El uno a uno del Dépor hasta el parón: Álex Bergatiños y los jóvenes tiran del equipo
Foto: rcdeportivo.es

Tras los primeros cuatro partidos en los que el Dépor ha logrado salir invicto con tres victorias y un empate, llega una semana de parón para la categoría de bronce de la competición española. Excepto Lucho González (portero suplente), Adri Castro (que sigue esperando su oportunidad) y Diego Rolan (que tuvo que trasladarse a Uruguay para solucionar los trámites burocráticos) todos los demás jugadores han disputado algún minuto en lo que llevamos de temporada. Así que, analizaremos como ha sido su participación en el equipo donde encontramos cosas muy positivas y alguna que otra decepción.

Portería

Carlos Abad. Seguridad. El portero formado en las categorías inferiores del Real Madrid está siendo un seguro para el equipo blanquiazul. Con su envergadura y su altura es capaz de atrapar todos los balones aéreos que cuelga el equipo rival. Ha encajado sólo un gol en los cuatro partidos que llevamos disputados, es el portero menos goleado de la categoría.

Lucho González. Inédito. Aún no ha disputado ningún partido.

Defensa

Eneko Bóveda. Multiusos. El jugador vasco ha vuelto a ser el multiusos favorito de Fernando Vázquez, ha jugado tanto de lateral derecho como de izquierdo y algunos minutos de central. Ha sido titular indiscutible hasta su lesión, veremos cuando vuelve y dónde.

Borja Granero. Correcto. El central procedente del Extremadura ha mostrado ser el compañero ideal de Mujaid para la zaga deportivista. Rápido y contundente en el corte, buen juego aéreo y sin complicaciones a la hora de sacar el balón. Es el titular a pesar de su pequeña lesión.

Héctor. Sorpresa. Comenzó la temporada lesionado dando la titularidad a Salva Ruiz, pero tras su vuelta ha aprovechado las molestias de su compañero para hacerse un hueco en el once titular a base de golazos y de grandes actuaciones.

Mujaid. Imperial. El joven canterano ha demostrado en estos cuatro partidos que esta categoría le queda pequeña y va sobrado. Lo hace todo perfecto y da mucha seguridad al equipo en la retaguardia. Sólo pequeños fallos de novato pueden ensuciar su currículum.

Salva Ruiz. Lastrado. Las lesiones y las molestias continuas desde su llegada a A Coruña, han impedido que el valenciano muestre todo su potencial. Empezó la temporada como titular y dando una asistencia en el primer partido, pero otra lesión en la pierna izquierda le obligó a separarse del grupo. Con el nivel actual de Héctor tiene complicado su vuelta al once titular.

Derik. Infortunado. Solo ha disputado cincuenta minutos, todos ellos han sido en sustitución de algún lesionado y cuando empezó el partido como titular, duró veinte minutos en el terreno de juego. Sigue lesionado y a la espera de volver a entrenarse con sus compañeros.

Valín. Oportunista. Entró por un lesionado Salva Ruiz en el segundo partido de la temporada y ha aprovechado esa oportunidad para convencer a Fernando Vázquez con sus grandes actuaciones y sus incisivas llegadas al área. El joven canterano parece indiscutible, veremos con la vuelta de Bóveda que sucede.

Centrocampistas

Álex Bergantiños en el encuentro disputado contra el Coruxo FC. Fuente: riazor.org
Álex Bergantiños en el encuentro disputado contra el Coruxo FC. Fuente: riazor.org

Álex Bergantiños. Capitán. El canterano coruñés representa lo que es el deportivismo fuera y dentro del terreno de juego. Juega por y para el equipo, lo ha hecho en Primera, en Segunda y lo sigue haciendo este año en Segunda B. Con las numerosas bajas en defensa, ha actuado de central en los dos últimos encuentros y ha cumplido a la perfección.

Borges. Desubicado. El jugador costarricense vino como gran ilusión y buque insignia de este nuevo proyecto para ascender, pero la realidad es que al tico le falta ritmo y parece que no encuentra su lugar dentro del campo. Se le ve más cómodo con un doble pivote, pero Fernando lo quiere un poco más arriba para explotar su llegada de segunda línea.

Uche. Todoterreno. El nigeriano sólo ha podido disputar un único partido entero debido a unas molestias que arrastraba desde su llegada. Un jugador que, como Muajid, va sobrado para la categoría. Le sobra calidad y le falta recuperar su tono físico para dominar el centro del campo en cada partido.

Nacho González. Chispazos. El jugador uruguayo ha sido titular en todos los partidos, pero salvo jugadas aisladas no ha tenido una participación continuada en el juego del equipo. Puede ser que le falte adaptación y tiempo para asimilar los conceptos de Fernando Vázquez.

Gandoy. Valiente. El joven canterano coruñés ha salido siempre desde el banquillo, pero cuando juega le da otra velocidad al juego del equipo. Siempre se ofrece y pide el balón, no se esconde, juega para delante y siempre toma la decisión correcta. Con los problemas en la zona de creación del conjunto blanquiazul, está para ser titular.

Delanteros

Lara. Cohibido. Está llamado a ser uno de los jugadores importantes del equipo, pero al sevillano le cuesta aparecer en los partidos. Crea mucho peligro cuando se encuentra cerca del área, pero cuando toca recorrer muchos metros para llegar a la portería rival, le cuesta. Debe coger confianza y soltarse para demostrar todo su potencial.

Keko. Determinante. El jugador más peligroso del ataque deportivista. El único que parece desbordar por banda, llegar a línea de fondo y poner un centro. Muchas veces peca de individualismo y de querer hacer todo él. Será uno de los hombres clave de la temporada.

Keko poniendo un centro en línea de fondo el pasado fin de semana. Fuente: riazor.org
Keko poniendo un centro en línea de fondo el pasado fin de semana. Fuente: riazor.org

Beauvue. Desaparecido. Puede ser la decepción de lo que llevamos de temporada. A pesar de llevar un gol anotado, el jugador de Guadalupe aporta muy poco al ataque y no tiene incidencia en el juego del equipo. Fernando Vázquez sigue confiando en él y él tiene capacidad de sobra para darle la vuelta a esta situación.

Miku. Ausente. Entra desde el banquillo para dar descanso a Beauvue y para aportar aire fresco al ataque coruñés, pero aún le falta un par de partidos más para coger el ritmo necesario para esta categoría.

Borja Galán. Revulsivo. Su entrada desde el banquillo siempre es positiva para el equipo, cuando ingresa en el terreno de juego en los minutos finales siempre genera ocasiones con su verticalidad, profundidad y regate.

Rui Costa. Inédito. Ha disputado sólo siete minutos contra el SD Compostela y su aportación fue nula.

Adri Castro. Esperanza. Aún no ha disputado ningún partido, pero la afición deportivista se espere que entre poco a poco en el equipo y empiece a tener minutos.

Diego Rolan. La espera infinita. El delantero uruguayo vuelve al equipo después de ser fichado hace tres años y no debutar todavía. Ya está en A Coruña y se espera que sea importante, por calidad y por capacidad.

VAVEL Logo