El Barcelona deberá esperar para sellar el pase a octavos
Rakitic e Iniesta celebrando un gol | Noelia Déniz

Este partido en el Georgios Karaiskakis, se presentaba para el Barcelona como una gran ocasión para cerrar definitivamente el pase a octavos de final. Pese a que el Olympiacos fuera el colista y partiera con cero puntos en la clasificación, el ambiente en el estadio heleno se presentaba hostil, con lo que costaría más que en el Camp Nou.

Y, efectivamente, así fue y, el FC Barcelona, finalmente, no logró pasar del empate en territorio griego, en un partido dónde el conjunto azulgrana fue de más a menos y careció de frescura y ideas pero, sobretodo, el equipo careció de puntería.

Con este empate, el pase a octavos se hará esperar, aunque sigue siendo bastante asequible. La peor noticia, sin duda, es la lesión de Sergi Roberto.

Valverde apostó por un 4-4-2 inicial con un doble pivote formado por Busquets y Paulinho y Denis y Roberto actuando de interiores. El partido empezó de cara para los del Txingurri, controlando el partido y dominándolo ante un Olympiacos que, como en el Camp Nou, intentaron defender con exceso de hombres por el medio para impedir el juego del Barça, esta vez, quizás por la arenga de sus aficionados, les salió mejor que en el feudo azulgrana.

Desde el inicio el conjunto azulgrana ya tuvo sus primeras ocasiones con Semedo como destacado pero, a su vez, los hombres de Takis Lemonis también tuvieron las suyas a la contra, pero se toparon con un seguro de vida como es Ter Stegen.

El Barcelona dominaba y tenía ocasiones, pero no lograba convertirlas y, Suárez, que dispuso de bastantes ocasiones, no podía batir a Proto. En el 22 llegó la más clara para él, gracias a un pase de Denis, pero su remate se marchó fuera. 

Messi también la tuvo a balón parado, pero su disparo fue flojo y pudo despejar sin problemas el portero del conjunto heleno.

Ya al filo del descanso, llegó la mala noticia: Sergi Roberto abandonaba lesionado el terreno de juego y, por él, entro Deulofeu y el Barça volvió al 4-3-3.

Ya en la segunda mitad, con un Barça con dificultades para hacer daño a los de Lemonis, el Olympiacos apretó y tuvo sus ocasiones ante un Barcelona un tanto dormido.

Y, en el 62', llegó la ocasión más clara del encuentro, cuando Messi dejó el gol prácticamente en bandeja a Suárez que, se la quiso devolver a Messi y el argentino remató muy incómodo por la presión.

Con un partido que se iba desmarchando y el Barça perdía el control, Valverde dio la entrada a Rakitic por Paulinho, quitando músculo y añadiendo al croata, para intentar reconducir el encuentro.

El Barça volvió a tener el control y Suárez tuvo otra clarísima, pero decidió realizar una vaselina a Proto que acabó en el larguero. No había manera.

Finalmente, el Barcelona lo intentó ya a la desesperada y no fue posible. El Olympiacos celebró el empate como si fuera una victoria y, el conjunto azulgrana, intentará sellar el pase a octavos en el Juventus Stadium.

La clasificación a octavos deberá esperar

Con este empate en tierras griegas y el empate de la Juventus de Turín ante el Sporting de Lisboa, hacen que la clasificación del cuadro azulgrana quede aplazada hasta, al menos, el siguiente partido dónde el Barcelona se enfrentará al conjunto turinés en el Juventus Stadium.

Últimamente, se veía como el Barça, sin un juego demasiado espectacular, iba consiguiendo victorias y, a día de hoy, sigue invicto, pero ante el Olympiacos, el conjunto de Valverde no ha hecho un partido demasiado bueno y ha acabado cediendo el empate.

Se ha visto cómo el equipo ha ido yendo de más a menos, empezando bastante bien la primera mitad, y jugando una segunda más discreta donde el equipo no se ha mostrado demasiado fluido y, además, pese a tener bastantes ocasiones, no ha sido el día de Messi ni de Suárez de cara a puerta.

La lesión de Sergi Roberto, la peor noticia

Está claro que el empate del FC Barcelona no ha sido una noticia demasiado agradable pero, sin embargo, el Barça sigue teniendo bastante fácil el pase a octavos, lo único que este se aplazará hasta un poco más adelante.

La noticia que ha preocupado más es la lesión de Sergi Roberto, que tuvo que ser sustituido antes de terminar la primera mitad y parece ser que puede sufrir una rotura del bíceps femoral. En los próximos días se le realizarán más pruebas para saber exactamente el alcance de la lesión.

Seguramente, Sergi Roberto era de los jugadores más en forma del equipo y, ya fuera de lateral o de centrocampista, el de Reus siempre cumplía y lo estaba haciendo muy bien.

Luis Suárez, con ansias de gol

No está siendo el año de Luis Suárez, está claro. Pese a luchar cada balón y sacrificarse por el equipo en cada partido, el charrúa no está de suerte de cara a puerta y tan sólo lleva cuatro goles en lo que llevamos de temporada.

Suárez sabe de este mal inicio y se está mostrando nervioso y con ansias de gol, algo que aún le complica más las cosas, sin quererlo. Está claro que está pasando una mala racha pero no se debe castigar por ello y seguro que cuando marque gol de nuevo, volverá a recuperar las sensaciones perdidas y recuperará la confianza y la moral para volver a ser el de siempre.

VAVEL Logo