No habrá sanción de la FIFA por racismo tras la denunciade Brewster

Tras la denuncia del jugador inglés Brewster, quien asegura que un jugador español había proferido insultos racistas a un compañero de selección, la FIFA ha decidido no aplicar ninguna sanción debido a la falta de pruebas.

No habrá sanción de la FIFA por racismo tras la denunciade Brewster
Un jugador inglés tras marcar un gol en la final del Mundial sub 17/ Foto: Getty images

La FIFA ha decidido cerrar sin sanción un procedimiento abierto el pasado mes de marzo tras las denuncias del jugador inglés Rhian Brewster por un posible lenguaje racista de un futbolista español hacia uno jugador del conjunto inglés en la final del Mundial sub 17.

Ha sido la Comisión Disciplinaria del máximo organismo del fútbol mundial la que ha llegado a la conclusión de no sancionar alegando una “falta de pruebas suficientes para corroborar la reclamación del jugador inglés”, según confirmaban fuentes oficiales de la FIFA este jueves. A pesar de la no posibilidad de sanción debido a la anteriormente mencionada falta de pruebas definitorias, en ese mismo comunicado el órgano rector del fútbol reitera su “compromiso inequívoco con todas las formas de discriminación, tal y como dimana de sus estatutos”.

Todo este asunto proviene de la final del Mundial sub 17 disputada en India el 20 de octubre del pasado año en el que se enfrentaban las selecciones de Inglaterra ante España. Dicho encuentro lo terminaría ganando el equipo inglés por un contundente 5-2 lo que supuso que Inglaterra se proclamase campeona del mundo de su categoría. En ese partido, Brewster, un jugador perteneciente a las categorías inferiores del Liverpool, comentó que un futbolista de la selección española se había dirigido hacia un jugador inglés profiriéndole comentarios de índole racista. En concreto, su denuncia aseguraba que el español había llamado mono al jugador inglés Gibbs-White.

Este jugador ya había estado involucrado en un caso similar en el que también se vio obligado a denunciar. Fue hace poco cuando también interpuso una denuncia, esta vez ante la UEFA, por haber recibido varios insultos racistas en un encuentro ante el Spartak de Moscú correspondiente a la Liga de Campeones de la categoría juvenil.