El gol vuelve a Butarque
Jugadores del Lega celebrando un gol | Fuente: LaLiga

Hicieron falta tres partidos para que el CD Leganés volviera a encontrarse con el gol. Fue en Butarque, el pasado domingo contra el Villarreal, en su victoria por tres goles a uno. El equipo se quitó todos los fantasmas de la falta de puntería marcando no uno, sino tres goles. El último gol del conjunto blanquiazul en Liga antes del partido del domingo, lo marcó Szymanowski de penalti en la derrota contra el Sevilla en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. Fue un defensa, Diego Rico, quien rompió la mala racha goleadora que atravesaba el equipo con un disparo cruzado desde la frontal.

Solo faltaba el gol para montar la fiesta

El pasado domingo el Leganés demostró la valía futbolística que tiene este año. Únicamente necesitaba volver a reencontrarse con el gol para recuperar la confianza perdida en las últimas jornadas. Aparte de las cuatro derrotas consecutivas, pesaba en los jugadores el hecho de solo haber logrado un gol por nueve encajados. Por eso mismo la victoria de la última jornada y la forma de conseguirla puede suponer un cambio en la dinámica del equipo para las jornadas venideras. Además, el equipo consiguió tres goles, lo que demuestra que el Leganés tiene capacidad para sacar los partidos adelante y no solo por la renta mínima.

El “pero” dentro de las buenas noticias

El fútbol y la vida siguen caminos paralelos y casi todo lo bueno en la vida tiene un “pero”, por lo que en el fútbol no iba a ser menos. El único inconveniente de los tres goles que consiguió el Leganés es que ninguno de ellos lo consiguió una referencia de ataque clara. Aunque hay que señalar, que los hombres de tres cuartos de campo, Gabriel y Nabil el Zhar, consiguieron añadir un tanto a su cuenta particular, lo que son buenas noticias para el equipo de Asier Garitano.

VAVEL Logo