Ivan Rakitić lleva a Croacia a las semifinales

La selección de Croacia volvió a jugarse la vida en la tanda de penaltis esta vez ante Rusia y el centrocampista blaugrana convirtió el gol definitivo.

Ivan Rakitić lleva a Croacia a las semifinales
Rakitic en un encuentro con el FC Barcelona. Foto: Noelia Déniz - VAVEL

El Mundial de Rusia 2018 está llegando a su fin y ya solo quedan cuatro selecciones que pelearán por la copa del mundo en las semifinales. FranciaBélgica, Inglaterra y por último Croacia, la gran sensación del torneo. 

Los balcánicos tuvieron que sufrir en los octavos de final ante Dinamarca, partido que se resolvió desde la tanda de penaltis y donde los porteros fueron grandes protagonistas. Sin embargo, el que se llevó toda la atención fue Ivan Rakitić, el encargado de lanzar el penalti que supondría el pase a cuartos de final. 

Pues bien, en la eliminatoria ante la anfitriona Rusia, el jugador del FC Barcelona tuvo la misma responsabilidad desde los once metros. Con la misma fortuna, Rakitić metió a Croacia en las semifinales del Mundial batiendo a Akinféev y desatando la locura para los ajedrezados. 

Sin duda alguna es el torneo de Croacia, que ahora deberá batir a una Inglaterra que ya ha presentado sus credenciales. Los balcánicos no alcanzaban las semifinales de un Mundial desde 1998, donde acabaron siendo terceros -mejor marca histórica-.

Con Rakitić ejerciendo de héroe y formando un tándem perfecto con Luka Modrić, esta selección aspira a ganar su primera estrella haciendo el juego más vistoso y preciso en lo que va de campeonato. 

El propio Iván es el jugador azulgrana que más minutos e importancia está teniendo en su selección. Sobretodo en los momentos donde hay que dar un paso al frente, y ahí es donde Rakitić ha dado una clase magistral de liderazgo y sangre fría en el campeonato. Veremos hasta donde llegan los croatas y si pueden plantarse en la finalísima donde esperaría Francia o Bélgica, selecciones que se batirán el próximo martes en la otra semifinal.

Lo que ha quedado muy claro es que el futbol europeo ha pasado por encima de todos los demás, ya que las cuatro selecciones que quedan son del viejo continente.