Un Bernabéu de récord
@realmadrid

Por fin se juega en el Bernabé. Han pasado 560 días desde que el balón rodara por el Santiago Bernabéu. Más de un año donde la capital, y el mundo entero han sido arrasados por una pandemia a la que poco a poco se le empieza a encontrar un final. Florentino Pérez, más listo que nadie, ha aprovechado para remodelar el estadio y crear un proyecto que se posiciona entre los mejores de toda Europa.

Contratiempos inesperados

No todo ha sido coser y cantar, sino que se lo digan a los cerca de 800 obreros que cada día han participado para hacer posible el debut en un tiempo menor del esperado. El primer inconveniente fue la propia pandemia, a la que el Madrid no fue indiferente y puso todos los medios al servicio del gobierno, que lo utilizó como almacén sanitario para depositar todos los elementos necesarios. El Covid estará presente en el debut, y no solo por las restricciones de aforo, pues antes del encuentro se rendirá un homenaje a los fallecidos, con Lorenzo Sanz como máximo representante.

Otro impedimento importante fue la gran nevada que sufrió la ciudad española en enero, más conocida popularmente como Filomena. La tormenta obligó a blindar el estadio y parar la obra durante un periodo de tiempo, debido al peso de la propia nieve.

Un mes sin parar

Como hemos comentado, han sido alrededor de 800 los obreros que han hecho posible que se pueda disputar la Jornada 4 de la Liga en el Bernabéu. Ochocientos obreros que han ido todos los días, organizando el trabajo y realizando diferentes trabajos para intentar sacar todo adelante.

Si esto ha sido lo habitual en este año y medio, más intenso se vuelto todo este último mes, con una fecha marcada a rojo en el calendario a la que se ha conseguido llegar con el estadio listo. En muchos momentos parecía que iba a ser imposible, pero finalmente se han conseguido habilitar los accesos para la entrada del público e instalar el césped, proveniente de una finca de Cáceres.

Los trabajadores que han hecho posible todo esto han recibido su recompensa por parte del club, que les invita a poder ver desde dentro el partido inaugural del estadio en el que llevan año y medio trabajando sin parar.

2023

El hecho de poder jugar partidos en el estadio se ha convertido en un arma de doble filo, pues aunque por una parte aumente la ilusión del aficionado, por otra hace retroceder y perder tiempo la conclusión final del estadio. La obra total, que se estima en un precio de 575 millones de euros, se espera que esté finalizada para enero de 2023, pero sin la presión de jugar, y con el impedimento de tener que parar una o dos veces a lo largo del mes, hacen que se pueda retrasar tan ansiada fecha.

Lo que está claro es que el partido contra el Celta mostrará la primera cara del nuevo Santiago Bernabéu, un proyecto muy ambicioso y del que tanto aficionados como extraños podrán disfrutar. Apreciaremos una pequeña parte de todo lo que aún está por hacer, y no quedará otro remedio que maravillarse ante la nueva joya que Florentino Pérez tiene preparada en la capital española.

VAVEL Logo