Vuelve el derbi amistoso
Primer plano del tatuaje en la mano de Vadillo

Vuelve el derbi amistoso

El Málaga y el Granada vuelven a enfrentarse en liga después de más de un año. Los andaluces protagonizarán un derbi que los aficionados echaban de menos.

davidca
David Caravaca

Los Málaga-Granada siempre han sido derbis amistosos dignos de ver. Buen rollo en las gradas y pique en el campo han sido los alicientes perfectos para una sana tarde de fútbol que tiene un derbi andaluz como protagonista.

Hacía mucho tiempo que este encuentro no se disputaba. En concreto, el último enfrentamiento liguero de estos dos conjuntos fue en abril del año pasado, cuando los malacitanos vencieron por dos goles a cero en el Estadio Los Cármenes.

En lo extraoficial, el derbi se disputó también en agosto, con el trofeo Ciudad de Granada en juego. El equipo costasoleño se volvió a llevar la victoria, pero esta vez, en un encuentro descafeinado que tuvo que resolverse por penaltis.

La relación entre las aficiones es de lo más destacable de estos encuentros. Los malaguistas y granadistas son "aficiones hermanas", y el buen ambiente tiende a reinar cada vez que estas gradas se juntan. Calma, cánticos y pasión son componentes clave para hacer el derbi mejor y más sano.

Las conversaciones entre las directivas también han sido buenas a lo largo del tiempo. Hemos podido ver como jugadores de un equipo han fichado por el otro y al revés. Esto deja entrever la buena relación "comercial" entre ambas partes.

Hay algunos ejemplos: uno de los más sonados es Ochoa. El portero realizó un enorme Mundial con México, y llamó la atención de todos los equipos. El Málaga consiguió finalmente hacerse con sus servicios. Eso sí, la ficha era demasiado alta para el normal rendimiento que el portero daba, y el club tuvo que prescindir de él.

Tras dos años en Málaga, Ochoa se pasó al Granada. Iturra hizo lo propio. A pesar de que este centrocampista no fue tan querido por las aficiones, es otro efectivo que nos confirma la cordial relación entre las directivas. En 2014, la operación fue la misma que la de Ochoa, del Málaga, Iturra pasó al Granada.

El capitán del Málaga hasta hace poco, Recio, también ha realizado este viaje. El centrocampista es de la cantera malacitana, y llevaba toda su vida en la Costa del Sol. La buena relación entre los nazaríes y el Málaga dio lugar a una cesión. Tras un par de años en Granada, Recio regresó.

Buena relación entre las directivas y las aficiones: una conexión completa en un derbi sano, deportivo y de alto voltaje: no olvidemos que, aparte de los aspectos sociales del partido, la tabla convierte a estos amigos históricos en enemigos acérrimos.

El Granada (4º) se encuentra justo detrás del Málaga (3º), a un solo punto. Todos sabemos lo que esto significa: quien gane quedará por encima de su rival. Los nazaríes podrían superar a los de Muñiz en su lucha por el ascenso, que este año parece más asequible que el anterior.

Los malaguistas, por su parte, pueden alejarse de su rival y ponerse a cuatro puntos de este para reengancharse a la pelea por el liderato. Recordemos que La Rosaleda, hasta el momento, ha sido un fortín, así que las papeletas parecen estar en favor de Muñiz. Aun así, Diego Martínez intentará ganarle la partida.

VAVEL Logo