Anuario VAVEL FC Barcelona 2017: André Gomes, vagando en la mediocridad
André Gomes rematando desde fuera del área | Foto: Noelia Deniz (VAVEL España)

Comenzó el año de la misma manera en la que cerró el anterior, sufriendo y disfrutando de la hinchada azulgrana a partes iguales. André Gomes se incorporó a la entidad culé en el verano de 2016, procedente de un Valencia al que había dejado en puestos medios de la clasificación. Desde su laureada llegada ha levantado sentimientos muy diversos entre los aficionados. Algunos esperan a ese centrocampista técnico que filtraba pases entre lineas y que salía del campo con varias asistencias bajo el brazo cuando jugaba para los chés y otros, de tendencias más pesimistas e impacientes, aún no saben que pensar del "21", llegando incluso a reclamar su venta.

André Gomes terminó la temporada con sólo 3 golesY es que de enero a mayo el portugués no cumplió las expectativas prometidas ni certificó los números que se esperaban de él. No le faltó confianza por parte del míster, ya que de la mano de Luis Enrique participó en 30 partidos e hizo tres goles, la segunda media de goles por partido más baja de su carrera, por detrás de aquella de 0.05 que certificó en el Benfica en la temporada 2013/2014. Además, finalizó la campaña 16/17 con tres tarjetas amarillas.

André Gomes con el FC Barcelona en el Camp Nou | Foto: Noelia Déniz, VAVEL
André Gomes con el FC Barcelona en el Camp Nou | Foto: Noelia Déniz, VAVEL

El año del equipo tampoco benefició a su juego ni acompañó a la mejora progresiva de su rendimiento, cayendo eliminados en cuartos de Champions y con opciones escasas en LaLiga debido al carácter irregular del Barça, que era capaz de saldar con victoria los partidos más difíciles y tropezar ante los rivales más asequibles. Con el nombrado panorama, la Copa del Rey fue el único trofeo que pudieron pelear y alcanzar los culés. En esta última André firmó cero goles en los cuatro partidos que disputó. Números idénticos a los que promedió en la Copa de Europa.

Con Luis Enrique el portugués disputó 30 partidos, números que parecen difíciles repetir con Ernesto ValverdeFinalizada la temporada con el equipo de la Ciudad Condal, el jugador viajó con su selección a disputar la Copa Confederaciones, campeonato al que habían podido acceder gracias a la Eurocopa ganada por Portugal un año antes, en julio de 2016. Ante el frío ruso y compitiendo con rivales de la talla de Alemania, Chile o la propia Rusia, en unas semifinales disputadas, Portugal cayó en penaltis por cero a tres ante el seleccionado chileno. André jugó cuatro partidos en los que no vio puerta.

Así retornó a Barcelona, con ganas de convencer y agradar a la hinchada, además de hacerse con la confianza del nuevo entrenador, Ernesto Valverde. De momento, a pesar de entrar menos en juego que en la temporada anterior, la imagen que está plasmando sobre el verde es muy diferente. Jugando como recambio en la mayoría de encuentros ha firmado seis partidos en liga, cinco en Champions y dos en Supercopa de España. No ha estrenado su casillero pero está recuperando sensaciones y se le ve más participativo en el terreno de juego, con una energía renovada y entrando en una dinámica que se asemeja a la que mostró hace unos años en el Valencia.

André Gomes ante el Deportivo en el Camp Nou | Foto: Noelia Déniz, VAVEL
André Gomes ante el Deportivo en el Camp Nou | Foto: Noelia Déniz, VAVEL

André, quién aún no ha superado la barrera de los 24 años, tiene margen de mejora y en un futuro seguirá disfrutando de ocasiones en las que demostrar que sus cualidades le pueden hacer triunfar en Can Barça. Además, podrá resarcirse y justificar esos 50 millones que desembolsaron por él en un mercado en el que tanto azulgranas como merengues pelearon para hacerse con sus servicios. Tiene capacidad para ello y no le falta confianza y respaldo por parte del equipo, ya que desde la entidad se espera mucho de este centrocampista polifacético, que puede jugar en todas las posiciones del centro del campo, dándole así descanso a Sergio Busquets, ayudando a Iniesta en la medular u ocupando posiciones cercanas al pico del área desde las que filtrar pases de gol. Sólo queda esperar y confiar, las dos únicas premisas que pueden garantizar la explosión del luso. 

VAVEL Logo