Un Eibar perforado iguala en Huesca
Foto: La Liga.

La Sociedad Deportiva Eibar está viviendo un desempeño inédito fuera de casa. Los del País Vasco volvieron a sumar en calidad de visitante, cuando por la jornada nueve de Liga terminaron 1-1 frente al Huesca. Más allá de lo importante que supone sumar ante un rival directo por la permanencia, el equipo guipuzcoano no estuvo en su mejor versión y de largo, los de Míchel merecieron la victoria pero se toparon con la presencia de Marko Dmitrovic de un colectivo que sufrió más de una embestida.

En el primer período, los de José Luis Mendilibar iniciaron el pleito mediante una presión elevada en la que tanto Kevin Rodrígues como Takashi Inui se sumaban a la frontal del área para impedir que los aragoneses construyeran sin facilidades.  Pero esa primera línea llegaba a destiempo y produjo infinidad de faltas. Las posesiones del Huesca eran más extensas que las del Eibar, el balón regresaba rápido a la zona defensiva del conjunto visitante y en consecuencia, los azulgranas se cargaron de faltas. Para colmo, desde los costados el dueño de casa provocó más de un dolor de cabeza.

Huesca, dominador

Cuatro minutos le bastaron al Huesca para aproximarse a la portería de Dmitrovic. Fue a través de un pase en profundidad que recibió en banda derecha Mikel Rico quien remataba al borde externo de la red azulgrana. Posteriormente, sobre los once llegaba una jugada anulada al elenco local cuando desde un balón botado en la izquierda quedaba a merced de Rico que convertía tras una irresolución de Dmitrovic. Sin embargo, previamente se había producido un rebote en el que el balón impactó en la mano de Dmitrios Siovas.

Pozo, sufrió en demasía las embestidas aragonesas. Foto: La Liga.
Pozo, sufrió en demasía las embestidas aragonesas. Foto: La Liga.

De inmediato, Eibar respondió con un remate desviado de afuera del área de Bryan Gil. Siete más tarde, tuvo otra el representativo eibarrés. En esta oportunidad, Takashi Inui desbordaba en banda derecha y un rechace de la zaga obligó la intervención de Andrés Fernández a córner. Sin embargo, Huesca retomaba las riendas de vulnerar la defensa armera. Sobre el 23 de partido, Javi Galán profundizaba en la izquierda del área para Rico que remató desviado.

Más dominio oscense

Sobre los 26 minutos, Rafa Mir en otra oportunidad de los anfitriones se giró dentro del área tras un pase de Pedro López por el sector derecho del área. Asimismo, el atacante de los aragoneses remató ante la salida de Dmitrovic que le ahogaba el disparo. Dentro del torbellino de situaciones que le generaron los de Míchel a los de Mendilibar, Inui aprovechó un error en la salida del dueño de casa para rematar a portería aunque contuvo Andrés. Anteriormente, Rafa Mir le ganaba la posición a Esteban Burgos, circunstacia que obligaba la intervención de Dmitrovic pero el cuero pasó de largo y rechazaron in extremis.

Dmitrovic, responsable del empate en El Alcoraz. Foto: La Liga.
Dmitrovic, responsable del empate en El Alcoraz. Foto: La Liga.

El gol estaba funcionando de manera esquiva para con los aragoneses, ya que por lo realizado hasta el momento, una ventaja de dos o tres goles no hubiese sido descabellada. En el minuto 35, los armeros se salvaron tras una triple ocasión. Primero, sobre la banda derecha Sandro Ramírez remataba cruzado exigiendo a Dmitrovic cuyo rebote cayó en el centro del área pequeña a Mikel Rico y el ex del Athletic disparaba en primera instancia, pero el portero serbio contuvo con otro rebote a merced del pivote que por segunda oportunidad en la jugada remató pero Paulo Oliveira rechazó en la proximidad de la línea del arco.

Sin embargo como lo sostiene el viejo lema del fútbol: "Los goles que no se hacen en un arco contrario, los terminas pagando en el propio". En efecto, cuando más hostigado se sentía Eibar y menos peligro ocasionó a la portería de Andrés Fernández obtuvo el premio gordo. A la salida de un córner en el 37 de partido, Oliveira desviaba de tacón el cuero que cayó a merced de Burgos quien desde el segundo palo no tuvo más que empujarla para poner el 0-1 en favor del combinado guipuzcoano.

Segundo tiempo, Eibar comienza tibio

En el período complementario se observaba una continuidad de la primera parte. No obstante, el trámite comenzó viento en popa para la visita por que en primera instancia Mario Melero López, colegiado del encuentro, observaba un contacto por parte de Pedro Mosquera ante Oliveira pero finalmente  terminó rectificando a través del VAR. En esos primeros compases, los eibarreses presionaban alto y obligaron a una salida más 'sucia' del conjunto oscense. En consecuencia, Kevin Rodrigues remataba en el 53 desde la frontal del área y sin problemas para Andrés. Y cuatro más tarde, una presión elevada le permitió a Kike García desbordar desde la izquierda pero que no llegaba a destino.

Mikel Rico, un volante que tuvo llegada en Huesca. Foto: La Liga.
Mikel Rico, un volante que tuvo llegada en Huesca. Foto: La Liga.

Luego del cuarto de hora, Huesca se fue a por el empate. Sobre el minuto 62, Javi Galán desbordaba en la izqueirda del área conectando con Rafa Mir que cabeceó cruzado y desviado. Dos minutos más tarde, Borja García disparó con su cabeza un envío desde la derecha. Mendilibar movía el banquillo, pero el empate acechaba la portería de Dmitrovic. Y así sucedió sobre el 67 de partido cuando, Pedro López ubicó desde la derecha un centro preciso al segundo poste en el que Rafa Mir se impuso a la retaguardia eibarresa y con un certero remate firmaba el 1-1.

Último tramo, opaco

En los últimos 20 minutos sucedieron ínfimas situaciones de peligro. Al Eibar no le daba para más y el Huesca el grueso de situaciones las había tenido pero el partido ingresaba en un amesetamiento. No obstante ocurrieron dos situaciones para el equipo anfitrión y una para el visitante. Sobre los 70, un pase entre líneas a las espaldas de Alejandro Pozo exigió la intervención de Dmitrovic, la figura del equipo vasco. Por su parte, los armeros respondieron a los dos minutos con una conexión de Inui por la izquierda para Edu Expósito que remató encima del travesaño desde la frontal. Y por último, sobre el 92 de partido, tras un córner de la izquierda Rafa Mir conectaba en el primer palo pero el balón cruzó toda el área menor, diluyéndose el peligro.

Saldo negativo para Huesca que culmina la novena jornada de Liga sin conocer la victoria, pero positivo desde la producción ya que mereció de largo la victoria. Por su parte, al Eibar le sabe a satisfactorio el empate aunque desde el desempeño ha demostrado debilidad. Estas dos semanas serán idóneas para que ambos entrenadores planifiquen el próximo partido, en base a lo que sucedió en el campo de El Alcoraz.

 

VAVEL Logo