Buen planteamiento y mejor empate

Los de Sandoval plantean un partido duro a un Osasuna mermado y obtienen recompensa con un merecido empate con sabor a algo más.

Buen planteamiento y mejor empate
Fotografía: CórdobaCF

El Córdoba jugaba con su habitual 4-2-3-1, que le venía dando buenos resultados y confianza en el verde. Lo más destacado de la alineación que presentaba José Ramón Sandoval era la baja de José Antonio Reyes, que se caía de la convocatoria por lesión en el partido de la semana anterior en el Arcángel contra el Lorca por problemas en el abductor, le supliría el colombiano Narváez.

Muchos cambios en el equipo andaluz, que además introdujo en la titularidad acompañando a Edu Ramos en el Centro del campo a Valentín, un planteamiento a priori defensivo ante un Osasuna que se antojaba peligroso.

En el partido se vio un Córdoba bien posicionado y creando peligro en el área rival, tenían la lección bien aprendida los de Sandoval. Prueba de ello es que en el minuto 18 llegó el gol del Córdoba. Una jugada por banda derecha de Guardiola, que con más suerte que acierto, dejó atrás a su rival a duras penas y dio un pase en horizontal donde estaba Javi Galán. Fue este el que colocando el balón donde el portero del Osasuna, Sergio Herrera, no pudo llegar. A partir del gol el Córdoba seguía bien plantado sin perderle la cara al partido, de vez en cuando alguna jugada de los locales, que creaban peligro en él área de Kieszek.

Cuando mejor jugaba el equipo andaluz, llegó la lesión de Quintanilla, que de nuevo condicionaba el partido para el Córdoba. Tuvo que ser sustituido por Caro, que por esa banda fue por donde más peligro generó el Osasuna, pero sin mucho acierto.

La segunda mitad transcurrió con dominio de nuevo del equipo visitante y cuando mejor jugaban llegó el gol de los locales. Un saque de esquina sacado con normalidad, fue rechazado por la defensa visitante y Borja Lasso desde la frontal puso el balón donde Pawel Kieszek no pudo llegar. Minuto sesenta y llegó el empate de los locales. En ese momento se vio a un Córdoba más defensivo pero sin perder su identidad, un equipo luchador.

El Córdoba acorralaba en su área a un Osasuna en busca de una victoria necesaria para salir de los puestos de descenso. El partido se convirtió en un ida y vuelta, llegando a tensiones típicas entre jugadores. Prueba de ello llegó la expulsión del central Aythami Artiles en una jugada que le supuso la segunda amarilla a falta de los minutos de descuento. Buena contundencia ofensiva la que demostraba el equipo andaluz. Seguidamente el colegiado expulsaba del banquillo al segundo portero del Córdoba, Igor Stefanovic, por supuestamente insultar desde el banquillo. Fueron minutos de desconcierto y tensión y en el minuto 93 sería expulsado Xisco Jiménez por el equipo local por doble amonestación al enfrentarse con el árbitro.

Así terminó un encuentro donde se jugaban mucho ambos equipos, y donde se vio un partido competido por ambos. El córdoba tendrá que hacer valer el punto conseguido en el reino de Navarra la semana que viene ante el filial del Sevilla en el Arcángel y no olvidar de dónde vienen.