Partido clave
Partido clave/ Foto: La Liga

Partido clave

En el momento más crítico de la temporada para el Submarino Amarillo, el conjunto se verá las caras ante el Leganés el próximo martes a las 21:30 en el Estadio de la Céramica.

anaminguet
Ana Minguet

A tan sólo seis partidos para el final de la temporada, el Villarreal se encuentra en uno de los momentos más intensos e importantes de toda la temporada. El conjunto, que parece no remontar el vuelo de sus idas y venidas deberá seguir luchando en todos los encuentros si desea mantener los puestos europeos. Actualmente, ocupa el sexto puesto en la clasificación, cuatro puntos por debajo del Betis y a tan sólo un punto por encima del Sevilla, datos preocupantes para el equipo que no tiene nada asegurado. Por ello, cualquier punto a partir de ahora es oro para los equipos que aspiran a jugar en Europa la próxima temporada.

El martes ante el Leganés será la oportunidad perfecta para el conjunto castellonense de demostrar que tiene claros sus objetivos: continuar en los puestos altos de la tabla. Pese a su mala racha, los amarillos saldrán con todo y no dudarán en utilizar hasta el último cartucho que les quede, ya que la causa lo vale. Sin embargo, en caso de derrota, el puesto del Submarino en Europa podría peligrar, ya que los sevillanos vienen pisando fuerte. 

Mala racha, malos resultados

Durante toda la temporada, el Villarreal ha mostrado irregularidad en sus partidos. Cuando conseguía remontar con partidos que se mostraban a la altura de la plantilla, no se lograba continuar con esas buenas sensaciones. Es por ello por lo que el Villarreal ha mostrado su peor cara de las últimas temporadas; con malos resultados, remontadas en los últimos minutos y lesiones. El conjunto parece no haber encontrado la clave aún para jugar con regularidad y seguir sumando puntos, lo que ha perjudicado su puesto en la clasificación. Pese a haber tenido los objetivos claros desde el comienzo, el Submarino está encontrado muchas dificultades para seguir adelante. Ahora más que nunca, a seis partidos del final, es importante mirar atrás para mejorar de cara a los últimos encuentros.

Además, durante esta temporada al conjunto castellonense le está resultando muy difícil sumar el máximo de puntos en casa. Algo que se planteaba como un objetivo claro, parece haber pasado a una maldición. El Villarreal se ha convertido en el segundo equipo con peores resultados en casa de esta temporada y eso ha desmotivado en parte a la afición granota. Una vez más, el encuentro del martes, será una oportunidad nueva de ganarse la confianza de la grada.

Finalmente, el conjunto también muestra muchas dificultades en resolver partidos. Mientras que en muchas ocasiones el partido parecía sentenciado por el buen juego del conjunto amarillo, el equipo ha perdonado ocasiones claras o ha vivido remontadas preocupantes, como el caso del partido ante el Sevilla. Por ello, el Submarino ha de jugar con máxima intensidad desde el comienzo, aprovechando todas las oportunidades de crear peligro y poder resolver el encuentro desde el comienzo para evitar complicarse la vida. Además, deberá evitar confiarse a mitad partido para evitar así sustos que puedan causar la pérdida de puntos. El Villarreal parece inmerso en una mala racha de la que no es capaz de salir y por ello deberá aprovechar el encuentro ante el Leganés como punto de inflexión para mirar hacia arriba.

Hay mucho en juego

No solo para el Villarreal, si no que todos los equipos van a tratar de aprovechar los últimos encuentros de la temporada para subir puestos y lograr sus diferentes objetivos. Mientras que el Villarreal tratará de clasificarse para Europa, el Leganés llega con la esperanza de obtener un puesto a mitad de tabla, que demuestre la determinación y esfuerzo del conjunto durante la temporada.

Actualmente, se encuentra en la decimotercera posición, a tan solo un punto de la Real Sociedad y el Eibar y a tres puntos del Getafe. Nada está resuelto y el Leganés tratará de obtener el máximo de puntos para poder aspirar a puestos más altos en la clasificación. Además, el Athletic de Bilbao y el Alavés se encuentran a menos de dos puntos del conjunto madrileño, por lo que una victoria el martes le servirá para tratar de abrir brecha con los equipos que le pisan los talones.

Cabe destacar también la presencia del Sevilla en la tabla, a tan solo un punto del Villarreal. Una derrota por parte del Submarino supondría casi seguro el hecho de salir de puestos europeos, por lo que tendría que jugar dependiendo de otros equipos y no solo de sí mismos. El Sevilla disputará su próximo encuentro el martes a las 19:00 ate el Deportivo. Para ellos, el partido resulta igual de importante, aspirarán a conseguir los tres puntos para así poder clasificarse para Europa.

En caso de una victoria por parte del conjunto sevillano, el submarino solo podría mantener su puesto mediante otra victoria, para así mantener la diferencia de puntos existente entre ambos. Por otro lado, en caso de una derrota por parte del Sevilla y victoria del Submarino Amarillo, este podría respirar más tranquilo, aunque no relajarse del todo ya que aún quedan posibilidades de cambio en la clasificación.

Sin margen de error

A estas alturas y echando vista atrás a los resultados de esta temporada, el Villarreal juega sin margen de error. Un mal partido podría causarle la perdida de los puestos de Europa que sería muy complicado de volver a recuperar. Por ello, el conjunto amarillo debe planificar bien la estrategia, para salir desde el minuto uno concentrados en el objetivo de sumar la máxima puntuación. En el encuentro ante el Leganés, solo valdrá la victoria y por ello habrán de luchar al máximo para conseguirla.

A tan solo seis partidos del final de la temporada, el submarino Amarillo se está jugando todo y el hecho de lograr sus objetivos pende de un hilo. Por lo tanto, cada partido a partir de ahora es una final, y tanto la afición como el equipo esperan lo máximo de la plantilla. El martes ante el Leganés, el equipo vivirá uno de los momentos más intensos y clave de la temporada, el punto de inflexión que hará que el color amarillo siga dando esperanza o el punto de no retorno que provocará la decepción de la afición granota. 

VAVEL Logo