Previa FC Barcelona-Sevilla FC: confianza en la remontada
Los jugadores del Fútbol Club Barcelona celebrando uno de los goles marcados en la presente temporada | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

El pasado sábado, el Ramón Sánchez-Pizjuán abrió sus puertas para acoger el prolegómeno final de la vuelta de las semifinales de la presente edición de la Copa del Rey y dar paso a una lucha incesante por conseguir el billete que decidirá qué equipo se convertirá en el primer finalista y, por lo tanto, tendrá que esperar a conocer al rival ante el que se jugará uno de los títulos más ansiados de la temporada. En el marco de la competición doméstica, azulgranas e hispalenses ya palparon en el ambiente la tensión denotada por el choque que se vivirá este miércoles, a partir de las 21:00 horas, sobre el césped del Camp Nou y que, sin duda, se postula como decisivo en el devenir de un Fútbol Club Barcelona que, pese a que parece haber remontado el vuelo en Liga, sigue "tocado" por el batacazo sufrido en territorio europeo e inmerso en un año que pinta más de transición que de otra cosa.

A estas alturas y, antes de un duelo de alto voltaje como el que se vivirá en la Ciudad Condal dentro del contexto de la competición del KO, nadie puede negar que el equipo de Ronald Koeman se aferra con fuerza a de quien llevan dependiendo en las últimas temporadas por su gran capacidad de resolución. Leo Messi guía a los azulgranas en sus opciones de éxito y las opciones de éxito pasan por el capitán y delantero argentino que, ahora Pichichi, lleva anotando en los últimos siete partidos de Liga de forma ininterrumpida, siendo un factor ventajoso que mantiene a flote la esperanza culé de cara a poder remontar el resultado que consiguieron en el partido de ida. Con él y una moral más reforzada tras el último triunfo sumado en la competición doméstica, el Fútbol Club Barcelona confía en una hazaña que no se ve del todo imposible: el 0-2 es superable.

Lo que sí se puede ver en el escaparate del equipo culé es que Ronald Koeman parece haber difundido un mensaje de optimismo y, con un cambio de sistema mediante, ha instaurado la ambición que tanto se echaba de menos en una plantilla recuperada de ánimo y que sigue viéndose viva en la Copa del Rey y en Liga. Tras el doloroso resultado obtenido ante el Paris Saint-Germain en la ida de los octavos de final de la UEFA Champions League, el discurso del holandés ha calado tan hondo que nadie contempla tirar la toalla a estas alturas de la temporada y eso, teniendo en cuenta que nada está decidido, es un aspecto positivo a contemplar.

Tras lo visto el pasado sábado, cuando Ousmane Dembélé y compañía se lucieron ante los de Julen Lopetegui en la jornada 25, nadie duda a la hora de asegurar que el equipo necesitaba creer en sus posibilidades y que todavía tiene opciones de remontar el vuelo. Y es que, a veces, las palabras pueden ser vacías, pero, cuando van acompañadas de hechos, ganan poso.

¿El cambio de sistema, clave?

En la última jornada liguera, Ronald Koeman puso en jaque mate a Julen Lopetegui. Lo hizo con una buena estrategia que hace pensar en que eso podría volver a ocurrir. En territorio hispalense, los azulgranas encararon como un gran reto el duelo ante los nervionenses. Lo hicieron estrenando sistema táctico con tres centrales, dos carrileros abiertos, tres centrocampistas y dos delanteros. Otro aire que renovó la imagen de un equipo que logró desconcertar al que, por ahora, se postula como favorito en la eliminatoria de Copa. Pero todo podría pegar un giro de 360º. Al fin y al cabo, los cambios fueron significativos y los "pesos pesados" agradecieron esa savia nueva que dotó al equipo de la confianza que en jornadas anteriores había faltado. Ahora, este Fútbol Club Barcelona es una piña y, de seguro, el miércoles no será menos. Hay tiempo para remontar. En eso confía el técnico de Zaandam. Por ahora, nada puede considerarse misión imposible.

Un antecedente poco esclarecedor para el Sevilla

De cara al choque y a ver si el Fútbol Club Barcelona podrá ser capaz de remontar la eliminatoria, cabe mencionar que el peor antecedente para los de Julen Lopetegui data de la última visita que los nervionenses hicieron a los azulgranas. Fue en los cuartos de final de la competición del KO en la temporada 2018/19, cuando tras conseguir un 2-0 en el partido de ida, los andaluces, por aquel entonces dirigidos por Pablo Machín, cayeron derrotados con un 6-1 en el Camp Nou. En aquel partido, Ivan Rakitić, Leo Messi, Luis Suárez, Philippe Coutinho y Sergi Roberto eclipsaron y truncaron la ilusión del sevillismo.

El de este miércoles en la Ciudad Condal será el partido número 30 desde 1919 en el que azulgranas e hispalenses se verán las caras dentro del marco de la Copa del Rey, a sabiendas de que ambos equipos han disputado dos finales y que las dos se han resuelto con un desenlace amargo para los andaluces.

Bien es cierto que este Sevilla de Julen Lopetegui ha demostrado de sobra ser más competitivo y más regular que aquel equipo que dirigió Pablo Machín hasta mediados de marzo del 2019, tras protagonizar una mala racha en Liga y la eliminación en la UEFA Europa League a manos del Sportovní Klub Slavia Praha en el último minuto de la prórroga. Es por eso por lo que el 0-2 actual y el hecho de que el conjunto de Nervión haya marcado fuera casi siempre desde que el de Asteasu se convirtiera en técnico del primer equipo hacen pensar que el Sevilla puede mantenerse vivo en la eliminatoria y conseguir el pase a la gran final de La Cartuja.

Los encargados de dictar la sentencia definitiva

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ya ha dado a conocer a los que serán los encargados de dictar la sentencia definitiva en los partidos correspondientes a la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey. En el partido que enfrentará al Fútbol Club Barcelona de Ronald Koeman y al Sevilla Fútbol Club de Julen Lopetegui, el árbitro designado ha sido José María Sánchez Martínez, del Comité de Árbitros de Murcia.

El colegiado de Lorca le ha dirigido al conjunto hispalense un total de 13 partidos desde su llegada a la élite del arbitraje español y, hasta ahora, se han saldado con un balance de siete victorias, dos empates y cuatro derrotas. Precisamente, una de estas derrotas fue la dolorosa goleada por 6-1 que los entonces entrenados por Pablo Machín sufrieron en la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Fútbol Club Barcelona en la temporada 2018/19, en la que los azulgranas sí fueron capaces de remontar la derrota de la ida.

En cuanto al conjunto azulgrana, hay que destacar que, en esta temporada, le ha dirigido en dos ocasiones: ante el Granada en la Copa del Rey (3-5) y en LaLiga ante la Real Sociedad (2-1). El balance global con los ahora liderados por Ronald Koeman es de 22 partidos, con 17 victorias, dos empates y tres derrotas.

Además, Ricardo de Burgos Bengoetxea, del Comité de Árbitros del País Vasco, estará al frente del VAR.

Las declaraciones de la previa

Ronald Koeman: "Remontar sería una inyección de futuro"

"Tenemos que hacer un partido mejor que el del sábado, pero nada es imposible". Así empezaba su comparecencia Ronald Koeman desde la sala de prensa de la Ciutat Esportiva Joan Gamper. El técnico holandés, sabedor de la dificultad que supone el tener que remontar la eliminatoria ante el Sevilla de Julen Lopetegui, analizaba los puntos claves del partido que, este miércoles, acogerá el Camp Nou con motivo de la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey, en las que, por ahora, parte con ventaja el conjunto hispalense. "Necesitamos más efectividad de la que hemos demostrado. Además, será vital tener la portería a cero", recalcaba el de Zaandam, que también fue preguntado por los últimos acontecimientos que han marcado la actualidad de la entidad azulgrana, en los que el que fuera presidente, Josep Maria Bartomeu, quedaba detenido con motivo del 'Barçagate': "Todos los clubes pasan momentos difíciles. Es verdad que nos están pasando muchas cosas. El staff está trabajando muy bien y luchando para ganar cosas. Al final, lo que cuenta es el campo. Es el mejor sitio para hablar".

Además, el holandés hizo mención a su motivación de cara al tramo final de la temporada y a cómo se siente al frente del banquillo culé, alrededor del cual ronda cierta incertidumbre por la crisis institucional que se está viviendo y la crisis económica generada por el COVID-19 y a sabiendas de que, este domingo, se celebrarán las elecciones a la presidencia de la junta directiva. "Mi motivación es la misma que el primer día. Sabía que sería complicado por el COVID y más por todas las cosas que han pasado. Siempre hay momentos de todo. Si no quiero esto, me voy de vacaciones, pero sí quiero estar. Ese es mi trabajo. El del nuevo presidente es indicar el camino y con quién", aseguraba.

Julen Lopetegui: "Contra el Barça, hay que estar bien en todos los aspectos"

El técnico del conjunto hispalense comparecía de forma telemática ante los medios de comunicación en la mañana de este martes con motivo de la previa del partido que este miércoles enfrentará a su equipo frente al Fútbol Club Barcelona de Ronald Koeman, correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey. El preparador vasco dejaba claro que, de cara al partido "no hay una clave única, sino muchas" y que el choque será "un partido de una gran envergadura y exigencia" porque "te obliga a estar muy bien en todos los aspectos, defensivos y ofensivos".

 

VAVEL Logo