André Geraldes, un lateral sin gol

El futbolista luso que fue presentado este viernes cuenta con experiencia en varios equipos y con un récord que intentará romper en Gijón.

André Geraldes, un lateral sin gol
André Geraldes fichando para el Sporting de Lisboa, dueño de su pase. FOTO: Sporting Lisboa

El flamante refuerzo del Sporting cuenta con un amplio recorrido por distintos clubes manteniendo una constante: no pudo marcar en ningún club hasta el momento.

Geraldes, de 27 años y 181 centímetros de altura, debutó en el fútbol en el año 2010 vistiendo la camiseta del Chaves de Portugal, donde estuvo una temporada disputando 24 encuentros. Al año siguiente pasó a otro equipo del fútbol portugués: el Aves. Luego de una experiencia en el fútbol turco jugando para el Istambul BB, permaneció estos años de su carrera dentro de su país: Belenenses, Sporting Lisboa, Sporting Lisboa B, dos pasos más por Belenenses, en estos casos en condición de cedido, y Vitória Setubal fueron los distintos recorridos por el nacido en Oporto.

El lateral, que puede jugar tanto por izquierda como por derecha, viene a cubrir los huecos que dejaron las salidas de Alberto Lora, Jordi Calavera e Isma López. Días antes de la presentación de André, fue presentado como segundo refuerzo en este caso el futbolista Molinero también para reforzar las bandas defensivas, puestos que parecieran que ahora están cubiertos con ambas llegadas. Al igual que los otros dos refuerzos del Sporting en lo que va de pretemporada llegó a Asturias en condición de cedido. Su pase pertenece el Sporting de Lisboa.

Analizando su última temporada disputada, jugó en 23 ocasiones, sin convertir ni asistir en ninguna ocasión, recibiendo tres tarjetas amarillas y ninguna expulsión. A lo largo de su trayectoria en el fútbol, además de no haber podido convertir, lleva un récord que genera envidia en cualquier defensa: no vio ninguna tarjeta roja.

El portugués tendrá una temporada para mantener esta racha de partidos sin ser expulsado y buscará, seguramente, aunque sus chances se vean reducidas por el sector que ocupa en la cancha, marcar su primer gol como futbolista profesional.