Sevilla Atlético 2019-20: una temporada descafeinada
Estadio Jesús Navas, campo donde el Sevilla Atlético juega como local. Foto: sevillafc.es

El Sevilla Atlético afrontaba su segunda temporada consecutiva en Segunda División B. Con el mal recuerdo del descenso cada vez un poco más lejos, se disponía a luchar por volver a la categoría de plata, lo cual sería un honor para el club hispalense. Sin embargo, no han salido las cosas del todo bien, aunque tampoco mal. Siempre quedará intentarlo de nuevo la siguiente campaña.

El tándem Gallardo-Marchena

Tras la marcha de ‘Luci’, en verano llegó al banquillo otro ex sevillista; esta vez, Paco Gallardo. El que fuera centrocampista en el Sevilla del ascenso a Primera División, con su correspondiente asentamiento, cogía las riendas del equipo junto al gran Carlos Marchena. Desde sus comienzos en el Sevilla C, siempre han estado juntos, y en este paso también quisieron estarlo.

Volvieron al Sevilla Atlético la defensa de cuatro y los extremos a un equipo que los perdió cuando faltó Bryan Gil. Volvió la profundidad de un mediocampo poblado tras uno o dos delanteros en punta. El tándem Gallardo-Marchena se ha encargado de hacer numerosas rotaciones y de dar minutos a todos los jugadores. Quizá solo han faltado los resultados.

Una temporada con altibajos

La temporada no comenzó tal y como quisieron. Solo se consiguió una victoria en los cinco primeros partidos. Durante la primera parte de la temporada, no llegó a verse un equipo superior al resto, por lo que quedó en la decimotercera posición, con solo 5 victorias en 18 partidos, llegando al fin de año con una racha de cinco partidos sin ganar.

El año tampoco empezó muy bien, y aumentaron la racha hasta 8 partidos sin ganar. Sin embargo, después entablaron 3 victorias de manera consecutiva. El parón por Coronavirus dio un gran mazazo a la competición, y dejó al Sevilla Atlético en una novena posición que, aunque no es la deseada, les permite volver la temporada siguiente a luchar por el ansiado regreso a Segunda División.

Lo único destacable de la temporada han sido las dos victorias ante el líder Cartagena. Foto: sevillafc.es
Lo único destacable de la temporada han sido las dos victorias ante el líder Cartagena. Foto: sevillafc.es

Mejores jugadores

La temporada 2019-20, ha dejado grandes jugadores a tener en cuenta. Como suele ser normal, los filiales aguardan mucho talento con vistas al primer equipo. La pérdida de varios jugadores, como Manu, Curro, y, sobre todo, Bryan Gil, fue notoria en la plantilla, pero ha conseguido conservar buenos futbolistas, a los que se sumaron los que llegaron en el mercado.

Durante esta temporada, podemos destacar a varios futbolistas como el central gaditano Chacartegui, el lateral izquierdo Pablo Pérez, señalado como uno de los más prometedores, o Pepe Mena, máximo goleador del equipo con 6 tantos. Igualmente, cabe mencionar al jovencísimo Carlos Álvarez, que ha dado el paso esta temporada al Sevilla Atlético con tan solo 16 años, y está llamado a ser un gran jugador.

Tampoco podemos pasar por alto al luxemburgués Johansson, uno de los fichajes para el filial sevillista que más ilusionó. El mediocampista, perteneciente a la cantera del Bayern Múnich, fue fichado en el mercado invernal por el Sevilla. Sin embargo, su participación en el Sevilla Atlético ha sido muy pobre hasta el momento. Quizá, los fichajes con mejor rendimiento en esta temporada hayan sido el central congoleño Kibamba, y el delantero Diabate, cedido con opción de compra desde el Mallorca.

La próxima temporada, el Sevilla Atlético volverá con las mismas fuerzas para conseguir el ascenso que devuelva al filial hispalense a la que sería su máxima categoría. Cada temporada es un nuevo reto para los filiales, pues se suelen marchar los mejores jugadores y llegan otros nuevos, pero si por algo se les caracteriza es por la nula ausencia de ganas de llegar a lo más alto posible.

VAVEL Logo