La ley del campeón de invierno
Foto: Antonio L Juárez

La ley del campeón de invierno

Todos los campeones de invierno de la Liga 123 han podido disfrutar de un ascenso a la Liga Santander a final de temporada desde la temporada 2010/2011, año donde el Real Betis volvió a la máxima categoría junto al Rayo Vallecano y al Granada CF. 

mengibar
Ángel Mengíbar

Los primeros 21 partidos de la primera vuelta de la Liga 123 llegaron a su fin hace unos días. Son tantos los goles, las sorpresas y las curiosidades que nos han dejado que, a pesar de que tan sólo restan dos días para que la segunda vuelta comience, aún mantenemos fija la vista en los primeros 21 partidos del campeonato liguero y nos fijamos en las estadísticas de la Segunda División. De hecho, una de ellas llama bastante la atención por sí misma. Tiene que ver con el ‘título’ que se ‘entrega’ por el mes de enero al conjunto que ha quedado en lo más alto de la tabla al fin de esa primera vuelta. Es el llamado campeón de invierno”. En el caso de la más reciente actualidad, dicho logro le corresponde al Granada CF que, a falta de algunos días para iniciar los restantes 21 partidos de competición frente al Elche CF, es el actual líder con 40 puntos de 63 posibles. Aunque poseer dicho galardón no indica gran cosa más allá del gran rendimiento realizado hasta la fecha, desde hace ocho años se viene observando un fenómeno que haría creer al más incrédulo.

Desde la temporada 2010/2011, el campeón de invierno de la Segunda División ha acabado la temporada ascendiendo a Primera. A pesar de que su posición en la tabla haya podido variar, siempre ha alcanzado las mieles del paraíso, cambiando la plata por el oro. Por ejemplo, en aquella temporada ya tan lejana, el Real Betis era el líder al cano de la primera vuelta con 46 puntos, seguido de Celta de Vigo y Rayo Vallecano, con 43 puntos cada uno. Finalmente, el conjunto que entrenaba por aquel entonces Pepe Mel consiguió el ascenso para regresar a la Primera División, en este caso como campeón de la liga. Además, en esa temporada se estableció el playoff de ascenso que enfrentaría a los cuatro equipos situados por debajo de los dos primeros clasificados, los cuales ascendían directamente, en una fase de semifinales y en otra de final, a ida y vuelta ambas, donde se decidiría el tercer ascendido a Primera. Por cierto, el ganador de este primer playoff fue el propio Granada CF al superar al Celta de Vigo y al Elche CF.

Esta fue la temporada en la que se iniciaría este, prácticamente ya, hábito de la Segunda División. La temporada siguiente el RC Deportivo ascendería a Primera  con 92 puntos y también como líder, junto a su máximo rival, el Celta de Vigo, tras haber sido campeón de invierno cuatro meses antes. En esta condición de campeones de invierno que ascendieron como primeros clasificados de Segunda también se encuentran el Elche CF de la temporada 2012/2013, que alcanzó el ascenso junto al Villarreal CF y la UD Almería; el Deportivo Alavés en la 2015/2016 junto al CD Leganés y el CA Osasuna; y, al año siguiente, el Levante UD junto al Girona FC y al Getafe CF. Por otro lado, en esas temporadas descendieron de la categoría de plata conjuntos históricos de nuestro fútbol como el Racing de Santander, el RCD Mallorca o el Albacete BP, además del Elche CF, que había ascendido a Primera tan sólo cuatro años antes.

Esta ‘regla’ también se ha cumplido con los campeones de invierno que no terminaron la liga en primera posición. Ejemplos de ello fueron tanto el RC Deportivo como la SD Huesca, que ascendieron ambos como subcampeones de la liga, además de la UD Las Palmas, que venció en la fase de promoción. En el primer caso, los gallegos cayeron derrotados en Montilivi ante el Girona FC en la última jornada por 3-1, quedándose a dos puntos del campeón: la SD Eibar, que empató ante el CD Numancia en la temporada 2013/2014. En segundo lugar, la SD Huesca que, tras estar prácticamente toda la temporada 2017/2018 como líder, veía como el Rayo Vallecano suplantaba su posición aunque sin importar en demasía, ya que los aragoneses vivirían el año siguiente su primera temporada de su historia en la Liga Santander. Finalmente, los canariones que acabaron la temporada en puestos de promoción dejando el ascenso directo para el Real Betis y el Real Sporting de Gijón. En el playoff derrotaron al Real Valladolid en ‘semis’ y en la final consiguieron sublevar a un Real Zaragoza que había salido victorioso en la ida con un resultado de 3-1. Sin embargo, en el estadio de Gran Canaria, un gol de Roque Mesa y otro de Araujo consiguieron la épica machada para los amarillos, que contaban con Paco Herrera en el banquillo.

Por esto, el Granada CF tiene motivos de sobra para encarar esta segunda vuelta con la máxima ilusión posible. No obstante, también tiene motivos para no pensar en esta casualidad (o quizá no), ya que ser campeón en verano tras haberlo sido en invierno no es matemática en una liga tan igualada, dura y exigente como esta. Por tanto, deberá continuar con su filosofía de punto a punto si pretende traer la alegría a la ciudad de la Alhambra en el mes de junio. Y, ¿los primeros tres puntos? El próximo lunes 21 de enero ante un rival que ha vivido esta situación anteriormente y que ya se ha enfrentado a los rojiblancos en la lucha por el ascenso: el Elche CF.

VAVEL Logo