Los antecedentes del derbi
FOTO: REAL ZARAGOZA

El Real Zaragoza afronta el derbi aragonés del próximo sábado con la esperanza de seguir sumando puntos para afianzarse en el playoff y, quién sabe, poder aspirar a alsgo más. El conjunto maño llega al choque en sexta posición con 52 puntos, siendo el mejor equipo de la segunda vuelta. Por su parte, la SD Huesca llega en tercera posición (con un partido menos) con 58 puntos, tras una mala racha de seis partidos sin ganar que le ha sacado del ascenso directo.

Es por ello que la SD Huesca de Rubí intentará reencontrarse con la victoria en un duelo directo, y de ese modo seguir peleando por el ascenso directo. El conjunto oscense no gana desde el partido frente a la Cultural Leonesa, el pasado 11 de febrero. Desde entonces, suma tres empates y tres derrotas, además del partido aplazado de la jornada pasada frente al Albacete Balompié. 

Pese a que los derbis aragoneses son siempre partidos de alto voltaje, no tienen una gran historia, ya que SD Huesca y Real Zaragoza se han enfrentado en tan solo siete partidos oficiales, todos ellos en Segunda. De los siete duelos anteriores, tres fueron para el Real Zaragoza, tres acabaron en tablas y uno fue para la SD Huesca, el más reciente.

El cuadro oscense ha visitado La Romareda en tres ocasiones. La primera fue en la 2008/09, temporada que acabaría con el Real Zaragoza en Primera. Ese día el electrónico reflejó un 2-2. Tras varios años sin coincidir, hace dos temporadas ambos conjuntos se enfrentaron de nuevo, quedando el derbi nuevamente empatado (3-3). La última visita del Huesca al Municipal se produjo la temporada pasada, duelo que se decidió en los instantes finales con un solitario gol de Jorge Casado (1-0). En conclusión, los antecedentes nos auguran un gran derbi, quizás el más igualado de la historia, ya que nunca antes ambos equipos habían estado tan parejos en la lucha por el ascenso. 

VAVEL Logo