Necesidad de volver a sentir la victoria
Foto: Real Betis Balompié

La llegada de Setién fue algo ilusionante para toda la comunidad bética. Tras la mala imagen que se ganó el Betis con su pasada campaña, la llegada del técnico parecía levantar el ánimo entre los aficionados. El estilo de Setién aspiraba a levantar el ánimo de todo el conjunto verdiblanco, pudiendo firmar una gran temporada, sumándole los nuevos jugadores que se incorporaban este verano. Una plantilla limitada, pero con fichajes que transmitían mucho más.

El comienzo fue bueno, los de Heliópolis soñaban con luchar por los puestos europeos. Todo un reto para la nueva temporada que comenzaba. El primer tropiezo tuvo lugar en el primer duelo. El Betis visitaba al Barça para enfrentarse en el Camp Nou, donde se perdieron los primeros tres puntos. Sin embargo, esto no hizo no desanimó a los de Quique Setién. Los puntos comenzaron a llegar en la jornada siguiente, ante el Celta en casa.

El Benito Villamarín era una garantía para el conjunto sevillano. Victoria tras victoria en la capital andaluza. La racha se rompía con el recibimiento a los valencianistas, que lograron imponerse con un 3-6. A partir de este enfrentamiento, los béticos volvieron a conseguir la victoria ante el Alavés, pero se repartieron los puntos contra el Getafe.

Fuera de casa, los resultados han sido poco afortunados para los de las trece barras. Tan solo han conseguido salir victoriosos una vez, contra un rival importante como el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Sin embargo, poco compensados con el resto de resultados, cuatro derrotas y un empate.

La caída más dura se produjo el pasado fin de semana. El Betis viajaba hasta Ipurua para hacer frente a un Eibar que tan solo había conseguido la victoria en dos ocasiones. Cinco goles conseguía la zaga de Mendilibar, goleando a un Betis muy espeso defensivamente. La desesperación se empezaba a notar entre los aficionados verdiblancos, que han dejado escapar 13 puntos vitales en los seis últimos encuentros, sumando tan sólo tres puntos más que hace un año.

Quique Setién y su plantilla están en el punto de mira. Se presenta una nueva cita este fin de semana contra el Girona. Los tres puntos de esta jornada no se pueden dejar escapar, volviendo a arrancar y dejar claros los objetivos. El Betis necesita remediar los errores y poner punto y final a esta mala racha, para volver a estructurar los planes de la forma correcta para igualar los resultados del comienzo de temporada, o incluso mejorarlos si quieren seguir soñando con Europa. Para ello solo hay un camino, el de la victoria. 

VAVEL Logo