Análisis post: desastre merengue en el debut en Champions
Fuente: twitter @realmadrid

Arrancaba por fin la UEFA Champions League 20/21 y el Real Madrid debía estrenarse ante el que a priori es el equipo más flojo del grupo B, el Shakhtar Donetsk. Los ucranianos llegaban a este choque plagados de bajas importantes, cosa que no hacía más que complicar la ya ardua tarea que supone enfrentarse a un gigante como el Madrid, que tenía la misión de vencer con seguridad en este encuentro para desviar la atención del batacazo liguero frente al Cádiz.

  • Contrataques letales

Los blancos comenzaron el partido saliendo a achuchar al rival hasta su área, con todas las líneas adelantadas. La presión dio sus frutos en los primeros minutos ocasionando pérdidas del Shakhtar, pero los merengues no supieron aprovecharlas y la alta intensidad sin balón no se tradujo en buenos resultados. Pasados los 5 primeros minutos, los visitantes todavía no habían pisado el campo contrario, pero pronto consiguieron amoldarse a la agresividad de los merengues y comenzaron a realizar contrataques con los que lograron hacer mella en los locales, que eran incapaces de pararlos. La adelantada defensa de los de Zidane era constantemente superada por los desmarques de los atacantes rivales. El conjunto ucraniano finalmente consiguió domar a los locales, no encontró muchos problemas ni para dominar el balón ni para salir a la contra, ni mucho menos en defensa, y abrió la lata en el minuto 29.  Tan solo 3 minutos después, llegaría el segundo gol que haría saltar las alarmas. Varane marca en propia meta al intentar sacar un balón rechazado por Courtois. Las internadas del Shakhtar continuaron hasta encontrar el tercer gol en el 41' que desarmó completamente a la defensa merengue.

  • Nada nuevo en el segundo tiempo

Los locales debían remontar un 0-3 en 45 minutos. Karim Benzema entraba al terreno de juego sustituyendo a Rodrygo. El primer gol no tardó mucho en llegar pues Luka Modric se sacó de la manga un trallazo desde fuera del área que fue directo a la escuadra. Eso pasaba en el 52'. Unos minutos después, Vinicius saltó al campo para sustituir a Jovic y consiguió transformar el primer balón que tocó gracias a un despiste del rival que resultó en el robo de la pelota por parte del brasileño muy cerca del área del Shakhtar. El Madrid consiguió poner el 2-3 en el marcador en el minuto 60 aunque realmente poco o nada había cambiado respecto al fútbol ofrecido en el primer tiempo. Finalmente, los madridistas lograron empatar, pero el gol fue anulado por fuera de juego y el pitido final sellaría su derrota en la primera jornada de Champions.

VAVEL Logo