro sera en el Molinón, contra un Sporting de Gijón que ya suma tres victorias, dos empates y dos derrotas. Rival complicado para un Sevilla Atlético que aún no ha terminado de encontrar su posición en el arranque de temporada de la División de Plata.

VAVEL Logo