Todo se complica

Tras el empate de ayer, el Submarino Amarillo volvió a desaprovechar una buena oportunidad para sumar puntos.

Todo se complica
Todo se complica/ Foto: La Liga

El punto de ayer supo a poco para los aficionados castellonenses que llegaban con la esperanza de lograr la victoria para abrir brecha y recortar puntos con sus rivales más directos: el Sevilla y el Betis. Sin embargo, tras una remontada final por parte de los sevillanos, el Submarino Amarillo tuvo que conformarse con la repartición de puntos. Además, el Betis sí logró los tres puntos el viernes, por lo que consiguió afianzar su quinta plaza en la clasificación, a cuatro puntos del conjunto amarillo.

En su recta final, el Villarreal habrá de luchar al máximo para conservar su plaza en Europa, ya que cada vez queda menos y los objetivos son altos. De no ser así, los sevillanos podrían dejar fuera al conjunto de puestos europeos, lo que sería una gran decepción para el equipo.

El partido de ayer fue otro duro golpe para el conjunto. El encuentro, que estaba prácticamente sentenciado, dio un giro inesperado a la balanza en el minuto 77. El Villarreal tenía clara su estrategia desde el comienzo: dejar que los minutos pasasen para cansar al Sevilla y aprovechar la presión para crear jugadas de contragolpe. Y en efecto, la estrategia funcionó y logró que el equipo castellonense se adelantase en el marcador con un gol de Raba en el minuto 36. A esas alturas, el partido era amarillo.

El Villarreal creaba muchas más jugadas de peligro que un Sevilla que solo corría detrás del balón sin sentido. Sin embargo, tras comenzar la segunda parte el Sevilla pereció despertar un poco. Con la entrada de Ben Yedder al campo, el Sevilla comenzó a crear más peligro. La locura total llegó a falta de los 30 minutos finales del encuentro. Con el gol de Bacca y la expulsión de Ben Yedder, los amarillos ya daban la victoria por hecha.

Sin embargo, no era así, y es que el Sevilla aprovecharía los últimos minutos para remontar el partido. Tras fallar un penalti, Nolito logró anotar el primer tanto para los blancos. Tan solo cuatro minutos más tarde, sería Nzonzi con un disparo desde fuera del área el que lograría empatar el encuentro. Resultado positivo para el Sevilla que puede seguir aspirando a los puestos europeos mientras que fue una decepción para los amarillos, que ya contaban con sumar tres puntos.

Último esfuerzo

Resultado preocupante para el Villarreal, que depende de sus últimos encuentros para clasificarse. Abril era el mes clave para sumar puntos y abrir brecha, pero el equipo parece estar teniendo complicaciones. Sin embargo, los últimos encuentros serán más duros, ante equipos muy fuertes como el Valencia, el Madrid o el Barcelona. Por ello, el Submarino Amarillo deberá esforzarse al máximo y echar toda la leña en el asador para lograr victorias en los últimos seis encuentros de esta temporada.