Vuelven los viejos fantasmas
Calleja durante un partido del Villarreal CF. Vía web Villarrealcf.es

El Villarreal CF disfrutó de un plácido final de 2017. Triunfos en plazas difíciles de torear, Vigo y Valencia para poner el broche final a un año con luces y sombras. Las sensaciones invitaban al optimismo tras la llegada de aire fresco con del nuevo "mister" Javi Calleja. Sin embargo, el inicio de 2018 no ha sido ni mucho menos positivo, la derrota en Butarque y el empate en liga ante el Depor del pasado domingo han vuelto a sembrar las dudas sobre el juego que despliega el conjunto de La Plana. Vuelven las dudas, vuelven los viejos fantasmas.

Una de cal y dos de arena

El Villarreal tenía la oportunidad de asaltar la quinta plaza en detrimento del Sevilla y alejarse de los cercanos perseguidores. Y el equipo falló, no estuvo a la altura de las necesidades del choque. Pasadas ya las vacaciones, los de La Plana han mostrado algunas debilidades del principio de temporada. La falta de intensidad, y sobre todo, la nula creación y la falta de movilidad en la zona de ataque. Quizás la repentina marcha de Bakambu en el mercado invernal ha podido distraer el grupo. 

Este no ha sido el único traspié del submarino en el presente 2018, la derrota en Copa ante el Leganés por 1-0 obliga al Villarreal a remontar este próximo miércoles para seguir adelante en el torneo del K.O. Y no parece que la dinámica sea la propicia para encarar una remontada de este tipo ante uno de los equipos revelación del campeonato. 

Trayectoria de Calleja

Llegar y besar el santo. Calleja llegó como salvador y su llegada cambio la dinámica del submarino. Un cambio que no ha terminado de cuajar, pero que ha consolidado al conjunto groguet en la zona de Europa League. Además de conseguir la clasificación como primero de grupo. 

Eibar, Girona y Las Palmas fueron las primeras víctimas de este fructuoso cambio del submarino. En la siempre difícil visita al Metropolitano, los amarillos rascaron un punto de oro con tanto de Bacca. Y vuelta al triunfo ante el Málaga. 13 puntos de 15 y ascenso a puestos de Europa.

Sin embargo, la inercia positiva se fue diluyendo con la pérdida de puntos en los minutos finales. Sólo un punto ante el Athletic antes de encadenar tres derrotas consecutivas ante Sevilla, Leganés y Barcelona. Lejos de venirse abajo, y con la vuelta de Asenjo, el Villarreal conquistó Balaídos y Mestalla. Y ahora, vuelta a las andadas.

Una temporada marcada por racha positivas y negativas. El Villarreal deberá conseguir una mayor regularidad y fiablidad en su fútbol para conseguir los objetivos en este tramo decisivo de la temporada. Y poder así, olvidar los viejos fantasmas.

VAVEL Logo