Sin gol y con postes, no hay victoria
Foto: www.laliga.com

El Real Madrid no pasó del empate ante un Athletic Club que sorprendió de inicio con tres centrales y dos carrileros. Los blancos, que contaron con un sinnúmero de ocasiones, se toparon con Unai Simón y los palos. Karim Benzema volvió a ser el mejor jugador de los locales. Lekue y el ya mencionado Unai Simón, los más entonados de los leones. 

Alineaciones:

Real Madrid CF:  Courtois, Carvajal, Militao (Nacho, min.57), Sergio Ramos, Mendy, Modric, Valverde, Kroos, Rodrygo (Bale, min.62), Vinicius (Jovic, min.72) y Benzema.

Ath. Bilbao: Unai Simon, Yeray, Nuñez, I.Martinez, Lekue, Dani Garcia, M. Vesga, Yuri, Raúl García, K.kodro (Villalibre, min.73), I.Williams (Beñat, min.86).

Árbitro:

Cordero Vega (SPA). Mostró tarjeta amarilla a Sergio Ramos (min.87).

Incidencias:

Partido correspondiente a la undécima jornada de la Liga Santander disputado en el Santiago Bernabéu ante 71.000 espectadores. 

Cuando se vuelca el juego en zona ofensiva y generas ocasiones pero no obtienes la recompensa del gol a lo máximo que puedes llegar es a obtener un punto. Tan bueno es mostrar una solidez defensiva, como tener potencial ofensivo y lograr goles. Hoy no fue la noche, incluso junto a Simón también actuaron los palos y/o larguero que evitaron hasta en tres ocasiones que el gol subiese al marcador para equipo local. Empieza a preocupar la falta de puntería, y este resultado permite a los azulgranas el liderato en solitario. El equipo lo intenta, no se le reprocha nada,  pero no produce gol. A lo largo de la temporada liguera el equipo blanco no ha anotado goles en cinco partidos de dieciocho disputados. Tantas ocasiones frutan a jugador y entrenador por no ser efectivos. 

El partido, en su previa, sorprendió en el once inicial que sacó Zidane tras dejar en el banquillo a Bale y contar con Vinicius y Rodrygo como titulares, por lo que no dio continuidad al equipo que causó tan buenas sensaciones en el Camp Nou

Alternancia en el juego

Los primeros minutos mostraron la declaración de intenciones de uno y otro equipo: los locales manejaban el esférico con paciencia buscando romper el bloque defensivo de los bilbaínos y los visitantes que se produjese peligro en zona ofensiva a través de Raúl García y Williams. La primera gran ocasión fue en el minuto once para los locales con Vinicius como protagonista tras gran jugada individual cuyo disparo fue parado por Simón con el pie. El equipo vasco no se escondió y un minuto después, tras disparo de Raul García, el balón se fue por encima del larguero de Courtois.

Foto: www.laliga.com
Foto: www.laliga.com

 

Unos minutos más tarde, Kroos, tras jugada individual y luego de no encontrar oposición alguna, disparó con la zurda y Simón, con el hombro, desvió el esférico al larguero impidiendo que se adelantaran los locales. Nuevamente, un minuto después, respondió el Ath. Bilbao tras pase en profundidad a Williams que disparó pegado al palo pero metió la mano Courtois para desviar el esférico.

Ocasiones generadas de Benzema y Vinicius en los quince últimos minutos y que gracias a Unai Simón o a la falta de definición no subieron al marcador. En el minuto 43 de la primera parte se produjo un gol de Kodro pero a instancia del VAR fue anulado por fuera de juego. El partido llegaba al descanso con el marcador inicial, sorprendente por lo generado.

Insistencia ofensiva del Real Madrid

La segunda parte fue un monólogo madridista en zona ofensiva. En el minuto 58, tras saque de esquina, remató extraordinariamente Nacho de cabeza pero el larguero evitó el gol madridista. En el minuto 68 llegó la ocasión más clara de los visitantes y es que Williams, tras extraordinario pase de Lekue, tenía el pie preparado para rematar pero Carvajal metió el pie de forma magistral para despejar el peligro.

Foto: www.laliga.com
Foto: www.laliga.com

 

Las ocasiones se sucedían pero sin la eficacia deseada por los locales hasta que en el minuto 85 la tuvo Jovic quien, tras rematar de cabeza anticipándose a la defensa, el balón pegó en el palo ante la sorpresa de Unai que pensaba que el esférico iba más desviado.

Los últimos minutos fueron de nerviosismo y prisas por parte de los locales que vieron como con el paso de los minutos se esfumaba la opción de lograr la victoria.

Como dato estadístico, el equipo blanco disparó en veinte ocasiones. Por otra parte, no se conseguía un marcador de 0-0 en dos partidos oficiales consecutivos desde hace trece años. El descanso navideño debe servir para aclarar ideas al equipo de Zidane y poder afinar la puntería en el próximo año 2020.

VAVEL Logo