0-1, min 76, Guruzeta.
Rápido y sencillo a los cuartos
Ben Yedder pelea un balón por arriba. Foto: LaLiga

Rápido y sencillo a los cuartos

Punto y final a este triple enfrentamiento entre Sevilla FC y Athletic Club de Bilbao, el cual se saldó con un positivo resultado para los hombres de Pablo Machín, que siguen adelante en la competición del KO tras un soporífero partido de vuelta ante los de Garitano.

currosfc
Curro García

El 16 de enero de 2019 ha estado cargado de noticias en lo referente al Sevilla FC. Y es que se ha confirmado de manera oficial la incorporación de Wöber a la entidad -quien ya ha estado en el Sánchez-Pizjuán junto a Escudé-, la llegada de Dabbur a la capital andaluza para estampar su firma en el nuevo contrato que le unirá al equipo en junio y, para poner el colofón, se jugaba la vuelta de octavos de final de la Copa del Rey ante el Athletic Club de Bilbao. Suponía el punto y final al tripartito que ha mantenido la escuadra sevillana con los vascos.

Tras una plácida ida el pasado jueves, los de Machín tenían que jugar por segunda vez en tres días en San Mamés. En este caso, fue muy distinto. Tanto Sevilla como Athletic desplegaron sus mejores huestes para hacerse con la recompensa de los tres puntos, que suponían oro fueran para el equipo que fuera. Fue la reencarnación de Iñaki Williams en casa, ya que rompió su pésima racha de dos años sin marcar en San Mamés con un doblete que ha dado la vuelta al mundo por su calidad. Tras ese partido, el Sevilla se alejaba del Atlético de Madrid y los vizcaínos empezaban a poner distancias con el descenso.

Acercamientos tímidos para ambos

Salió el Sevilla al verde del Sánchez-Pizjuán impetuoso y con Munir a los mandos de la delantera junto a Ben Yedder. La primera ocasión fue para el francés, que quiso batir a Unai Simón tras un gran pase por alto de Roque Mesa, pero se encontraba en posición ilegal. La siguiente oportunidad de renombre fue para la revelación de los últimos partidos, Joris Ggnagnon, que conectó un buen centro de Mesa que finalmente atajó el meta. Proseguía el conjunto local con su actitud dominante hasta que los pupilos de Garitano fueron ganando terreno y encontrando espacios entre la muralla andaluza. Guruzeta pudo hacer el 0-1 de testa en el 15 en una acción marcada por la indecisión de Juan Soriano, pero el cuero se terminó paseando por el área.

Superada la media  hora de juego en Nervión y con el mismo marcador, las tornas no se invirtieron. El Sevilla seguía con el control de la posesión y de las ocasiones y el Athletic esperaba algún balón para montar una contra que le diese el momento de intimidar. En el 36, Franco Vázquez,  que no se había enfundado la zamarra el pasado domingo por sanción, también gozó de una clara oportunidad en forma de cabezazo tras un nuevo centro de Guruzeta que embolsó Unai. Poco antes del intermedio, los vascos se acercaron nuevamente a la meta sevillista gracias una vez más a Guruzeta, que no vio puerta por muy poco tras un buen servicio de Ibai Gómez al interior del área. Con 0-0 y sin novedad en el frente se llegaría el descanso.

Gol y poco más

El segundo acto echó a rodar trepidantemente. Ni un minuto de juego pasó cuando Munir, que debutaba en Nervión, dispuso de una clara ocasión para perforar la meta bilbaína, pero su chut se fue desviado por muy poco. Hacia el minuto 57, los visitantes se quedaron con la miel en los labios al quedarse muy próximo de rematar Guruzeta un centro raso de De Marcos, que anteriormente combinó muy bien con Ibai. Siete minutos más tarde, ya con Sarabia en el terreno de juego, los de Machín pudieron una vez más inaugurar el electrónico, pero entre la defensa y el portero privaron al madrileño del 1-0.

A partir de ahí, poco más se supo de los sevillistas, que se disolvieron cual pastilla efervescente en favor del Athletic Club, que no dejó pasar la ocasión para recortar distancias en la eliminatoria con el solitario gol de Guruzeta, que tras mucho intentarlo lo consiguió. Centro de bella factura desde la derecha que el canterano cabeceó a la escuadra izquierda de Juan Soriano, inapelable para él al estar posiblemente mal posicionado. Por un momento, los leones creyeron que podían dar la campanada y llevar el choque a la prórroga, pero poco más sucedió en Nervión. Los de Machín se dedicaron a dormir el partido ante un Athletic que desistió hasta el pitido final. El Sevilla hace bueno el 1-3 de la ida y pone la directa hasta los cuartos de final. Por su parte, al Athletic solo le queda LaLiga.

VAVEL Logo
CHAT