La defensa ya no es un cerrojo
Fuente: LaLiga Santander

El cuadro madrileño empezó la temporada con muy buenas sensaciones, pero sobre todo con muy buenas sensaciones en la defensa. En las primeras 9 jornadas, los de Asier Garitano dejaron la portería blindada en siete partidos. Los pepineros solo encajaron tres goles en la derrota contra el Getafe (1-2) y en la derrota contra el Eibar (1-0). Las buenas actuaciones de la zaga pepinera cambiarían con el llamado "tourmalet".

El CD Leganés tenía tres partidos por delante muy complicados ya que se tenía que enfrentar al Sevilla, Valencia y FC Barcelona. Los de Asier Garitano no pudieron ganar esos partidos, pero tampoco pudieron dejar la portería a cero. Desde esos duelos, el conjunto pepinero entró en una mala racha de derrotas y de olfato goleador. Nada pudieron hacer los madrileños en el siguiente partido en el que volvían a ver la derrota y el gol encajado. La defensa pepinera se rompería en el partido contra el Celta con las bajas de Siovas y Ezequiel Muñoz.

La tragedia para la zaga pepinera se cumplió con las bajas de los principales defensas de Garitano. En los próximos partidos, el CD Leganés se las tendría que apañar con la titularidad de dos laterales como centrales, y la verdad que no le fue nada mal en el primer partido. El conjunto pepinero remontó nada más y nada menos que a un Villarreal sin Siovas ni Ezequiel Muñoz. El segundo parido liguero sin los dos centrales sería totalmente distinto al primero. El CD Leganés estuvo desaparecido en todos los aspectos contra el Deportivo. Las dudas de la zaga madrileña dejó al Pichu Cuéllar en varios apuros. El partido terminó 1-0 para el Deportivo con un gol provocado por un fallo de despeje.

Lo que empezó siendo un equipo blindado en defensa ahora es un equipo perdido. Las bajas de los centrales principales asusta a la afición ya que los sustitutos no están al mejor nivel en dichas posiciones.

VAVEL Logo