El líder ejecuta a un Mallorca sin puntería (0-4)
Foto: RCD Mallorca

Volvía LaLiga Santander al rebautizado Visit Mallorca Estadi y lo hacía con sorpresas. Quique Setién sorprendía alineando al canterano Ronald Araujo en el centro de la zaga y a Martín Braithwaite en ataque. Vicente Moreno hacía lo propio alineando a Marc Pedraza en la medular y dejando en el banquillo al ghanés Idrissu Baba. El partido no pudo comenzar peor para el RCD Mallorca. Cuando apenas se llevaban dos minutos de juego, se adelantaba el FC Barcelona.

Un robo de Frankie De Jong le permitió a Jordi Alba poner un centro al área que se encargaba de llevar a la red Arturo Vidal. Mazazo en toda regla para los locales a las primeras de cambio. Los primeros quince minutos, fueron un auténtico monólogo de los visitantes, ante un Mallorca que acusaba el gol encajado. Sergi Roberto era el futbolista más activo en ataque del Barça, percutiendo una y otra vez por su banda, buscando las espaldas de Joan Sastre, que sufría. Griezmann y Messi se juntaban por dentro y permitían a los laterales tener todo el carril para ellos.

El Mallorca comienza a despertar

La primera ocasión del Mallorca, llegó en las botas de Take Kubo. Una buena combinación con Budimir, le permitió al centrocampista japonés meterse hacia dentro y con la zurda se sacó un disparo que enviaba a córner Ter Stegen(21’). Esta oportunidad, permitió al Mallorca despertar y comenzó a sacudirse el dominio. Cada vez que el japonés entraba en contacto con el balón, se olía el peligro. Lo intentó Kubo con un remate flojo desde la frontal (27’) y posteriormente con una falta peligrosa que despejaba con apuros Ter Stegen (30’). Cuando mejor estaba el Mallorca, llegaba la pausa de hidratación, algo que favoreció al Barcelona. A partir de esta pausa, los de Quique Setién volvieron a dominar el encuentro y fruto de ello llegaba el segundo gol. Un balón al área de Jordi Alba, cabeceado por Messi, llegaba a las botas de Braithwaite y el delantero danés fusilaba a Manolo Reina(36’). De ahí al descanso, continuó dominando el Barcelona, con varios destellos de calidad de Leo Messi.

Tras el paso por vestuarios, Vicente Moreno daba entrada a Lago Junior y a Fran Gámez buscando soluciones. Salió enchufado el Mallorca y pudo recortar distancias tras una llegada por banda de Dani Rodríguez que remató fuera por poco Budimir(48’). Con el paso de los minutos, se fue apagando el conjunto local y el Barça volvió a recuperar el control, manteniendo la posesión para tratar de dormir el encuentro. En estas, entraba Luis Súarez al campo después de su lesión, en sustitución de un desaparecido Griezmann. Pudo sentenciar el partido el cuadro azulgrana tras una gran jugada de Messi, que dejaba solo a Braithwaite ante Manolo Reina, pero el guardameta malagueño sacó un pie prodigioso enviando el balón a córner (58’).

Llega la sentencia del FC Barcelona

Al Mallorca le costaba mucho construir en campo rival, sin presencia de Take Kubo, que fue de más a menos durante el encuentro y en la segunda parte apenas apareció. Pozo probó fortuna desde fuera del área, pero su remate se marchó cerca del palo la portería visitante(75’). Poco después, el Barcelona sentenciaba el encuentro tras un gran envío de Messi a la espalda de la defensa. Jordi Alba arrancó en posición correcta, controló y batió a Manolo Reina en el mano a mano(78’). La sociedad Messi-Jordi Alba, volvía a aparecer, pero esta vez con los papeles cambiados.

El Mallorca no merecía tanto castigo y Lago Junior lo intentó con un remate que se marchó fuera por poco (87´). Ya en el tiempo de descuento, llegó el gol de Messi. El astro argentino se plantó en el área, tras asistencia de Súarez y luego de marcharse de dos rivales en el área definió con la pierna derecha, anotando su vigésimo gol liguero(93´). Aún pudo anotar Luis Súarez en la última jugada, pero se encontró con la mano de Manolo Reina. Duro castigo para un Mallorca que no mereció ser goleado y que mereció marcar al menos un gol. Los bermellones continúan en posiciones de descenso, a la misma distancia de la salvación, un punto, gracias a la derrota del Celta. El Barça es más líder, a la espera de lo que haga mañana el Real Madrid.

VAVEL Logo