Logroño, en busca de la identidad perdida
Logroño, en busca de la identidad perdida | FOTO: VAVEL.COM

Tiempos pasados fueron mejores, o eso es lo que muchos logroñeses siguen pensando. Años atrás las grandes figuras del panorama futbolístico nacional se paseaban por la capital riojana y hoy en día, huérfana, espera con ansiedad el regreso de aquellos tiempos.

Actualmente, la ciudad de Logroño cuenta con dos conjuntos, cuya creación ha sido muy reciente. Hablamos de la UD Logroñés, que milita en Segunda B y la SD Logroñés, que compite en Tercera División.

El histórico CD Logroñés

¿Cómo puede ser que en una comunidad autónoma tan pequeña naciese un equipo tan grande y reconocido nacionalmente?

Las rayas rojas y blancas, el estadio de Las Gaunas y una celebración con el sonido de “Gol en Las Gaunas” compusieron una mezcla perfecta para crear al equipo riojano en el año 1940, tras la Guerra Civil española.

Las deudas generaron un desequilibrio deportivo que se tradujo en varios ascensos y descensos entre tercera y segunda división, lo cual generó una inestabilidad de resultados en el club. No obstante, tras varios intentos fallidos, en 1987 los rojiblancos consiguieron el primer ascenso a la primera división.

Foto: larioja.com
Foto: larioja.com

Un equipo caracterizado por su simpatía, disputó nueve temporadas en la máxima categoría del fútbol español, alcanzando la cifra de 293 puntos en 346 partidos. Cifras conseguidas gracias a la aportación de jugadores de la talla de Manu Sarabia, Quique Setién, Lopetegui o el “Tato” Abadía.

A todo esto, el club estuvo a punto de lograr su primera y única clasificación europea en la liga 1989/1990 tras posicionarse en séptimo lugar con 41 puntos, rozando los 43 puntos del Sevilla FC que le hubiesen otorgado una plaza europea.

Desgraciadamente, tras ocho temporadas seguidas en la máxima categoría, los riojanos firmaron una desastrosa en la que acabaron colistas con tan solo 13 puntos. A pesar de regresar a primera división, el club volvió a descender, pero lo que no sabían sus aficionados es que aquel descenso le conllevaría tantas desgracias a la entidad.

Una desaparición dolorosa

De golpe y porrazo, tras casi 70 años de gran historia, el CD Logroñés desapareció del mapa futbolístico. El que avisa no es traidor, y algo similar le ocurrió al conjunto rojiblanco.

A lo largo de su existencia, la economía y el club no han ido de la mano. En los últimos coletazos de la década de los 90, la entidad riojana cambió de dueños y la caída libre fue rotunda. Desde entonces, la vida del club se resume como una montaña rusa. Un continuo de idas y venidas, donde los riojanos tuvieron que luchar con numerosas deudas que le produjeron descensos administrativos y, finalmente, la “muerte” del club.

Una situación insostenible que tuvo su final en la temporada 2008/2009 mientras el equipo militaba en Tercera división. Fruto de los impagos a los que estaban sometidos los jugadores, la protesta de estos en los campos riojanos conllevo a la desaparición de la entidad. Un triste final como el de muchos equipos históricos españoles tales como el Burgos CF, CF Extremadura o el CD Málaga, entre otros.

Los nuevo proyectos no encuentran el camino

Siempre con el Club Deportivo Logroñés en la mente, el camino de ambos conjuntos de la capital hacia el éxito esta resultando más agitar que una travesía por el desierto.

Bien es cierto que la UD Logroñés, líder actual del grupo II de Segunda B, es el conjunto que más cerca ha estado de devolver a la ciudad de Logroño a donde se merece. Sin embargo, la suerte no le ha acompañado en las dos veces que ha disputado un play off de ascenso. Tanto Sevilla Atlético en la temporada 2015/2016 como el Hércules CF, el curso pasado, truncaron las esperanzas del equipo presidido por Félix Revuelta.

Nueve temporadas después, la UD Logroñés comanda la clasificación de unos de los cuatro grupos de Segunda B con 40 puntos, por lo que cuenta con una oportunidad de oro para intentar por tercera vez la disputa de una ronda de ascenso a LaLiga Smartbank.

Por su parte, la trascendencia de la SD Logroñés ha sido más limitada. Con un presupuesto menor que su vecino, prácticamente, se ha desenvuelto en el grupo XVI de Tercera División. Su cota mas alta la alcanzó entre 2012 y 2014 al pertenecer a la categoría del bronce español.

El fútbol femenino marca el camino

En medio de esa odisea en la que se encuentran los equipos de la capital, una luz emergente señala el camino hacia el éxito. El fútbol femenino riojano goza de una salud excelente al tener a la EDF Logroño en la Liga Iberdrola.

El equipo riojano disputa su segunda temporada de manera consecutiva en la primera división femenina. Los de Gerardo García León ocupan una situación más que cómoda en la tabla (sextas con 20 puntos), sin embargo, su camino hasta alcanzar el techo en el fútbol femenino no fue nada sencillo.

Si antes contábamos que los play offs se le atragantaban al equipo de Félix Revuelta, la riojanas obtuvieron el premio gordo en la temporada 2017/2018 al vencer al Real Oviedo y al CD Tacón en la final por el ascenso.

Asimismo, las riojanas compiten en el nuevo Las Gaunas, por el que vuelven a pasearse equipos como el FC Barcelona, Athletic Club, Atlético de Madrid o Rayo Vallecano. Conjuntos que hace unos años no eran una novedad por la capital.

Las jugadoras del EDF Logroño femenino celebrando un gol frente al Sevilla FC | Foto: Sevillafc.es
Las jugadoras del EDF Logroño femenino celebrando un gol frente al Sevilla FC | Foto: Sevillafc.es

El proyecto continúa en marcha. Las bases están asentadas, solo queda el último y definitivo empujón hacia el éxito. Una nueva temporada al frente para los riojanos, cuyas esperanzas están depositadas en la UD Logroñés y que cuando disputan encuentros decisivos, el espíritu del extinto CD Logroñés vuelve a resurgir.

VAVEL Logo