Rubi y el cambio de rumbo del Espanyol

Tres meses después de su llegada, el nuevo entrenador ha reinventado al equipo

Rubi y el cambio de rumbo del Espanyol
Rubi durante un partido de pretemporada del Espanyol. Foto: Vavel (Tomás Rubia)

Rubi es el gran fichaje del verano para el Espanyol. El nuevo técnico ha dado una entrada de aire fresco a un vestuario que acabó la temporada pasada desilusionado. Tres meses después de su llegada, el seis de junio, Rubi ha instalado la ambición en el ambiente blanquiazul. Nueva temporada, nuevo técnico y nueva idea de juego. El entrenador de Vilassar ha dado el derecho a soñar a los pericos.

Nueve partidos, una derrota

De los nueve partidos que lleva Rubi en el banquillo del Espanyol, contando también los de pretemporada, el balance es de tan solo una derrota, en la última jornada de liga. Pero a juzgar por el juego del equipo, el Espanyol ha sido prácticamente superior a sus rivales en todos los partidos. En la única derrota, ante el Alavés en Mendizorroza, los pericos pagaron caros cinco minutos de desconexión.

Si algo hay a destacar es la diversidad de goleadores: hasta once jugadores diferentes han visto portería, demostración del estilo de juego más adelantado que quiere Rubi. Leo Baptistao, Melendo, Sergio García, Borja Iglesias, Granero, Darder, Dídac Vilà, Puado, Víctor Sánchez, Marc Roca y Mario Hermoso han marcado bajo las órdenes de Rubi.

Además, en los tres partidos de liga que se han disputado, Rubi cuenta con cinco jugadores que no se han perdido ni un minuto de todos los que se han disputado: Diego López, David López, Mario Hermoso, Sergi Darder y Dídac Vilà. Demostración del cambio de mentalidad en el vestuario está en el lateral Dídac Vilà: con Rubi ya ha disputado tres partidos como titular, los mismos que con Quique Sánchez Flores la temporada pasada.

El vestuario, convencido con Rubi

Son muchos los jugadores que en rueda de prensa han elogiado al nuevo técnico. Des de el mismo Dídac Vilà, que apuntaba “el equipo está cogiendo las ideas muy bien, estamos disfrutando con el balón” o Hernán Pérez, quien ya coincidió con el técnico en el Valladolid, “está plasmando en el Espanyol su idea de juego y le está dando libertad a los jugadores. Eso ayuda a mejorar. Creo que va a hacer algo grande”. En esta misma línea, también Mario Hermoso consideraba que “es un técnico cercano al jugador”, a la vez que “siempre trata de ayudarnos con sus valoraciones y mensajes. Quiere que los jugadores crezcan y que estén a su máximo nivel”. E incluso los menos habituales por el momento, como Álex López, que explicaba que “los jugadores entendemos así el futbol y coincidimos con su manera de verlo”.

Hay una cosa clara: los jugadores creen en el mensaje del cuerpo técnico y de momento esto está dando buenos resultados.