El Sevilla resurge en LaLiga (1-0)
Fuente: Sevilla FC (Twitter)

Parece que fue ayer cuando el Sevilla y Osasuna se vieron las caras por última vez, un partido en el que la afición sevillista pudo dar su último aliento al equipo de Nervión. Sin embargo, en la tarde de este sábado 7 de noviembre de 2020, en un Sánchez Pizjuán completamente vacío, los de Lopetegui han sabido cómo llenarlo de vida. Da la impresión de que el Sevilla ha sido capaz de espantar los fantasmas que le atormentaban en la competición nacional , lo que le permitirá volver a coger confianza en los partidos ligueros y subir en la clasificación. El partido frente a Osasuna ha sido una prueba de fuego para el técnico vasco y la ha aprobado con nota. 

A las 18.30h de este sábado, el colegiado alicantino Martínez Munuera daba comienzo al partido de la jornada 9, en el que se vieron las caras el Sevilla FC y el Atlético Osasuna. Los de Jagoba Arrasate pusieron el balón en juego y comenzaron fuertes desde el primer minuto de partido, poniendo balones largos y jugando por fuera, esperando la primera ocasión del partido.

El cuadro navarro se mostraba agresivo frente a un Sevilla que se dejó dominar en los primeros minutos de partido. El primer susto llegó tras una buena jugada colectiva por parte de los de Navarra, procedente de un centro desde la banda derecha de Osasuna. La jugada no llegó a completarse debido al fallo de Gallego en el remate. 

Sin embargo, el Sevilla consiguió despertar alrededor del minuto 15 de partido. En el minuto 16 lo intentaba el cuadro de Nervión con un pase largo que le llegaba a Carlos Fernández. El canterano desvió el balón cerca del punto de penalti donde lo esperaba En-Nesyri para rematar con el empeine sin éxito, mandando el balón fuera. También lo intentó Oliver Torres con un golpeo raso desde fuera del área pero el balón se marchó hacia el palo derecho de Herrera. La suerte no llegaba para los de Lopetegui. 

Por si fuera poco, casi al final de la primera mitad, el míster sevillista se vio obligado a mandar a tres hombres a calentar: Aleix Vidal, Rakitic y Sergio Escudero. El croata sustituyó a Navas antes de comenzar la segunda mitad por las molestias del capitán en la zona del cuádriceps tras un sobreesfuerzo para poner un centro cerrado. El segundo entraría por Acuña, también con molestias en la zona superior de la pierna. 

El Sevilla, a por todas

En la segunda parte, ambos equipos salieron igualados y seguían sin llegar las ocasiones de gol. Sin embargo, el partido dio un giro drástico en el minuto 55 cuando se produjo un contacto dentro del área pequeña del rival entre Ocampos y Moncayola. Tras un primer intento fallido de Ocampos de anotar, el colegiado mandó repetir el penalti por la posición adelantada del guardameta burgalés. Desde los 11 metros, el argentino anotó el primer tanto del partido, el cual celebró con rabia, y que adelantaba a los suyos en el marcador

La ocasión más clara que tuvieron los del cuadro navarro fue un balón enviado por Jony a las espaldas de Fernando que se marchó por el palo izquierdo de Bono. Este fue el primer aviso por parte de los de Arrasate de que podría llegar el empate. Casi al final del partido, el técnico vasco llamó a Gudelj y al Mudo Vázquez para tratar de mantener el resultado y ponerle fin a la mala racha que arrastraban los de Nervión en lo que llevamos de temporada. 

Finalmente, el partido concluyó con un resultado a favor de los de Nervión que ganaron por la mínima en un partido muy ajustado, en el que ambos equipos se mostraron muy serios con el objetivo de llevarse los 3 puntos. Sin embargo, la victoria se quedaría en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

VAVEL Logo