El Cádiz, un hueso recién ascendido
Los jugadores del Cádiz CF celebran un tanto en el Di Stéfano | Foto: Cádiz CF

Vuelve el juego liguero para los equipos españoles y las distintas plantillas ya se preparan para los duelos de esta nueva jornada. En este caso, la Real Sociedad, líder provisional de la clasificación, visitará la tacita de plata, sin Robin Le Normand (expulsado), para enfrentarse a un escollo que se le atragantan los tres puntos en su propio estadio. 

Los guipuzcoanos llegan como un tiro tras esa victoria en la última visita ante otro de los equipos andaluces inmersos en la máxima categoría, el Granada CF, y valió para seguir siendo líderes. El conjunto amarillo, por su parte, viene de sumar su primera derrota lejos de su ciudad, con un repaso del Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano (4-0). 

El objetivo prioritario de los txuriurdines sigue siendo sumar de tres ante un equipo inferior y continuar viendo a los demás rivales desde lo más alto de la tabla. De cosechar la victoria, no tendrán problemas para volver a estar una semana más primeros y con algo de fortuna, distanciarse aún más de los perseguidores. 

  • Un estilo propio

Si hay algo por lo que se caracteriza este equipo es por la identidad reconocible de su cuerpo técnico y sus jugadores, un trabajo constante en muchos años que ha devuelto a la afición la alegría de tener a su equipo en primera división. Más allá de su posición actual en la tabla (6º), el objetivo es permanecer un año más en la máxima competición profesional.

El esquema habitual es de 1-4-2-3-1, convertido en 1-4-4-2 en tareas defensivas. Ledesma, uno de los metas revelaciones de la Liga, ocupará la portería, mientras que la zaga defensiva la forman Espino, Fali, Cala y Akapo. En la medular puede apostar por la pareja de pivotes Johnsson y José Mari o Augusto, mientras que las bandas las ocupan Salvi y Alex Fernández. Para el gol, tanto Pombo como Malbasic pueden acompañar al gran Álvaro Negredo.

Presión tras pérdida constante, mucha velocidad en transiciones o llevar el juego a su terreno son algunas de las claves de este nuevo escollo al que tendrá que superar la Real de Imanol Alguacil en la jornada dominical. 

Para este encuentro hay una baja confirmada, la del ‘Choco’ Lozano, tras dar positivo por coronavirus. Además, en la sesión vespertina del miércoles, no saltaron al césped ni Negredo, ni Cala ni Augusto, lo que serán duda hasta última hora. 

  • El mejor visitante y el penúltimo peor como local

Quizá uno de los factores positivos de cara a este nuevo choque para los de Alguacil es que juegan a domicilio en casa del penúltimo peor equipo, por delante del conjunto armero. En los primeros cuatro encuentros en el histórico Ramón de Carranza, protagonista por cierto debido al nombre en los últimos meses, los de Cervera han sumado dos derrotas (Sevilla y Osasuna) y dos empates (Granada y Villareal). Las sensaciones son agridulces cuando el equipo gaditano se viste para jugar en casa o lejos de su estadio. 

Es así que el cuadro andaluz, recién ascendido a la categoría de oro, hasta la fecha puede presumir de ser el mejor equipo visitante de la competición por delante de todos los cocos. Si el Cádiz jugara de la misma manera en casa, otro gallo cantaría. Y eso que van sextos, metidos en puestos europeos. 

  • Cervera, sancionado

Antes de este litigio entre gaditanos y donostiarras ya hay un damnificado que se perderá el encuentro desde su propio banquillo. Y es que no poder contar con tu entrenador, la figura que te puede dar esa confianza sobre el terreno de juego, siempre es favorable para el rival. En el día de ayer se conoció la sanción de cuatro partidos para el técnico del Cádiz, Álvaro Cervera, después de hablar sobre la mala actuación de los árbitros en el empate de la quinta jornada contra el Granada. Una sanción que ha dado mucho que hablar en las últimas horas. 

VAVEL Logo