Análisis del rival: el Numancia, fiable en defensa, pero irregular en ataque
Los jugadores celebran un gol en Los Pajaritos | LaLiga

El Numancia es un equipo que, pese a su condición de humilde, nunca hay que subestimar. Y es que la escuadra que dirige Luis Miguel Carrión ha conseguido sorprender a toda la categoría, convirtiéndose, junto a Fuenlabrada, en una de las revelaciones de la temporada. El conjunto soriano marcha octavo, con 29 puntos en su casillero y a tan solo dos del los puestos de playoff, lugar en el que trataran de estar a finales del campeonato.

Equipo basado en la fortaleza defensiva y en el buen trato de balón

La marcha de López Garai de Soria supuso la pérdida de un estilo que Carrión ha conseguido mejorar. La temporada pasada, el Numancia se erigió como un equipo de juego muy vistoso para el espectador, pero poco efectivo y de débil defensa. Esta temporada, con la llegada de Carrión en verano, el equipo ha conseguido no solo readaptar el sistema de juego del ex entrenador del Tenerife, sino también mejorarlo, logrando ser un equipo de gran fiabilidad defensiva –es el cuarto equipo que menos goles encaja (19)-.

Sin embargo, su némesis se encuentra en la parcela ofensiva donde, hasta la fecha, solo han conseguido anotar 22 tantos. Por otro lado, el plantel numantino es uno de los mejores locales de la categoría, habiendo cosechado 21 puntos en 11 encuentros. No obstante, cuando toca jugar lejos de Los Pajaritos, los rojillos se transforman en un equipo totalmente diferente. Solo han conseguido sumar ocho puntos en las nueves visitas que han realizado a otros estadios. Un mal bagaje que los amarillos, quienes todavía no han perdido en Carranza, pueden, y deben, aprovechar.

Muy fiel al 4-2-3-1

En cuanto al sistema táctico y alineaciones que más han usado, Carrión siempre utiliza un clásico 4-2-3-1 donde los extremos juegan un papel crucial. En la meta, Dani Barrio le ha arrebatado la titularidad a Juan Carlos y, a día de hoy, todavía no se ha perdido ningún encuentro. En la zaga, la línea de cuatro la suelen componer Héctor, Carlos Gutiérrez, Escassi e Iván Calero, aunque en varias ocasiones, el técnico catalán ha decidido apostar por Escassi en el centro del campo.

En el centro del campo y en la mediapunta es por donde pasa prácticamente todo el juego de los numantinos. El ex del Melilla suele posicionar a un futbolista más creativo, como es el caso de Gus Ledes, y a otro de corte más destructivo, como puede ser Kako, liberando en la mediapunta a Marc Mateu, Curro, Otegui o Noguera. Pasando a los extremos, uno de sus mejores futbolistas es Marc Mateu que combinado con la velocidad y calidad de Oyarzun pueden ser letales. Donde menos discusión hay es en la punta de lanza donde Higinio, pichichi del cuadro rojillo con cinco tantos, es la principal referencia ofensiva.

VAVEL Logo