Las luces y las sombras de Víctor Sánchez del Amo en el Deportivo
Víctor en los vestuarios después de salir de un encuentro en Riazor. Imagen: RC Deportivo

Víctor Sánchez del Amo, procedente del Real Madrid, llega como jugador blanquiazul en el año 1999 y se queda durante las siete siguientes temporadas. En el conjunto blanquiazul logra grandes hitos tales como la consecución de una Liga, una Copa del Rey y dos Supercopas. Igualmente, marcó tres goles en Balaídos en el histórico 0-5 frente al eterno rival. Estos hechos son algunos de los motivos por lo que la afición blanquiazul recordaba con alta estima al profesional del fútbol.

Años más tarde de su retirada y de alzarse con el título de entrenador, Víctor Sánchez decidiría volver a la que fuera su casa para hacer frente al difícil reto de mantener al Deportivo en la máxima categoría a falta de pocas jornadas después de la destitución de su tocayo Víctor Fernández.

Una vez conseguidas dos salvaciones y tras una polémica recta final en el club herculino, el técnico es destituido para contratar, una semana después, al entrenador vasco Gaizka Garitano, ex del Eibar. Una vez transcurridas unas semanas y llegada la tempestad, hacemos un repaso sobre su recorrido como técnico del Dépor destacando sus buenos y sus malos momentos junto con aspectos a destacar:  

BUENOS MOMENTOS Y ASPECTOS POSITIVOS

Salvación en el Camp Nou

Después de ser destituido Víctor Fernández como entrenador del Deportivo, Víctor Sánchez del Amo aterriza en A Coruña el 9 de abril del pasado año como nuevo técnico del conjunto blanquiazul. La situación en la que llegaba era difícil ya que sólo faltaban ocho jornadas para que finalizara la temporada liguera y los números no daban lugar al optimismo de cara a la salvación.

El técnico madrileño, después de unos primeros partidos en los que fue sumando puntos de forma discreta (1V, 4E y 2D), llegaría con un Dépor que dependía de sí mismo para salvarse en la última jornada necesitando únicamente puntuar, pero en casa de un durísimo rival: el FC Barcelona, ya campeón del alirón. A pesar de ello, los de Sánchez del Amo consiguieron remontar el dos a cero y empatar el partido con un gol de Lucas Pérez y otro de Salomao. El Deportivo certificaba así su permanencia un año más en Primera División de la mano del técnico.

Primera vuelta ilusionante

Una vez mantiene la categoría del equipo in extremis, Víctor continúa como técnico blanquiazul en la temporada 2015/16. El entrenador, en esta ocasión, pudo comenzar la campaña desde la pretemporada veraniega siendo partícipe del proyecto desde el primer día de su diseño.

Inicia la temporada leyendo a la perfección la mayoría de los partidos de la primera vuelta a pesar de su escasa experiencia como entrenador. El equipo pierde únicamente cinco de los primeros veinticinco encuentros, por lo que acaba la primera vuelta entre los diez primeros equipos en la tabla de clasificación. Además, consiguió buenos resultados ante grandes rivales como los empates frente al FC Barcelona, Atlético de Madrid y Sevilla y la victoria en el derbi gallego por dos goles a cero en Riazor contra el Celta de Vigo. Víctor parecía haber devuelto la ilusión y hacer soñar a la afición blanquiazul, la cual estaba acostumbrada a sufrir con el equipo en las anteriores temporadas.

Gracias a sus buenas cifras, el técnico es escogido por La Liga como mejor entrenador de la primera vuelta y lo incluye dentro de los cinco protagonistas de este período junto con los jugadores Doménech (portero), Godín (defensa), Denís Suárez (centrocampista) y Neymar (delantero).

Nueva salvación frente al Villarreal

Lo vuelve a hacer una vez más: Víctor salva al Dépor del descenso. Esta vez le “sobró” una jornada para certificar la salvación del conjunto coruñés y mantenerlo en Primera División un año más. El técnico, a pesar de una mala dinámica de puntuación en la segunda vuelta, consigue en el campo del Villarreal la salvación con un cero a dos que hace enloquecer a la afición del Dépor. Además, la salvación en el Madrigal era de vital importancia debido a que el equipo al que tocaba hacerle frente en la última jornada era el Real Madrid, por lo que presuponía difícil arañar algún punto del encuentro al estar luchando el conjunto madrileño por alzarse campeón de Liga.

Instantánea subida por el club celebrando la permanencia en Primera División. Imagen: RC Deportivo
Instantánea subida por el club celebrando la permanencia en Primera División. Imagen: RC Deportivo

Compromiso con el proyecto

El técnico madrileño llegaba al Deportivo habiendo formado parte del cuerpo técnico de Michel González como segundo entrenador en el Getafe, Sevilla y el Olympiacos griego. De esta manera, Víctor, con su escasa experiencia como primer entrenador, llegó al Dépor con la difícil misión de salvar el equipo del descenso a falta de ocho jornadas para finalizar la temporada. A pesar de ello, el técnico se echó al equipo a la espalda y consiguió la salvación dos veces consecutivas.

Al año siguiente, al ser partícipe del proyecto desde el principio, fue capaz de demostrar su compromiso a la directiva. Tal es así, que Tino Fernández decidió renovar el contrato por un año más al entrenador tras los indiscutibles buenos números cosechados en la primera vuelta de su segunda temporada como técnico blanquiazul. Las negociaciones fueron rápidas debido a que Víctor se sentía cómodo con su familia en la ciudad herculina y comprometido como entrenador del Deportivo para mantenerlo muchos años más en la primer categoría de la competición liguera. El compromiso del técnico era tal que,ícAmo,  días   antes de su destitución, Víctor afirmaba que no quería irse y que sentía que no eran sus últimos momentos en el Deportivo.

Conexión con gran parte de la afición

Víctor Sánchez del Amo, quien fuera jugador blanquiazul durante siete temporadas, volvía a la que fuera su casa. El técnico, quien ya era querido por la afición blanquiazul por sus logros como jugador, ahora lo sería mucho más debido a la gran labor como entrenador con el conjunto: alzarse con la salvación en dos ocasiones.

Víctor en su despedida a través de las redes sociales: "Triste día (...) pensar en vosotros me reconforta, graciñas polo voso apoio. Mis mejores deseos para #oNosoDépor os llevo en mi corazón"

Igualmente, Víctor siempre ha agradecido el apoyo de los seguidores herculinos tanto en las ruedas de prensa como en entrevistas y redes sociales. El técnico siempre defendió que su labor era la de hacer que el equipo ganase para dárselo a una afición que lo merece, que siempre está ahí y que nunca se le darán las gracias las suficientes veces por su apoyo incondicional. Tanto a lo largo de su trayectoria en el club como el día que se hizo oficial su destitución, los agradecimientos fueron devueltos al madrileño a través de las redes sociales por parte de los seguidores del equipo y del propio Víctor haciéndose evidente la existencia de muchos aficionados que no querían la marcha del entrenador.

MALOS MOMENTOS Y ASPECTOS NEGATIVOS

Trayectoria descendente y récord absoluto de empates en La Liga

Después de una muy buena primera vuelta, la dinámica tanto del grupo como de Víctor comienza a caer en picado. A pesar de conseguir la salvación a falta de una jornada, el técnico madrileño se alzó únicamente con dos victorias en los últimos veinte encuentros. Esto es así debido a que el equipo no conseguiría sumar tres puntos en el año 2016 en un sólo encuentro hasta finales del mes de marzo en la jornada 30.

De esta manera, con su trayectoria de más a menos, Víctor y el Deportivo pasan a la historia de La Liga como el técnico y el equipo, respectivamente, con récord absoluto de empates en una misma temporada de la Liga BBVA. El equipo del madrileño llegaría a empatar hasta en dieciocho ocasiones, las cuales se certificaron en el campo de Ipurúa del SD Eibar con un resultado de 1-1.

Histórica derrota en Riazor frente al Barcelona con resultado de 0-8

El miércoles día 20 de abril de este presente año el Deportivo recibía en casa al FC Barcelona, quien llevaba sin ganar sus últimos cuatro encuentros ligueros. Este hecho hacía que el Real Madrid, poco a poco, fuese reduciendo su diferencia de puntos para alzarse con el título de Liga y arrebatarle al equipo catalán la primera posición. Así, parece que llegaron a Riazor para acabar de golpe con todos los fantasmas, ya que el conjunto herculino recibió ocho goles en contra mientras que, por su parte, el FC Barcelona dejó su portería a cero.

Víctor, con esta derrota, sería el entrenador en experimentar la mayor derrota del Deportivo en el estadio coruñés en toda su historia. A pesar de irse con un 0-2 al descanso, parece que el técnico no supo leer correctamente el partido en la segunda parte, ya que los barceloneses marcaron, únicamente en la segunda mitad, un total de seis goles en la portería de Manu Fernández. Igualmente, los cambios efectuados por el entrenador, un poco tardíos, no fueron el mejor revulsivo para la alarmante situación que el conjunto blanquiazul estaba viviendo en el campo.

  • Lucas Pérez, Riera y Borges cabizbajos ante el mal resultado ante el FC Barcelona. Imagen: RC Deportivo
    Lucas Pérez, Riera y Borges cabizbajos ante el mal resultado ante el FC Barcelona. Imagen: RC Deportivo
  • Poca apuesta por la cantera

Pocas han sido las ocasiones en las que Víctor Sánchez ha convocado a jóvenes del Fabril para disputar algún encuentro con el primer equipo en la competición de Liga. Así, únicamente han sido convocados David Gómez,  Ramón, Pinchi y Róber, siendo este último el que más veces ha sido convocado por el técnico. Además, el capitán fabrilista se lesionó en su debut con el Dépor en liga frente al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón, encuentro que le haría ausentarse de los terrenos de juego durante un mes. Durante este mes, además de en otras jornadas por decisiones del técnico, la presencia de jugadores del Dépor B en la convocatoria del conjunto blanquiazul era inexistente. Igualmente, aun siendo convocados, contadas han sido las ocasiones en las que los fabrilistas han pisado el verde con el primer equipo en liga.

Falta de autocrítica

Una vez comienzan los problemas en los resultados del Dépor, muchas son las veces en las que Víctor sale a rueda de prensa y desvía la atención para no hacer frente a un resultado adverso. Ejemplo de ello, son las declaraciones dadas en San Mamés después de un doloroso cuatro a uno en contra donde dijo una banalidad tal como la de afirmar que fue la lluvia la que condicionó el juego del equipo en el primer tiempo, frase que no gustó a la afición blanquiazul. Esta exigía que se hiciera frente a los problemas y se solventaran lo antes posible para conseguir la ansiada victoria que tardaba en llegar.

En su mala dinámica de puntuación, hubiera sido de esperar que el entrenador madrileño hubiera sido quien de exponer los propios fallos y no achacar sus derrotas a cuestiones que hacen apartar la atención a lo que verdaderamente fallaba. Bien es verdad que, una vez que la situación se hacía insostenible, afirmó ser el responsable de los malos resultados, pero se presupone que si la autocrítica fuera llevada a cabo desde el principio, los problemas se hubieran atajado con anterioridad.

  • Problemas en el vestuario

El técnico tuvo numerosos problemas con un sector del vestuario, hecho que haría contagiar a la totalidad de la plantilla un mal ambiente que se reflejó en los resultados de la primera vuelta. Así, los nombres propios con los que Víctor tuvo los problemas más importantes fueron Luisinho y Alberto Lopo. Las disputas con el primero, las de mayor repercusión, comenzarían después de una discusión del luso con Alejandro Arribas, cuando afirmó que hubo un trato discriminatorio hacia su persona por parte del técnico y quedar impune el jugador del centro de la zaga. Con el tiempo, las riñas entre entrenador y jugador irían aumentando hasta llegar a un final de temporada donde la situación era insostenible.

Una vez salvado el equipo, el representante de Luisinho salió en defensa del luso a través de un ataque directo hacia el entrenador, acusándolo de querer hundir la carrera de su representado sin motivo alguno. Posteriormente, Víctor saldría a dar una rueda de prensa defendiéndose y desmintiendo tales declaraciones. Comienza así una batalla interna  dentro del vestuario y un cruce de acusaciones que no harían más que perjudicar y dividir al equipo blanquiazul, hecho que parece que Víctor no supo controlar de manera eficaz. Este semeja ser el principal motivo por el que el técnico madrileño fue destituido por la directiva hace escasas semanas. 

VAVEL Logo