Entre dos tierras
Cifu, en la ocasión más clara del encuentro. Foto Málaga CF.

Se presentaba el Málaga en Vallecas henchido de moral tras la victoria ante el Girona, aunque aún navegando en las aguas procelosas de esa zona media baja de la tabla a la que nos tiene acostumbrados esta igualada Liga Smartbank desde hace algunas temporadas. Y es que, si bien Racing de Santander y Extremadura se encuentran en una situación de descenso técnico, aún ningún equipo desde la mitad de la tabla puede considerarse a salvo de esta vorágine de resultados finales en pos de esquivar el descenso.

Sergio Pellicer volvía a repetir dibujo táctico con tres centrales, optando por Juande una vez más y supliendo las bajas de Adrían y Sadiku con Ramón ( flojísimo debut del canterano ) y con un Sergio Buenacasa también discreto en el global del encuentro, aunque de menos a más durante el mismo. Por parte del Rayo Vallecano hay una cosa de agradecer en cuanto al trabajo de Paco Jémez; y es que no engaña. Muere con sus principios, y juega exactamente igual independientemente del equipo al que se enfrente, aunque apelando muchas veces a la raza y al trabajo de presión en detrimento de un mejor trabajo táctico.

Y de ahí surgieron las primeras ocasiones del Rayo Vallecano, centrado en esa presión alta que obliga a quitarse el balón de encima y que pudimos ver en aquella segunda parte en la Rosaleda del encuentro de la primera vuelta; donde pudimos ver los mejores cuarenta y cinco minutos de un equipo visitante. Sin embargo, no fueron lo suficientemente claras como para poner en apuros a Munir, salvo dos claras ocasiones de Trejo y Saveljich.

El trabajo del Málaga aguantó el chaparrón que, unido al cansancio físico del Rayo Vallecano logró igualar las fuerzas en un último tramo de la primera parte en la que apenas hubo nada que destacar salvo el buen hacer de la banda derecha, la garra de Tete Morente y un disparo lejano de Keidi Baré.

Esta presión amilanó al centro del campo malaguista, obligando a meter en la reanudación a Benkhemassa por un casi desaparecido Ramón. El Málaga pareció sentir algo de mejoría en el centro del campo de un Rayo que provocaba los continuos gritos de un Paco Jémez que no terminaba de acertar con la tecla que pudiera volcar el partido del lado Vallecano; que no tenía suficiente con la omnipresencia de Isi Palazón ( grandísimo fichaje por parte del cuadro madrileño ) y Oscar Trejo.

La oportunidad más clara vino de la mano de Cifu, que aprovechó una buena diagonal en la que la media salida del portero Rayista casi le cuesta el primer gol a la escuadra dirigida por Paco Jémez.

Sergio Pellicer fue contrarrestando uno a uno los cambios del técnico canario con un Málaga que aguantaba los escasos envites del equipo local; dando al final con un merecido empate que le coloca a cuatro puntos del descenso y a siete de la promoción, navegando en una suerte de estrecho que le permite mirar casi a la misma distancia ambas tierras. Al fondo, las carabelas de Albacete y Deportivo marcarán la arribada a un puerto o a otro, aunque viendo el camino recorrido, seguramente firmen, como firmaría yo, permanecer en aguas tranquilas.

  • FICHA TÉCNICA:

Rayo Vallecano: Dimitrievski; Advincula, Saveljich, Catena, Luna (Álvaro García, 74); De Frutos, Óscar Trejo, Óscar (Juan Villar, 59), Mario Suárez, Isi (Saúl García, 74); y Qasmi.

Málaga CF: Munir; Cifu (Ismael, 88), Juande, Lombán, Diego, Juankar (Cristo, 83); Keidi Bare (Rolon, 83), Ramón (Benkhemassa, 46); Tete, Renato (Juanpi, 58) y Buenacasa.

Árbitro: Daniel Trujillo Suárez (Comité Tinerfeño). Amonestó a Saveljich (19'); Óscar Valentín (29'); Juande (32'); Luna (37'); Lombán (42'); Tete (65') y Juankar (81'). También amonestó al técnico Malaguista Sergio Pellicer.

VAVEL Logo