Los errores en defensa condenan al Athletic ante el Valencia
Carlos Soler y Vesga en una disputa durante la primera parte / Foto : Athletic Club

El Athletic Club y el Valencia llegaban a la jornada trece con las mismas sensaciones negativas de los últimos partidos. Inmersos en un tobogán de emociones durante esta temporada tan rara y tan atípica. Tras el empate en el marcador, los dos equipos han acabado con catorce puntos y en la mitad de la tabla a la espera de que finalice la decimotercera jornada.

El Athletic ha entrado frío y conservador al partido de Mestalla. Tras el paso de los minutos, el equipo rojiblanco ha entrado en calor y ha empezado a gozar de ocasiones de gol. El dominio rojiblanco durante la primera media hora ha sido notorio. Pero el dichoso fútbol es caprichoso y en un lance del juego, Dani García le hace penalti a Maxi Gómez al querer despejar un balón dentro del área. Carlos Soler ha abierto la lata para el equipo ché. Tras el gol valencianista y hasta el final de la primera parte, el Valencia ha sido claro dominador del encuentro.

En la segunda parte del encuentro, el Athletic ha salido enchufado al césped y poco a poco ha ido embotellando al Valencia. El conjunto ché se ha visto en la obligación de dar un paso atrás y defender su propia área. Cerca del minuto sesenta, en una jugada por la banda izquierda, Alex Berenguer sirve un balón a Yuri, para que el lateral izquierdo ponga un centro raso y tenso al primer poste. Gracias a esa magnífica asistencia Asier Villalibre ha podido anotar y poner el empate en el marcador.

Los minutos pasaban, y el encuentro había entrado en una tónica muy distinta. Mucho balón largo, muchas segundas jugadas, ambos equipos han querido minimizar los errores y maximizar las pocas ocasiones de gol que tenían. Tras una magnífica jugada individual de Iker Muniain por la banda derecha, se ha adentrado al área y le han hecho un claro penalti. Raul García ha puesto el uno a dos en el marcador.

Cuando parecía que el partido estaba sentenciado y la victoria iba a caer para el club rojiblanco, el que nunca falla ha fallado. Unai Simón se ha confiado en un centro lateral de Carlos Soler y al no tocar la pelota, Manu Vallejo ha aprovechado el error del guardameta vasco para igualar el partido.

El marcador reflejaba el empate a pocos minutos de dar por concluido el primer partido del sábado. El gol encajado por los rojiblancos ha supuesto un golpe moral enorme. El Athletic tenía muy cerca una victoria muy importante para respirar y mirar hacia los puesto cercanos a la Europa League. El Valencia, en cambio, al ver que el Athletic se ha echado hacia atrás y que han sufrido un varapalo enorme, ha decidido dar un paso hacia delante pero sin poner en peligro todo lo construido a lo largo del encuentro. Se han acercado tímidamente a la portería de Unai Simón.

Los últimos minutos del encuentro han sido una ruleta rusa, el partido podía haber caído a favor de cualquiera de los dos. Muchas jugadas que venían y se iban, muchas faltas para cortar jugadas que no terminan como deseaban los dos equipos.

Gaizka Garitano al ver que el equipo se derrumbaba emocionalmente y que peligraba su puesto al frente del equipo bilbaíno, se ha visto en la obligación y ha cambiado a Muniain dando entrada a Unai Núnez. Tras el ingreso del central rojiblanco, el club vizcaíno se ha mantenido sólido en defensa y todo peligro que se acercaba a la portería del guardameta del Athletic era despejado con total seguridad. El partido ha acabado a dos para desgracia de ambos conjuntos que han salido con hambre de victoria al terreno de juego.

VAVEL Logo