La Europa League pasó factura
Villarreal | Foto: vavel.com

El resultado de ayer les deja un sabor amargo a los hombres de Calleja ya que, después de ir por delante en el marcador casi todo el partido.

El Espanyol, aún así, tuvo la oportunidad de adelantarse en el marcador tras un disparo al poste de Baptistao que acabó saliendo a la derecha de Asenjo.

El míster madrileño tenía en mente la remontada del jueves ante el Lyon y se dejó a buena parte de los titulares en el banquillo para que llegaran al 100% físicamente para la vuelta de la Europa League en la que necesitarán remontar para pasar de ronda.

Carlos Bacca tuvo una ocasión clamorosa para poner el 0-2 en el marcador y, poder poner así, tierra de por medio para llevarse los tres puntos de Cornellá y mantener así la quinta plaza de la clasificación, pero eso no pudo ser.

El ariete cafetero salió en la segunda mitad en busca del gol de la tranquilidad, pero no tuvo su día, y al final el equipo lo acabó pagando.

Trigueros fue otro de los jugadores que se quedaron en el banquillo para descansa y estar al máximo en el próximo partido del jueves frente al Olympique de Lyon. En fases del partido, el submarino también lo notó y lo acusó durante todo el partido.

En fin, ahora hay que enfrentarse al Olympique de Lyon que ya mostró en el partido de ida, que puede considerarse como un equipo favorito al título. Por eso, Calleja pasó de desapercibido ayer en Cornellá dando minutos a los menos habituales y reservando a los jugadores titulares para afrontar el próximo jueves el que podrá ser el partido más importante de la temporada, y a la vez, seguir con opciones para conseguir el primer títulos de la historia del club y marcar una época.

VAVEL Logo