Anuario VAVEL UD Almería 2018: empezar mal, acabar muy bien
El Almería cierra un año con caras nuevas e imagen nuevas | Fotomontaje: VAVEL

Anuario VAVEL UD Almería 2018: empezar mal, acabar muy bien

El Almería resurge de sus cenizas en la temporada 2018/2019 al dar un vuelco a la imagen dada en la campaña 2017/2018, en la que casi se consuma el descenso de catergoría

jaime-cruz
Jaime Cruz

El 2018 acaba, y con él, un año para olvidar para el Almería, ya que volvió a rozar el descenso a 2ªB en otra pésima temporada más de los rojiblancos. El club indálico realizó varias incorporaciones en el mercado invernal para poder enmendar su mala campaña hasta la fecha y retornar el vuelo en el campeonato liguero. Para ello Alfonso García fichó a tres futbolistas: Sulayman Marreh, procedente de un Valladolid donde no jugó ni un solo minuto; Edoardo Soleri, procedente del filial de la Roma y Lass Bangoura, un jugador que siempre estaba en el punto de mira por su indisciplina y por ser el eterno jugador a explotar en Vallecas. Por otro lado, Nauzet Alemán causó baja en el equipo almeriense por su escaso rendimiento.

Un gran inicio en enero y febrero

El conjunto de Lucas Alcaraz llegaba al inicio del nuevo año con una ligera ventaja sobre el descenso, concretamente cuatro puntos de margen sobre el descenso al final de la primera vuelta, que marcaba el Barcelona B con 21 puntos. Pese a ello, el Almería volvería a caer en puestos de descenso en la vigésima cuarta jornada, donde se quedaría a tres unidades de salir de la zona roja de la tabla clasificatoria. El equipo se vio reforzado con respecto a la época donde Ramis se sentaba en el banquillo almeriense, ya que por fin consiguió ganar a domicilio (dos de ellas a domicilio contra Lorca y Sevilla Atlético), y pudo encadenar a mediados de febrero una gran racha, que le permitió situarse con 33 puntos, ocho más de los que cosechó en la 2016/2017 y siete más de los que logró en la 2015/2016.

Entrenamiento del primer equipo a principios de febrero de 2018 | Fuente: UD Almería
Entrenamiento del primer equipo a principios de febrero de 2018 | Fuente: UD Almería

Turbulentos meses de marzo y abril

Tras un gran mes de febrero, llegó un mes de marzo lleno de curvas. Pese a conseguir empatar en El Alcoraz ante un todopoderoso Huesca que quedaría como primero de la liga y mantener una distancia de cinco puntos con el pozo de la clasificación, los de Lucas Alcaraz no conseguirían sumar ni un solo punto ante Rayo Vallecano, Real Valladolid, Reus y Sporting de Gijón, lo que les haría caer en zona de descenso al final del mes de marzo.

Los últimos meses de la campaña 2017-2018 fueron tediosos y sufridos  para  afición y plantilla. El mes de abril fue de los peores de la temporada, pues resultados como la derrota en casa con el Sporting de Gijón o la humillación sufrida en la Romareda, sentenciaron, al que era en aquel momento técnico de la Unión, Lucas Alcaraz. El club estaba en peligro de bajar a la temida 2ªB. Todas las esperanzas quedaron puestas en el entrenador del filial, Fran Fernández.

Rubén Alcaraz celebrando uno de sus goles al Sevilla Atlético | Fuente: UD Almería
Rubén Alcaraz celebrando uno de sus goles al Sevilla Atlético | Fuente: UD Almería

Los deberes a última hora

Durante el mes de mayo y junio, se cosecharon buenos resultados, a excepción de la derrota por dos a cero frente a un Córdoba en situación similar a la de los rojiblancos. Esto haría que el Almería se jugara todo a una carta en la última jornada en Lugo. Allí, la entidad  consiguió un empate que, ayudado por la derrota de la Cultural Leonesa en Los Pajaritos, permitió que los de Fran Fernández obtuvieran la permanencia en la División de Plata.

Temporada 2018/2019: borrón y cuenta nueva

Llegaría julio; la directiva seguiría mostrando su confianza en Fran Fernández. El técnico presenciaría una revolución en la plantilla, dejando salir a jugadores de renombre como, José Ángel Pozo o Joaquín Fernández y volviendo de sus respectivas cesiones como el gran Rubén Alcaraz. No obstante, el club daría entrada a jugadores prometedores, pero con poco nombre en la categoría como Luis Rioja, José Corpas, Álvaro Giménez, Andoni López, Romera…

La afición no se encontraba ilusionada con el equipo que se estaba formando, lo cual se vio reflejado en la bajada del número de abonados. Pero la ilusión volvería al Estadio de los Juegos Mediterráneos, por medio del buen juego y los notables resultados cosechados durante los primeros partidos de la presente campaña. La UD Almería volvería a soñar.

Fidel celebrando su gol en Lugo | Fuente: UD Almería
Fidel celebrando su gol en Lugo | Fuente: UD Almería

Septiembre y octubre de sorpresas

Pasó el mes de septiembre, donde el Almería dejó unas muy buenas sensaciones, fueron llegando unos resultados muy buenos, el equipo de Fran Fernández se consolidó como un equipo muy fuerte en casa, donde solo ha perdido contra el Málaga. En todos los demás partidos el conjunto rojiblanco ha ido sumando en todos sus encuentros en casa, al menos, un punto.

El gran aspecto a mejorar del equipo almeriense ha sido, sin duda, los partidos fuera de casa, la mayoría de sus encuentros fuera de su feudo se cuentan como derrotas. Otro aspecto en el cual el Almería ha fallado demasiado, es en la cantidad de goles encajados y la manera de recibirlos: en los últimos seis partidos de los hombres de Fran Fernández se han encajado goles muy tempraneros, teniendo que ir a remolque durante todo el partido para intentar remontar el encuentro.

Minuto de silencio en el Almería-Sporting de Gijón | Fuente: La Liga
Minuto de silencio en el Almería-Sporting de Gijón | Fuente: La Liga

El equipo decae un poco

Hay que destacar el gran inicio de temporada del conjunto rojiblanco. No se da un partido por perdido y se intenta por todos los medios posibles contabilizar sus partidos como victorias, algo a lo que la afición del Almería no estaba acostumbrada temporadas atrás. Comienza a ser real ese lema extendido entre afición y redes del club: "Almería nunca se rinde".

El gran inicio de campeonato se ve diluido con el paso de las jornadas en los meses de noviembre y diciembre, donde la dinámica de victorias en casa frente a grandes equipos como Las Palmas o Real Sporting se ve tornada en empates. A esto hay que sumarle el mal hacer del equipo fuera de casa, donde cada partido fuera del Mediterráneo significaba una derrota. El sumar un punto cada dos jornadas hace que el equipo pierda de vista la zona de ascenso y se centre más en mantener distancias con el descenso.

Álvaro Giménez a punto de golpear un balón | Fotografía: La Liga
Álvaro Giménez a punto de golpear un balón | Fotografía: La Liga

Y así finaliza el año rojiblanco

En Liga el Almería se encuentra en la 10ª posición a cuatro puntos de los playoffs de ascenso y dejando el descenso a ocho. Los de Fran Fernández están dejando muy buenas sensaciones y esperan seguir con esta buena dinámica, mejorando los aspectos mencionados anteriormente, en el año 2019, que se presenta ilusionante para el aficionado rojiblanco.

En la Copa del Rey, el equipo almeriense consiguió pasar dos rondas, frente a Málaga y Reus, pero fue eliminado frente al Villarreal, donde perdió en campo visitante por un vergonzoso 8-0, tras lograr un loco empate a tres en casa con el partido ya perdido.

En definitiva, el Almería ha cuajado un muy buen final del año 2018, quitando el batacazo de Villarreal. En Liga, los indálicos han demostrado ser un equipo muy difícil de vencer, un club joven, pero con las ideas muy claras y sabiendo que el primer objetivo principal es conseguir la permanencia, llegar a esos 50 puntos que les den tranquilidad y la posibilidad de aspirar a algo más.

Celebración de un gol en el Carlos Tartiere | Fuente: La Liga
Celebración de un gol en el Carlos Tartiere | Fuente: La Liga

Artículo realizado por: Nacho Nicolás Medina (@nachnicols), Javier Góngora Robles (@Javigoon_), Jaime José Cruz Aguado (@JaimeCruz_8)

MEDIA: 5VOTES: 2
VAVEL Logo