Resumen de la temporada 2017-2018: CD Lugo, de más a menos
Uno de los momentos mágicos de la temporada| Fuente: VAVEL

Resumen de la temporada 2017-2018: CD Lugo, de más a menos

Tiempo de análisis a una temporada más del cuadro lucense en la categoría de plata del fútbol español.

rayko-ayan-vilar
Rayko Ayán Vilar

Con la temporada del CD Lugo finalizada, es momento del análisis. Muchos se preguntan el por qué del pobre final de temporada que hace el equipo lucense en los últimos cursos. Quizá se deba al límite salarial del club, que lo sitúa entre los más bajos de la categoría. Lo cierto es que en los últimos años se está viviendo una constante: ilusión a lo largo del curso y desilusión con los resultados finales. Con todo ello, un año más consiguiendo la permanencia sin apuros, y agrandando la historia de un Lugo que, hasta este viaje iniciado con Quique Setién en Cádiz, tan sólo había estado una temporada en la Segunda División del fútbol español. Los aficionados lucenses se llevaron alegrías y decepciones. Momentos para celebrar fueron las muchas jornadas que pasó el Lugo en posiciones de playoffs, llegando incluso a ser líder de La Liga 1|2|3 por primera vez; y la decepción de otro final de temporada amargo en el que los jugadores parecieron bajar los brazos una vez conseguido el objetivo.

Resumen cronológico

Temporada nueva, proyecto nuevo. Víctor Moreno llegaba a la dirección deportiva del club rojiblanco procedente del Albacete. Con él llegaba Francisco, que no pudo conseguir la machada de la permanencia con el UCAM Murcia, a pesar de estar a punto de conseguirlo si no fuese por un penalti fallado ante el Nástic en la última jornada de liga. Con Víctor Moreno a los mandos de la dirección deportiva aterrizaban en Lugo jugadores de nivel consagrados en la categoría, como es el caso de Juan Carlos, Cristian Herrera, Campabadal, Luís Ruiz, Azeez, Josete; jóvenes promesas como Sergio Díaz, Bernardo o Guille Donoso.

Tras la pretemporada, un inicio titubeante, rondando las posiciones de descenso y pecando de falta de gol. Pronto cambiaron las tornas y el Lugo mostraba unas sensaciones de competitividad que se trasladaron a buenos resultados. Era muy difícil hacerle frente al cuadro lucense, que a pesar de no mejorar excesivamente en el acierto de cara a portería, rentabilizaba al máximo los goles anotados y de todos ellos sacaba puntos. Llegados al ecuador del curso, la afición no podía estar más ilusionada con su equipo, viéndolo en las posiciones más altas de La Liga 1|2|3. Parecía ser el año de dar un paso al frente, pero las bajas en el plantel lucense hicieron mella en los resultados, y las incorporaciones realizadas en el mercado invernal no ofrecieron el rendimiento esperado. Un fijo en defensa como Ignasi Miquel hacía las maletas con destino Málaga, mientras que un fijo en las alineaciones de Francisco, Campabadal, caía lesionado para lo que restaba de temporada; de la misma forma que “el Polaco” y Sergio Díaz. También fue clave el bajo rendimiento de Fede Vico en la segunda vuelta, tras una primera espectacular.

Con los 50 puntos al alcance de la mano, se resistían y fueron varias las jornadas en las que el Lugo no conseguía llegar a esa cifra. Como consecuencia, las posiciones de playoff se alejaban cada vez más, relegando al equipo lucense a la posición de mitad de tabla que lo caracteriza en el final de las temporadas en La Liga 1|2|3.

Mejor momento del curso

A pesar de haber sido colíder de la mano de un histórico como el Osasuna, el Lugo nunca había estado en lo más alto de la clasificación de La Liga 1|2|3 de forma solitaria. Este hito se produjo en la jornada 12 con la victoria frente al Nástic de Tarragona en el Anxo Carro. Campillo ponía líder a los rojiblancos con un gol en el minuto 25 y la afición disfrutaba con un equipo muy sólido en defensa que rentabilizaba al máximo sus goles. Alcanzaba la primera posición con 23 puntos, uno más que su perseguidor, el Osasuna.

También hubo victorias para recordar. A todos se nos viene a la mente la cosechada frente al Sporting de Gijón. Una rivalidad amistosa, entre dos aficiones hermanadas, y que con la ausencia de más equipos gallegos en la Segunda División, en Lugo se considera ese partido como un derbi. Un auténtico espectáculo el vivido esa tarde noche en el Anxo Carro, con un gol del portero Juan Carlos desde su propio campo que copó las portadas de la información deportiva.

Peor momento del curso

Sin ninguna duda, el final de temporada. Con los brazos bajados, los jugadores no consiguieron ilusionar a su afición hasta el final, y esta respondió con silbidos al bajo rendimiento de algunos jugadores. Llegar a las jornadas finales con serias opciones de conseguir algo importante, es una tarea pendiente para el Lugo, aunque esto parece muy difícil debido a que cuenta con uno de los presupuestos más bajos de la categoría. Si esto se tiene en cuenta, la clasificación final del Lugo en todas estas temporadas es de un notable alto.

Mejor jugador

El elegido por la afición fue el portero Juan Carlos. Llegó procedente del Elche repleto de críticas por la afición ilicitana tras el descenso a Segunda División B. En Lugo volvió a demostrar su mejor nivel, siempre sobrio bajo palos y dándole puntos a su equipo. Ha ganado el premio a mejor jugador de La Liga 1|2|3 en el mes de enero y fue de los preferidos por la afición rojiblanca al término de cada partido.

Objetivos con vistas al verano

Se avecina un verano movido en las oficinas rojiblancas. Con la renuncia de los altos cargos deportivos, Víctor Moreno y Francisco, al Lugo le toca iniciar un nuevo proyecto. Esto es algo que preocupa y mucho a la afición. Desde la etapa del tándem Setién – Mouriz, la estabilidad deportiva se perdió. Con Tino Saqués de presidente, ya han pasado 3 directores deportivos: Toni Otero, Emilio de Dios y Víctor Moreno. El cuarto ya está en camino tras el anuncio oficial de que Emilio Viqueira se haría con las riendas de la Dirección Deportiva.

En los banquillos, más de lo mismo. Después de seis años con Quique Setién, cuatro fueron los integrantes: Luís Milla, Durán (actual entrenador del filial), Luís César y por último, Francisco; está por ver quien será el próximo.

Puntuaciones

(0-3: Muy mal / 4 :Mal / 5: Regular / 6: Bien / 7: Bastante bien / 8: Muy bien / 9: Fantástico / 10: Excelente / S.C: Sin calificar).

Portería

Juan Carlos

8: El resurgir de un buen portero | Tras vivir un año muy difícil en Elche, llegó a Lugo con la intención de sentirse importante y rendir a un alto nivel. Sin duda alguna, lo ha conseguido.

Roberto

6: Despedida a una sublime trayectoria | Relegado al banquillo con el buen rendimiento de Juan Carlos, cumplió siempre con su papel y fue un referente en el vestuario. Pudo despedirse del fútbol siendo titular en las últimas jornadas y con buenas actuaciones. Seguirá ligado al fútbol en el organigrama del equipo lucense.

Defensa

Campabadal

7: Mala suerte | Era uno de los fijos para Francisco antes de su grave lesión. Uno de los mejores jugadores del Lugo en la brillante primera vuelta de los lucenses.

Serge Leuko

6: Irregular | Adquirió importancia con la lesión de Campabadal. Siempre comprometido como el que más pero irregular en sus actuaciones.

Lemos

5: Lejos del nivel mostrado la temporada pasada | Tras su fichaje por el Celta y la fugaz cesión al Lens francés, llegaba al Lugo para cubrir la lesión de Campabadal. No ha rendido al nivel esperado.

Bernardo

8: Sobrio | Siempre comprometido y un fijo para Francisco. De lo mejor del Lugo esta temporada.

Josete

6: De más a menos | Tuvo la difícil tarea de suplir la baja del traspasado Ignasi Miquel. Lejos del rendimiento del catalán, supo competir con esa responsabilidad.

Luís Muñoz

5: Discreto | Procedente del Málaga y tras jugar en escenarios como el Bernabéu, llegaba al Lugo con galones suficientes para competir en defensa. No ha estado a un alto nivel en sus actuaciones.

José Carlos

4: Pocas oportunidades | No ha contado con los minutos suficientes para demostrar que puede jugar en Lugo.

Centro del campo

Pita

7: Cumplió como siempre | Las lesiones y el buen nivel de Azeez lo mantuvo alejado de los onces buena parte de la temporada. Fue adquiriendo importancia y acabó la temporada como un fijo. Siempre comprometido y a buen nivel.

Seoane

8: La extensión del entrenador en el verde | No hay nadie que le quite el puesto al de Compostela. Desde su llegada al Lugo siempre ha sido un fijo, y esta temporada no ha sido menos. Uno de los mejores de la temporada.

Azeez

6: De más a menos | Muy buenas actuaciones en la primera vuelta de la temporada. Pita le quitó el puesto en la segunda y ya nunca volvió a rendir como al principio.

Sergio Gil

6: Resurgir final | Las lesiones le impidieron competir hasta bien entrada la temporada. Fue de lo mejor del Lugo en el mal final de temporada.

Campillo

6: Irregular | No ha sido su mejor año en el Lugo. Irregular en sus actuaciones, capaz de lo mejor y de lo peor.

Fede Vico

6: Decepción final | A lo largo de la temporada ha demostrado un punto de calidad por encima de sus compañeros. Parecía que la Segunda se le quedaba corta, pero el final de campaña empañó su rendimiento. Desde que se filtró su no renovación por el Lugo, ha bajado su rendimiento.

Jaime Romero

6: Aire fresco | Llegó en el mercado invernal y no le costó adaptarse al equipo. Inmediatamente llegaron buenas actuaciones y goles.

Nico Albarracín

6: Irregular | Relegado al banquillo por Fede Vico e Iriome, siempre le tocaba el papel de revulsivo en la segunda parte. Tuvo oportunidades desde el once inicial pero no las supo aprovechar del todo.

Iriome

7: Comprometido | Un año más, gran papel del canario en el Lugo. Ya es un lucense más y a pesar de la competencia de este año, volvió a ser uno de los fijos.

Delanteros

Polaco

4: No ha sido su año | La grave lesión le perjudicó en su primera experiencia en nuestro país. Contó con los minutos suficientes antes de ella para demostrar su nivel, pero no lo consiguió.

Sergio Díaz

S.C: Pocas oportunidades | Llegaba como una joven promesa del mundo del fútbol. Parecía ser el año de despegue pero pocas oportunidades tuvo antes de la grave lesión sufrida.

Mario Barco

7: Las lesiones le perjudicaron | Siempre un punto por encima de los demás en cuanto a compromiso en el verde. Uno de los preferidos de la afición por sus buenas actuaciones. De no ser por las lesiones, habría sido un gran año para Barco.

Cristian Herrera

6: A su nivel | El máximo goleador del equipo con 7 goles. Un tanto irregular y jugando en la banda durante muchas ocasiones a pesar de ser un delantero nato. Buenas actuaciones.

Chuli

4: Pobre paso por Lugo | Llegó en el mercado invernal y le costó adaptarse al equipo. Actuaciones discretas y menos goles de los esperados.

Escriche

8: El gran descubrimiento | Ha dado el salto desde Preferente. Fue la gran noticia del Lugo de este año gracias a la confianza mostrada por Francisco. Parece que hay delantero para años. Hay que mimarlo bien y ayudarle en su desarrollo como jugador. Como delantero que es, ha aportado goles

Entrenador

Francisco

7: Un año de crecimiento | El joven entrenador por fin podía encabezar un proyecto desde el inicio de temporada. Sorprendió a todos consiguiendo un Lugo competitivo y ganador. No le tembló el pulso al dejar en el banquillo a jugadores importantes cuando bajaron su rendimiento y dio oportunidades a todos. Decidió no seguir en Lugo con la mente puesta en un proyecto de mayor importancia. En Lugo se le recordará como uno de los mejores entrenadores que pasaron por el Anxo Carro.

VAVEL Logo