El CD Numancia no empieza con buen pie
Jordi Tur peleando la posesión del esférico. Foto: CD Numancia

El CD Numancia se enfrentaba en la primera jornada del grupo 3 de la 2º RFEF al RCD Espanyol B. Ambos equipos necesitaban ganar para coger moral para el resto de la temporada. El Numancia parte como favorito para ser líder de este grupo, mientras que el Espanyol, al ser un filial, busca ganar el mayor número de partidos posibles y colocarse en los puestos altos de la clasificación. Con los datos en la mano, este partido desde el principio prometía más de lo que al final se vio reflejado en el terreno de juego.

La primera ocasión del partido fue para el Numancia al minuto de empezar este, pero el centro de falta de Ballarín no encontró rematador. Momentos más tarde, el Espanyol B estuvo muy cerca de marcar tras un pase horrible en la salida del balón de Mateo, sin embargo, Isma Gil hizo una gran parada.

En el minuto 4 de encuentro, Pablo Muñoz mandó su disparo por encima de la portería en una situación clarísima de gol. El Numancia tenía la posesión y se gusta, y esto se pudo ver cuando Allyson dejó un detalle de calidad con un centro de rabona tras un gran recorte por banda.

Borja Vicent tuvo una gran intervención en el minuto 10 de partido para que el ariete periquito no mandase su disparo a portería. En el córner, un jugador local remató a puerta, pero Isma Gil blocó el esférico sin problema.

En los minutos siguientes el CD Numancia tenía la posesión, pero ninguno de los dos equipos creaba ocasiones claras de gol. En el minuto 21, al igual que pasa en el RCDE Stadium, todo el público empezó a aplaudir por el exjugador periquito Dani Jarque.

En cuanto se dejaron de escuchar los aplausos, Allyson probó suerte con un disparo muy lejano que rebotó en un defensor. Instantes después el Numancia recuperó arriba, pero el pase  de tacón del delantero brasileño no fue del todo bueno y despejó la defensa.

En el 33’ Rubén Sánchez estuvo a punto de poner el 1-0 en el marcador con un latigazo desde banda derecha que rozó el palo largo. El Espanyol B se acercaba cada vez más a portería e Isma Gil tuvo que estar muy atento para salvar un gol cantado de los locales en el minuto 36.

En el 38 de encuentro llegó la jugada más clara de la primera mitad. Centro desde la derecha de Oscar de Frutos y el ariete numantino con la cabeza mandó el esférico al larguero.

El partido llegó al descanso con tablas a cero, siendo el Numancia el que tuvo más presencia en el juego. Tras la salida del túnel de vestuarios el conjunto local realizó un cambio. Salió del campo Rubén Sánchez, que era el jugador que estaba teniendo más presencia en ataque, por Antoniu Roca.

La segunda parte empezó con el mismo guion que la primera. El Numancia mantenía la posesión de la pelota y el Espanyol B buscaba las contras. El Numancia a los cinco minutos de que el árbitro pitase el inicio, gracias a una salida de balón fantástica de Jaume Pol, consiguió armar una contra, pero los defensores locales estuvieron muy atentos y solventaron el peligro.

Allyson volvía a probar suerte desde lejos, pero el balón se perdía por la derecha de la portería defendida por Ángel Fortuño.

El primer y único tanto dele encuentro llegó en el 56’ de partido. El dorsal número 11 del filial periquito, Sevensson, batió con una gran vaselina al meta Isma Gil. La grada se volvió loca celebrando el gol, mientras que los jugadores numantinos no se podían creer lo que estaba pasando.

Los minutos pasaban y el Numancia no conseguía reponerse del duro golpe del gol. Abde en el minuto 66 de partido no introdujo el balón en la portería después de librarse con relativa facilidad de Óscar de Frutos. Diego Martínez veía como el partido no mejoraba y decidió dar entrada a tres jugadores de golpe.

En el 77’ de encuentro, Svensson se regateó a todos los defensas, y con su pierna derecha mandó el esférico por encima de la portería.

En los últimos minutos de partido ninguno de los dos equipos creaba ocasiones claras de gol. El conjunto dirigido por Diego Martínez probaba con balones en largo, mientras que el Espanyol B buscaba las contras. Al final el partido acabó 1-0 para el Espanyol B.

Los aficionados numantinos tenían las expectativas muy altas en este primer partido de liga debido a la buena pretemporada del equipo soriano, pero la realidad fue muy diferente. El juego del equipo fue muy plano y apenas crearon peligro, aunque todavía queda muchas jornadas y Diego Martínez puede revertir la situación.

VAVEL Logo