Táctica y formación Granada CF 2018/19: variantes con seguridad defensiva como base
Diego Martínez da órdenes durante un entrenamiento del Granada CF | Foto: Antonio L. Juárez

El Granada CF de Diego Martínez no tiene un sistema de juego fijo para la temporada 2018/19. El técnico gallego apostará por un esquema u otro en función de la plantilla que finalmente se termine de conformar, de cada partido o del rival. Así lo ha demostrado ya durante la pretemporada. Lo que sí tiene claro Diego Martínez es que su equipo ha de ser organizado, sólido en defensa y vertical en ataque.

El entrenador gallego ya aseguró en su presentación como entrenador del Granada CF que el sistema de juego “dependerá de la plantilla”.  “Si tengo limones, hago limonada y si tengo naranjas, hago naranjada”, aseguró. También apuntó que su equipo tiene que hacerse fuerte a partir de sus fortalezas. “Hay que ser un equipo organizado, con esfuerzo, intensidad y en ataque, ser verticales. En Segunda hay situaciones que hay que dominar, como el balón parado, y partidos feos. Tenemos que tener recursos y dominar muchas facetas. En resumen, ser un equipo competitivo", afirmó Diego Martínez.

El sistema 4-4-2 suele ser el más utilizado por Diego Martínez. Es un sistema clásico con una defensa formada por dos centrales y dos laterales; un centro del campo con dos futbolistas, uno de corte defensivo y otro más ofensivo; dos extremos y dos delanteros en la punta del ataque.

En los dos equipos que Diego Martínez ha entrenado anteriormente en Segunda División, el Sevilla Atlético y Osasuna, ha utilizado más el 4-4-2. Sus equipos destacan por la contundencia defensiva y las rápidas transiciones ofensivas. Con el 4-4-2, Martínez reclama a las líneas de la defensa y del centro del campo estar juntas para dejar el mínimo espacio posible al rival entre líneas. Sitúa a dos hombres rápidos en bandas y dos delanteros con gol para que la baza del contragolpe funcione.

La idea de juego que intentará plasmar Diego Martínez en el Granada CF le resultará familiar a la parroquia granadinista. El equipo rojiblanco ya sabe lo que es alcanzar la cima en Segunda División jugando con verticalidad y al contragolpe. A los mandos de Fabri, el Granada logró meterse en la promoción de ascenso y, a la postre, subir a Primera División con un juego similar al que propondrá Diego Martínez.

El técnico gallego podrá apostar también por otras variantes tácticas a lo largo de la temporada. En pretemporada ya ha utilizado otros sistemas de juego como el 4-3-3 y el 4-2-3-1. Todo dependerá, finalmente, de la plantilla con la que cuente y que no estará cerrada hasta prácticamente el final del mercado veraniego, que termina el 31 de agosto.

VAVEL Logo